+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Polémica en el ´caso Ronny´

 

29/04/2004

El juicio de los tres acusados del asesinato de Ronny Tapias, en Barcelona, que eran menores de edad ha acabado con una sentencia dura: ocho años de internamiento, la pena máxima, y cuatro más de libertad vigilada. Esta vez la polémica que suele acompañar a la aplicación de la ley del menor no la ha provocado el carácter de las penas, sino el hecho de que, tras el fallo, los condenados saldrán en libertad. Hasta que no se resuelvan los recursos, la sentencia no es firme. Y, con la ley, no puede internarse cautelarmente a un menor más de seis meses, que ya han transcurrido. Estamos ante una laguna legal necesitada de solución. Medio año debe ser suficiente para instruir un caso, juzgarlo y resolver el recurso en la mayor parte de los sumarios de menores. El límite a la prisión provisional es un acicate para que no haya dilaciones, imperdonables cuando se decide el futuro de un adolescente. Pero seis meses puede ser poco tiempo en delitos más complejos. En estos casos, la reclusión cautelar debería prolongarse. Si no, cada vez que se investigue y juzgue un crimen grave se podría repetir una situación como la del caso Ronny. Y eso ni mejora la imagen de la justicia ni ampara los intereses del menor, que debería estar bajo tutela y tratamiento, y no en la calle.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla