+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

La tribalización de Europa

 

Juan Bolea Juan Bolea
07/05/2019

Hace unos días les hablaba del último libro de Francis Fukuyama y hoy lo haré de otro ensayo, también muy reciente, recomendado por este ilustre politólogo: La tribalización de Europa, de Marlene Wind (Espasa). «Un análisis sin ambages del actual giro hacia el nacionalismo populista de miras estrechas, amén de una apasionada defensa de los valores liberales necesarios para sostener un futuro político democrático», en palabras del propio Fukuyama.

Marlene Wind, directora del Centro de Política Europea de la Universidad de Copenhague, ha publicado numerosos libros sobre derecho y política de la Unión Europea.

De un conocimiento profundo de sus instituciones procede su temor, asimismo muy hondo, de que lo que ella llama movimientos tribales esté socavando principios europeístas.

Para ilustrar ese riesgo se basa en algunos ejemplos muy recientes: la deriva catalana, el brexit o la balcanización centroeuropea.

Acerca del movimiento independentista catalán, que califica de tribal, Marlene Wind recuerda, para empezar, que en la configuración territorial y ámbitos comunitarios de la Unión Europea las regiones (Cataluña entre ellas) no han dejado nunca de tener una función marginal. Y sigue apoyándose en la estadística para deducir que los separatistas catalanes residen mayoritariamente en zonas rurales, siendo los unionistas más numerosos en Barcelona capital. «¿A la cual --se pregunta Wind-- permitirían esos mismos separatistas independizarse de una Cataluña independiente?»

La pregunta es pertinente y remite a las constantes manipulaciones sobre episodios históricos perpetradas por nacionalismos regresivos y excluyentes que buscan amañar en el pasado argumentos negados por el presente.

Y advierte la profesora Wind acerca del concepto de pueblo sobre el que fuerzas como el brexit, Orban o Trump, Junqueras o Puigdemont se apoyan demagógicamente para imponer políticas tribales, socavando la democracia representativa en aras de jefes de tribus.

La intelectualidad europea lo tiene muy claro.

   
3 Comentarios
03

Por Carlos V 19:55 - 07.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No creo que sea sobre episodios históricos la reacción "tribal" que argumenta el articulista. Sino más bien una respuesta a la artificial globalización que trae enfrentamiento de culturas antagónicas como la occidental y la islámica, aderezado por las leyes de "integración" por las cuales tienen prioridad de ayudas sociales los que traen la cultura retrógrada, la que permite a los maridos golpear a las mujeres o declarar la guerra santa a las demás culturas y religiones, esa respuesta identitaria de cultura social centenaria contra anticultura no debe confundirse con el artificial también nacionalismo catalán o vasco, algo muy reciente y fomentado potencialmente desde 1978 y que va en contra de la historia y la convivencia de un pueblo.

02

Por Raimon 10:29 - 07.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Juan, considero oportuno ese analisis de Marlene Wind en un Pais como el nuestro a merced de los wind´s, especialmente en la Tierra noble donde el cierzo nos lleva de lado, tambien en Cataluña, por lo que parece, deben de estar a merced de sus vientos y ventosidades como la acaecida en el homenaje a los republicanos muertos en el campo de exterminio nazi, que duda cabe que uno de nuestros tormentos es la meteorologia adversa, salud escritor.

01

Por Don Minervo 9:18 - 07.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Amigo Bolea que esos nacionalismos de lo que usted habla existen en ambas direcciones, el ultra nacionalismo españolazo también existe y es idéntico al resto de nacionalismos, sea de donde sean, todos son muy parecidos. Como le llamaría usted a tener el cuplé soy el novio de la muerte como himno de partido o de campaña.