+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tres en uno

Un señor de barbas (y las cuñas publicitarias)

 

El presidente de la Mesa de Edad, Agustín Javier Zamarrón, durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja celebrada este martes en el Congreso. - EFE / EMILIO NARANJO

Álvaro Sierra Álvaro Sierra
04/12/2019

La humildad de un señor, que nos devuelve la dignidad perdida con palabras de perdón por volver al punto de partida, abrió la legislatura de la subversión. El diputado Zamarrón, con una estética siempre prometedora, sacudió una bofetada a todos los culpables del desastre por configurar un parlamento en la segunda vuelta.

Un ejercicio de sinceridad -con cierto postín- que reconfortó pero no señaló: los culpables del desastre los tenía enfrente. Con un verso trenzado en la retórica de antaño, expresó lo que nadie todavía había dicho. Una disculpa pública en sede parlamentaria a todos los ciudadanos por el incumplimiento de formar gobierno en la pasada legislatura.

Después de eso, comenzó el sainete en el teatro de la soberanía popular para escenificar el incendio que viene. O que ya está aquí. El cabreo por el cabreo, el nacionalismo más irracional, el populismo extremo o la boina inquisidora de algunos. Un gallinero enquistado en un parlamento irresoluble.

Más de un tercio de los diputados defienden teorías radicales, independentistas o inconstitucionales. Una representación impropia, sin menosprecio de la voluntad popular, de lo que necesita el país. La configuración de un hemiciclo que perpetuará la bronca para rellenar ciento cuarenta caracteres en las redes sociales. O tienes más de 300 retuits o no eres un político que se precie.

Las cuñas publicitarias de cada diputado en su promesa o jura de la Constitución es la expresión más cañí del ombliguismo ideológico. Todo sea por un vídeo viral más que por respetar el decoro de una Cámara que trasciende a sus algaradas. Los unos por España, los otros por la libertad de los políticos independentistas en prisión, los del terruño por la España vacía o en el fondo norte por la eterna Galicia.

Un murmullo generalizado por las estrambóticas, ridículas e incluso insoportables fórmulas de acatamiento de la Constitución. La cosa no va de respetar la Ley de leyes, sino cómo imaginar su derrocamiento.

Para todo ello, solo cabe una respuesta. La normalidad institucional en el permanente combate desde la centralidad al excéntrico rupturismo. Sino tendremos un Parlamento que dibuje la realidad de una España a tortas, guerracivilista y cortoplacista.

Una suma de comportamientos que bien debiera estimular al futuro presidente del Gobierno de España en la búsqueda de la moderación en su propio gabinete.

 
 
3 Comentarios
03

Por el manchonero 20:56 - 04.12.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Don Pantuflo, sólo un pequeño detalle añadiría. Me gustaría ver en detalle la declaración de hacienda del grupo de patriotas con capote y mantilla. Yo respeto profundamente, así me lo enseño mi padre, la opinión de todos, pero huir de prejuicios y milagros resulta muy positivo para aquellos que nos hemos ganado la vida con una nómina.

02

Por albertovich 20:50 - 04.12.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Muy bueno, Don Pantuflo. En cuanto a la redacción, recomiendo que el autor relea su penúltimo párrafo. El patrioterismo barato ha podido con el susodicho.

01

Por Don Pantuflo 12:19 - 04.12.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Toda la razón del mudo tiene este señor gacetillero abominando fieramente de la “legislatura de la subversión” que es como muy bien denomina este avispado escribiente a toda esa caterva de catalanes, rojos y vascos, todos ellos representantes de la terrorífica conjura judeo-masónica y rojo-separatista, que invaden los escaños de las Cortes que deberían de estar reservados exclusivamente a los españoles, muy españoles y mucho españoles, y no a aquellos a los que nuestro sagaz juntaletras califica certeramente y con todo acierto de “nacionalismo más irracional, el populismo extremo o la boina inquisidora” que por supuesto deberían de estar prohibidos por la ley, ya que no son españoles, sino agentes de la antiespaña, tal como proponen con gran acierto perspicacia y aguda ponderación política nuestros amigos y compañeros los moderados patriotas de VOX. Gracias a Dios no ha funcionado el mal llamado “cordón sanitario” que pretendía imponer la dictadura progre contra la mesa del Congreso, pero todavía negros y amenazadores nubarrones se ciernen sobre nuestro incierto futuro, ya que por el momento todavía no hemos logrado hacer saltar por los aires la temible formación de un gobierno de comunistas y socialistas, a pesar de que toda la prensa del país, todos los comentaristas y tertulianos españoles y todos los políticos decentes (bueno, excepto Bono, vaya por Dios!) claman incansablemente pertinaz y perseverantemente, todos los días y a todas horas para, como muy bien dice nuestro admirado don Alvaro: “estimular al futuro presidente del Gobierno de España en la búsqueda de la moderación en su propio gabinete” es decir que se constituya un gobierno PP-PSOE-Ciudadanos presidido por algún tecnócrata de reconocido prestigio internacional, y muerto el perro se acabó la rabia.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla