+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Unamuno y los «españoles a palos»

 

Juan Bolea Juan Bolea
11/09/2019

El director de cine Alejandro Amenábar ha reparado en la figura de Miguel de Unamuno, que sigue ahí, en la línea medular de la filosofía y la literatura española, aunque pocos lo recuerden y menos aún lo lean. De hacerlo, comprobarían la vigencia de su pensamiento en numerosos aspectos de nuestra vida política y social.

Respecto a las crisis provocadas por los separatismos, les recomendaría leer hoy mismo, celebración de la Diada en Cataluña, uno de los ensayos de Unamuno, titulado La crisis actual del patriotismo español.

En sus páginas, escritas hace cien años, el pensador vasco, existencialista y católico, meditaba sobre las raíces de los movimientos divisionistas que a principios del siglo XX comenzaban a acuñarse en Cataluña y Vascongadas.

Aquel espíritu rebelde y separatista de catalanistas y bizkaitarras lo hacía derivar Unaumuno del carlismo decimonónico. No tanto de su esencia católica ultramontana (que también) como desde la oposición de los carlistas al modelo centralista de una España a la francesa que los liberales de Isabel II intentaban imponer desde su nueva burguesía y su revolución «desde arriba».

Aquellos vascos y catalanes que se sentían sojuzgados por Alfonso XIII y Primo de Rivera reaccionaban, según Unamuno, contra una España forjada por Castilla y su idioma (incluyendo Unamuno en su concepto de Castilla a andaluces y aragoneses), por su filosofía y costumbres. Una España castellanizada en la que se había impuesto una sola de sus taifas, y que seguía dispuesta a seguir haciendo españoles, aunque fuese «a palos». En su oposición llamaba Unamuno a levantarse a las otras taifas, a catalanes y vascos, para que, a su vez, barcelonizasen o bizkaitarrizasen a España, empapando con su identidad y riqueza la médula de Madrid y liberando nuevos flujos de riqueza. De su ensimismado, endogámico confinamiento debía salir en especial Cataluña, pueblo, que, según Unamuno, «se había vendido a Castilla por un arancel».

Tesis interesante, y coincidente con el concepto original de nuestro Estado autonómico, diseñado no como una fueza centrípeta, sino centrífuga (por usar términos unamunianos).

   
2 Comentarios
02

Por Robespierre One 10:58 - 11.09.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No recuerdo donde leí una teoría que me reconcilió con los "periféricos". Mas o menos venía a decir que no hay nada más español o mejor dicho hispano que las posturas separatistas de vascos y catalanes, ( imperios, unidades de destino en lo universal y otras mierdas patriótico festivas de folletín azul mahón al margen de la cuestión ). Por supuesto... mi comentario desde el cariño y el respeto a lo que Unamuno definía como Intrahistoria de la Historia. Es la que a mí siempre me ha interesado de todos los pueblos hispanos En cualquier caso...no tengo claro que hubiesen opinado al respecto Padilla, Bravo y Maldonado sobre los "cimientos imperiales de importación" de la Castilla dominadora por encargo de sus nuevos dueños... posterior a su lucha y descabezamiento….literal, donde se hablaba alemán en los círculos del poder porque el monarca que heredó las posesiones no tenía ni pajolera idea de hablar castellano por muy nieto o pariente de otros y otras que si lo hablaron en su día. Ya sé que son interpretaciones curiosas, pero ahí las dejo. Eso sin entrar al pisoteo sin contemplaciones de Aragón con sus fueros, con la excusa del desacato de Antonio Pérez a su rey Felipe II y posterior huida a Zaragoza, al margen de acabar el asunto con otro descabezado, un tal Lanuza y rematados del todo por el primer Borbón con sus decretos de Nueva Planta. Desde esa perspectiva..se podría deducir que lo que actualmente se considera como baluarte de la españolidad...también puede interpretarse como baluarte de la mansedumbre y entrega a una potencia extranjera primera ( los Austrias) , ratificada por el sometimiento a otra posterior ( los Borbones). Insisto, desde la perspectiva intrahistórica Unamuniana ( adaptada a mi visión)….menos lobos con los patriotismos de bandera de un signo y otro y más convivencia entre hispanos aunque la cosa joda a los españolistas de conquista...por orden o encargo.

01

Por Raimon 10:33 - 11.09.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Juan, el polifacetico Unamuno, tenia cogido el "puntito" del caracter español, fué en su pensamiento y reliogiosidad, una persona variable,...."de sabios es el rectificar" la etapa final de su vida es muy triste por su confinamiento, pero se evadio de el, falleciendo, persona culta, buen escritor, invito a la lectura de sus obras, salud escritor.