+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tres en uno

El voto útil

 

Álvaro Sierra Álvaro Sierra
09/11/2019

Volvemos a encarar las cuartas elecciones en pocos años con un cansancio latente en el electorado. Eso sí, votar no es una opción, es una obligación. No hay excusas que valgan.

Sin embargo, teniendo en cuenta la cifra de hasta un 20% de indecisos y la alta abstención que se estima, el escenario electoral se divisa con nubarrones. La única certeza que tenemos es que ningún ciudadano podrá tolerar que haya una tercera repetición electoral. La ciudadanía no lo entendería. El hastío sería tal que nadie será capaz de aventurar el resultado final.

Si en esta repetición electoral, a tenor de las encuestas que auspician a Vox como tercera fuerza, se hace palpable que es la bilis la que decide el voto más que la razón. Aún será más evidente en otra repetición electoral. La responsabilidad de la política por el acuerdo debe ser inminente. Solo ellos tienen la llave.

Aunque me temo que está lejos de aparecer el sentido de la responsabilidad. Los candidatos han sacado a relucir, en los últimos días de campaña, la fórmula mágica del desbloqueo para tapar su futuro desacuerdo: el voto útil. De esta manera comienzan a descargar la culpa en el votante después de las elecciones.

El voto útil siempre ha sido una suerte de culpabilidad expresada por los líderes políticos de lo que ellos han sido incapaces de conseguir.

El mensaje del cierre de campaña no deja lugar a dudas: concentrad el voto en la fuerza mayoritaria de los dos bloques ---derecha e izquierda-- para poder salir del atolladero político.

La apelación al voto útil, impulsado por los gurús electorales, hace que inmediatamente los votantes huelan el miedo. Es algo casi matemático. La petición del voto útil es el último aliento de la cobardía llamando a tu puerta antes del domingo electoral.

El reclamo del voto útil retrata a quien lo propone. Tanto Eloy Suárez desde el PP para contrarrestar el fuerte impulso en las encuestas de Vox como desde el PSOE zaragozano con Pau Marí-Klose sembrando una clara futilidad hacía Más País/Chunta.

El voto útil demuestra debilidad política. Y siembra una responsabilidad en el votante que no es propia de él.

Si hay exvotantes del PP o del PSOE que se han ido a otros partidos durante los últimos años es porque no quieren volver a sentirse defraudados. Y splo serán capaces de volver al regazo del bipartidismo si les convencen sus propuestas. Nunca por el voto útil, ¿o es qué hay un voto inútil?

   
2 Comentarios
02

Por albertovich 12:54 - 09.11.2019

Pues yo a Pau Marí-Klose le reconozco que en esta vida sabrá de lo que es útil y no, pero para sí mismo. En esta vida, si vas de la mano de la Fundación Juan March, se abren las puertas. Y en este Régimen el Psoe también abre hasta las fuertas falsas. Pero en cuestiones de utilidad pública, sabemos que la única forma de conseguir políticas mínimamente progresistas es que el centro izquierda ( porque el psoe no es ni eso) le obligue. Y ya vemos que Sánchez no está dispuesto siquiera con una izquierda moderada. El Psoe busca la colaboración de la derecha, vía abstención. Esa es su prioridad. Por tanto, no estamos hablando de utilidad, sino de otra cosa, de engaño manifiesto. Así que los que sabemos esto tenemos dos opciones: Mas Pais CHA EQUO ( Carmelo Asensio) , o Podemos ( Echenique). Yo me decanto por los primeros por dos razones: conocimiento de Aragón, y porque el candidato me parece mejor.

01

Por Robespierre One 11:31 - 09.11.2019

Asumo que que una vez depositado el voto en la urna y contabilizado... su prometida utilidad ( para el que vota, digo) se diluye bastante, sin entrar en mayores explicaciones que pueden acabar en faltar manifiestamente al respeto.. En mi opinión, el voto útil es aquél que una vez depositado te hace sentir bien contigo mismo y que ayuda a dormir tranquilo. Aunque sea a costa de que algunos pierdan el sueño, no pudiendo dormir tranquilos si por un casual se acumulan más de los previstos “no útiles” . A veces, cambiando los hábitos de “sueño” la cosa se arregla...o se jode del todo, pero esa ya es otra historia...que tampoco me hace perder el sueño. Será por la edad que ya tengo..en la que ya no me sirven los cuentos para que se me cierren los ojos. Me gusta Pedro y el Lobo en la versión sinfónica de Prokófiev, deliciosa y fresca. Como cuento para niños...ya pasó la capacidad de impactarme...aunque me quedo con la moraleja. Igual algun guapo con ese nombre la sufre pero eso ya no es problema mío.