+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tres en uno

Turismo, camareros y corbatas

El turismo no necesariamente está reñido con la innovación en sectores estratégicos

 

Turismo, camareros y corbatas -

Turismo, camareros y corbatas -

Daniel Gascón Daniel Gascón
30/07/2020

Hace un par de años mi padre y yo asistimos a un acto literario donde había que acudir con corbata. Estábamos los dos como en una comedia viendo un YouTube para hacer el nudo: todavía no sé cómo nos dejaron entrar. Cuando nací mi padre trabajaba de camarero. Durante años iba a trabajar con corbata y no podía creer que se le hubiera olvidado. Los dos nos dedicamos a profesiones de cierta exposición pública, pero casi nunca tenemos que llevar corbata: en muchos trabajos de menor o mayor responsabilidad tendríamos que hacerlo. (También ahora ya no la lleva mucha gente que hace unas décadas lo habría hecho.)

Recordé la escena porque es habitual leer comentarios un tanto displicentes sobre España como país de turismo y camareros. Estos días ha vuelto a ocurrir, a raíz de la crisis para el turismo por culpa de la pandemia, y de sus consecuencias devastadoras sobre la economía española. Parte de la irritación es comprensible: muchos sectores sufren pero algunos tienen más eco (en parte por su peso: el turismo es en torno al 12% del PIB). También puede haber críticas razonables sobre la conveniencia de la diversificación o el efecto de determinados tipos de turismo en las ciudades o la saturación en algunas zonas.

El periodista especializado en Economía Nicolás Menéndez Sarriés criticaba la mezcla de desprecio y voluntarismo de otras críticas. Señalaba que es una suerte que haya gente que desea venir. Sería absurdo no aprovechar ventajas naturales como el clima y la situación geográfica, o construidas, como infraestructuras, una industria hostelera, seguridad, un patrimonio cultural. Sin contar, por supuesto, con que el turismo consume muchas otras cosas: a veces es sangría y a veces el Prado. No necesariamente está reñido con innovación en sectores estratégicos –también el turismo puede ser innovador, e implica generar energía e infraestructuras. Como dice Elena Alfaro , el impulso al teletrabajo podría facilitar que gente viniera a vivir y trabajar desde España. Además, tiene la ventaja de que sabemos que funciona, con sus problemas. Los cambios de orientación no siempre salen bien y con frecuencia en estas discusiones la alternativa es básicamente un deseo: como si se cerrasen chiringuitos de playa y empezaran a brotar centrales fotovoltaicas. Muchas veces quienes hablan de ese país de camareros son profesores de Ciencias Sociales o periodistas culturales, gente que está bastante alejada de la actividad productiva. A menudo el contacto más común de esos progresistas con alguien de clase obrera es precisamente el que tienen con un camarero. Es curioso que el clasismo les salga con ellos. 

 
 
8 Comentarios
08

Por Roger de Flor 8:35 - 31.07.2020

El Señor Gascón confunde el Periódico de Aragón con el "Amanecer"

07

Por albertovich 18:27 - 30.07.2020

Pues usted que nació siendo su padre camarero, y tiene que ver cómo se hace un nudo de corbata en youtube, parece ser que por ello puede hablar de la clase obrera y de este " país de camareros " más que nadie. No como esos de las ciencias sociales, progres de mierda que, lo más cerca que están de la clase obrera es cuando están en el bar. Algunos de las ciencias sociales, mientras estudiábamos, teníamos que trabajar de camareros. O, mejor dicho, de abrebotellines y portabandejas, que también había clases. Por ir un poco al meollo del asunto, algo que no hace ni por asomo el que nació siendo su padre camarero, habría que profundizar en lo que significa un país de camareros. No se trata de lo que hay, sino de lo que no hay. Por ejemplo, Francia recibe algunos millones más de visitantes que España, y sin embargo su peso del sector en el PIB es del 8 % ( frente al 12 , además con mucho más valor añadido por trabajador. Se trata pues, de lo que no hay. Se trata de la desindustrialización, y de la especialización de España en este sector, y de las corrupciones alrededor del mismo que ha habido en España en el franquismo y en lo que vino después: un país que se adaptó a todo lo que viniera de Europa y que su clase política, la franquista y su hija la constitucionalista, puso en el mapa a golpe de recalificación y comisión mientras aEuropa hacía la genuflexión. La moneda única y el mercado que crea especializa a los países, genera sinergias en los diversos sectores, y si tienes una clase extractiva como la madrileña-española pues sangras y vacías el pais. Total, ellos vendiendo el país a comisión, ya les va bien. Al país que le jodan. Eso sí el país es suyo, por ello llevan la bandera en la muñeca. Y no se preocupe que también diversificamos en granjas de tocinos. Algunos incluso tienen columnas y secciones en los medios. Ayer Don Álvaro o la fuerza del sino, y hoy el pullitas Gascón... qué hemos hecho para merecer esto.

06

Por José Z. 11:35 - 30.07.2020

¡No doy crédito! Entonces, un profesor de Ciencias Sociales o un periodista cultural, además de dar por supuesto que son "progres", ¡qué horror!, (según usted, yo no sé que le ve de malo a querer progresar en derechos) no ejercen una actividad productiva, un camarero sí, ¡hay que joderse! ¿Usted, escritor, sí que ejerce una actividad productiva? Estos artículos solo se entienden si los cobra por palabras, porque con escribir "progres y rojos malos, los míos buenos", ya tendría escrito el artículo. Penoso.

05

Por el manchonero 10:17 - 30.07.2020

Sr Sierra, una imagen de Benidorm vale más que mil palabras. Es este nuestro futuro, a mí me recuerda al pasado revestido de una modernidad de alpargata. Mafias campando a sus anchas por toda nuestra costa, haciendo chantaje a la más mínima.

04

Por Don Pantuflo 10:17 - 30.07.2020

No solo los camareros, tambien los toreros lucen la corbata en su trabajo. Es que usted no la lleve es un insulto a todos los lectores que le seguimos con admiracion y fidelidad canina

03

Por Don Pantuflo 9:42 - 30.07.2020

No solo los camareros, tambien los toreros lucen la corbata en el ejercicio de su profresión, si usted no la lleva esta insultando a los ingenuos lectores que le seguimos fielmente y con devoción

02

Por Jacobino 9:32 - 30.07.2020

El artículo es flojo pero interesante. Primero, porque la sombra del padre se hace verbo, y es de alabar que comparezca la omnipresente influencia. Segundo, porque abunda en la mención de otros autores, a modo de cameo, consolidando este espacio como una cadena de favores. Y tercero, porque, en contra de lo que se sostiene en buena parte de la pieza, estas líneas rezuman desdén por los camareros (ese tipo de desdén que practica quién pudo dejar de serlo).

01

Por Don Minervo 8:54 - 30.07.2020

El primer párrafo es de relleno ni tiene que ver con el tema ni aporta nada al artículo, usted, su señor padre y sus respectivas corbatas, muy interesante. Después vienen las citas de siempre, de otros profesionales que engordan y redondean sus artículos y para acabar que es lo mollar del artículos y donde quería usted llegar: que malvados son los progresistas, semejante ladrillo para decirnos lo de siempre. Había en tiempos una anuncio de una famosa cerveza que decía: siempre igual, siempre igual, Aguila siempre fresquita con su sabor tradicional, señor Gascón siempre igual.