+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

El túnel y la luz de Pablo Casado

 

Juan Bolea Juan Bolea
30/04/2019

De ntre las reacciones de los líderes registradas inmediatamente al término del cómputo electoral me llamó la atención la de Pablo Casado, candidato del Partido Popular. Quien, pese a haber recibido una paliza histórica salió a reconocerlo con impecable sonrisa y mirando al futuro, como si para él estuviera colmado de tareas y esperanzas. Felicitó a Pedro Sánchez y se deshizo en elogios hacia el PSOE, «un gran partido con relevante presencia histórica», limitando sus expectativas a liderar el centro derecha y a verlas venir. No dimitió, no admitió grandes errores, no rebló.

En los próximos días o semanas, Pablo Casado cederá protagonismo escénico a socialistas y podemistas, en su intento de formar gobierno. Porque Sánchez, lógicamente, explorará en primer lugar ese territorio, afín a su estrategia e ideología.

Pero esta vez el jefe de los morados, Pablo Iglesias, no va a limitarse a apoyarle con sus votos.

Le exigirá, y así lo ha adelantado, entrar en el Ejecutivo. ¿En calidad de qué? ¿Como vicepresidente, con varias carteras ministeriales? Probablemente. Esa tesis combinaría un Ejecutivo de izquierdas entre socialistas y podemistas, apoyado por otras fuerzas parlamentarias con las que les fuera susceptible entenderse bien puntualmente, bien en el marco de la legislatura.

Si esta operación, por las razones que sea, no prospera, a Sánchez no le quedaría más remedio que intentarlo con Albert Rivera. Pero Ciudadanos, según ha quedado claro en la campaña, no parece inclinado a aliarse con los socialistas. Y tampoco las bases del PSOE apoyan de partida esa alianza.

De fallarle a Sánchez primero Podemos y luego Ciudadanos, ¿quién le quedaría para apoyarse, a qué partido constitucionalista podría acudir para sentar unas mínimas bases de gobernabilidad? Solo le restaría, en tal caso, el Partido Popular.

De recurrir a esta baza, probablemente Pablo Casado estaría dispuesto a apoyar a Sánchez. No entrando a formar parte de su gobierno, por supuesto, pero sí en aras de la estabilidad y poner en valor su liderazgo del centro derecha.

Cosas más raras se han visto.

   
3 Comentarios
03

Por Proscrito 14:31 - 30.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿ Que se ha tomado señor Bolea esta mañana. . .? absolutamente demencial de pi a pa su artículo, me parto la caja. . .

02

Por Don Minervo 9:46 - 30.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El PP bastanre tiene con recomponer su agonizante partido y jubilar al semidios Aznar de una jodida vez, sus mentiras hundieron a Rajoy en su día en unas elecciones que tenía ganadas y ahora han hundido a un incapaz Casado en su papel de títere del semidios. El veleta de Rivera si tanto ama a España debería facilitar la investidura de Sánchez, permitir una correcta gobernabilidad y dedicarse a hacer oposición como tercera fuerza política, pero este es un veleta que necesita ser siempre el alma de la fiesta.

01

Por Don Minervo 9:24 - 30.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Bolea, seguro que no se equivoca usted en sus numerosas combinaciones, alguna se producirá. Iglesias no tiene la misma fuerza que tenía hace 4 años y no creo que vuelva a cometer el mismo error, no se puede ambicionar el oro y el moro siendo la cuarta fuerza política en votos y escaños y si no lo entiende volverá a equivocarse.