+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tres en uno

Votad, insensatos

 

Álvaro Sierra Álvaro Sierra
06/11/2019

El desastre de nuestros políticos nos trae hasta una nueva cita electoral como una suerte de boomerang endiablado. Y para nada pretendido. En una campaña electoral aburrida, anodina, cutre y sin creatividad aún tenemos que apelar a nuestra conciencia ciudadana para votar.

Da igual el hartazgo que lleve uno en el cuerpo. El ejercicio del voto debe sersagrado pese a que nuestros líderes políticos se merezcan más el despido sin indemnización que otra cosa.

El debate electoral de esta semana apuntaló la capacidad de los candidatos para seguir sacando matrícula de honor en su asignatura preferida: el bloqueo sistemático.

No tengo ninguna duda de que el principal culpable de esta situación es Pedro Sánchez. Tan solo aspira a gobernar por gracia divina sin ningún gobierno de coalición. Un gobierno del PSOE por aclamación popular y por sumisión parlamentaria.

El protagonista del bloqueo político actual fue el mismo que catapultó el bloque en la última legislatura de Mariano Rajoy con el no es no. Y ahora solo cabe el sí es sí con el cinismo propio de una persona que borra su historial de coherencia cada quince minutos.

Otra parte de la responsabilidad corresponde a Pablo Casado. Los populares otean sin valentía una suerte de coalición del bipartidismo por la penalización que le puede acarrear en su electorado (todavía) de trincheras que de Estado. Y otro tanto en el PSOE: solo la izquierda está legitimada en gobernar con los suyos.

Ciudadanos sigue perdido en el cosmos de Albert Rivera. La muestra del noqueo de un partido que podía haber gobernado con amplía mayoría junto al PSOE pero decidió aislarse en el frente de la derecha.

Los extremos parlamentarios, Podemos y Vox, capitalizan su discurso mientras los tres tenores del centrismo insisten en su mensaje politiqués. Pablo Iglesias mantiene un tono paternalista con el PSOE que le auspicia como un líder moral al que escuchar. En el caso de Santiago Abascal, sale más que vivo de estas elecciones y legitimado por no ser replicado con contundencia.

Nuestros líderes ayudan a que dejemos de creer en el valor que merece la política, el bien común y la capacidad de cambio real. Sin embargo, hoy más que nunca debemos apelar como ciudadanos a que somos muchísimo mejores que nuestros políticos.

No seamos insensatos, inmaduros o imprudentes quedándonos en casa. Demos un ejemplo más como pueblo acudiendo a votar.

   
2 Comentarios
02

Por Antonio L.N. 13:24 - 06.11.2019

Votar para que si Sánchez nunca se juntara con PODEMOS

01

Por el manchonero 11:37 - 06.11.2019

Sr Sierra, vea usted mismo: hartazgo, despido, aburrida, cutre, sin creatividad, gracia divina, aclamación, cinismo. No veo un artículo constructivo, hacer leña sabe cualquiera. No obstante todos sabemos que la clave estaba en lo que usted señala en su párrafo 7º. Por lo demás la juventud mete la papeleta en la urna sin perspectiva. No hay solución, el sistema está agotado y encima con la amenaza de los extremismos. Los profesionales de la información no se arriesgan a perder la nómina, sabe usted por qué. República y 2ª vuelta, ay, ay que viene el lobo.