+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tres en uno

La ‘sitcom’ de la izquierda

 

Álvaro Sierra Álvaro Sierra
22/02/2020

La lucha de clases no se alcanza sin likes. Esto es lo que predomina en la sitcom (situaciones cómicas) de la izquierda aderezada de ridiculismo. Las tartas de cumpleaños en despachos ministeriales, vídeos que parecen espots de Coca-Cola o reuniones muy cuquis con influencers que parecen filósofos.

La izquierda ejerce de un clasismo impropio de su supuesto ADN para actuar como la Iglesia más moralizadora. Todo tiene que pasar por el filtro de la izquierda para consentir lo que cada cual diga.

Carezco de la conciencia vital para poder ver con perspectiva lo que es la izquierda desde la irrupción de Podemos. Desde entonces, la izquierda se ha centrado más en los derechos de las naciones o en las políticas más sectarias que azuzan conciencias olvidando las peticiones de los más humildes.

La izquierda actual está centrada en una realidad inexistente que se alimenta del algoritmo de sus aduladores en las redes sociales para convencerse de que su visión debe ser la correcta.

Y sin embargo están embutidos en sandeces de identidades excluyentes o en mensajes antifranquistas cuando el dictador murió hace cuarenta años. Con todo ello no dejan de seguir animando a los nacionalistas más reaccionarios para darles cobijo en su alcoba.

La sitcom de la izquierda hace que algunos simulemos una sonrisa con sus ocurrencias. Cada vez están alimentando más la idea de que están en política para provocar otro ridículo que para transformar la realidad.

Ojalá veamos al podemista Rivarés encadenado a un árbol de la plaza Salamero si el Gobierno de Azcón decide modificar sus zonas ajardinadas. Tendremos nuestra caricatura local más ecologista de un concejal ejerciendo de la baronesa Thyssen.

O la máxima audiencia en la sitcom de la izquierda con la apuesta de Irene Montero por aspirar a youtuber del año. Como única privilegiada del feminismo es capaz de tener a su hija en su tarea profesional mientras usa a su séquito para relatar su día a día.

¿Qué diríamos de un ministro de otro partido que con las cifras más altas de violencia machista celebre su cumpleaños en su despacho con globos, purpurina y sonrisas? Pues eso. Pero la izquierda tiene la bula de que su acción política es el bien.

El vídeo que merece enseñarse es la del encuentro del ministro Ábalos con la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez. Pero eso es política de Estado. No genera audiencia en la sitcom de la izquierda.

   
6 Comentarios
06

Por vecino 19:16 - 22.02.2020

El contenido del artículo me ha hecho recordar un cartel que vi pegado en una pared de Barcelona. Rezaba así: "Triste no es amar sin ser amado, triste es defender el capitalismo siendo del proletariado"

05

Por vecino 19:14 - 22.02.2020

A mí sr Sierra, me gustaría que me explicaran, supongo que el reportaje de El País no lo hace, por qué aunque Vox obtuvo un 15,1% de votos en todo el estado español, hubo cc aa en las que apenas obtuvo votos o fueron escasos: Euskadi 2,43% (le recuerdo que Abascal es bilbaíno e inició su carrera política en Euskadi), Navarra 5,6%, Catalunya 6,3 %, Galiza 7,8% o por el contrario, Murcia 28%, Castilla-La Mancha 22%, Andalucía 20,4%, C Valenciana 18,8%, Madrid 18,4%, etc. ¿Por qué existen estas diferencias sr Sierra, diferencias sobre cuya explicación o análisis no he leído hasta ahora nada en ningún sitio?. ¿El Norte y el Sur?. Demasiado simple.

04

Por Robespierre One 11:26 - 22.02.2020

Iba a escribir sobre las contradicciones de bulto que comete el articulista y sobre el uso práctico de los partidos populistas ( VOX es el paradigma) de las nuevas tecnologías y escenarios mediáticos que por supuesto no se dirigen desde Cuba, con sus “fakes” sus chabacanos y simples comentarios para gente simple ( ese pedazo de líder democrático Trump es un experto en el manejo, no sé si gracias a sus asesores o por iluminación propia), pero profundizar en ello... considero que es una falta de respeto a mí mismo. No es la primera vez en la que manifiesto que intentar lavarle la cabeza a un burro que suele revolcarse por los suelos ...es perder tiempo, agua y jabón, además de mancharse la ropa propia. Con este pequeño comentario aprovecho para desear los buenos días a todo el mundo y en especial a mis perros, Maximiliano y Paco, a los que tengo en el Pirineo estos días, bastante bien acompañados y a los que estimo sobremanera si los comparo en ocasiones ( no siempre) con otros seres vivos.

03

Por Macrocien 10:52 - 22.02.2020

Otro periolistillo no (periodista) que ve la paja en el ojo ajeno y no viga en suyo.Va carrera leva.

02

Por Esloquehay 10:37 - 22.02.2020

La que le va a caer... Mira que cuestionar el supremacismo buenista en esta España de pensamiento (oficial) único. A este paso le veo fuera de El Periódico en una semana.

01

Por Don Minervo 8:45 - 22.02.2020

Un artículo sencillamente nauseabundo propio de un infame periodista que si esto es lo que tiene que decir de la izquierda debería pensarse seriamente cambiar de profesión. Periodismo de verdulería, otro que habla de sectarismos sin darse cuenta que lo suyo si que es verdadero sectarismo. Usted como Gascón, saben ustedes hablar de otra cosa que no sea atizar a la izquierda en todo sus artículos cada día que escriben o los han contratado exclusivamente para esto. Que cutre.