+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

¿Camina su empresa hacia la digitalización?

Digitalizarse no es cuestión de tecnología, sino de mentalidad, estructuras y procesos

 

El futuro empresarial no se entiende sin digitalización. - Foto: Pixabay.

Monográficos El Periódico de Aragón
22/02/2021

Para crecer en el ámbito empresarial, lo primero es saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Autoevaluarse para saber si: ¿Promueve su empresa la innovación en todos los niveles de la organización? ¿Existe una cultura que potencie el descubrimiento y la curiosidad? ¿Hay confianza y espacios dentro de su organización para exponer y compartir ideas y propuestas? Solo buscando respuestas a estas cuestiones una empresa podrá conocer cuál es la senda a seguir en el camino de la digitalización.

Hay frases que ya resuenan entre los expertos: "Todo lo que pueda ser software, será software". "En el futuro próximo, lo que no sea digital, no será". Y lo que no sea software o digital, posiblemente se dará a conocer a través de canales digitales, haciendo buena la segunda aseveración ya que al menos una parte de la cadena de valor tendrá un componente digital. Pero digitalizarse no es cuestión de tecnología, sino de mentalidad, estructuras y procesos. En realidad, la digitalización va mucho más allá del cómo se ejecuten, para incidir en el para qué se ejecutan y cómo pueden optimizarse. 

Términos como automatización, nube, asincronía, escalabilidad, algoritmos, amplificación, AR o IA son algunos de los que necesitamos manejar cada vez con más soltura para poder navegar sobre esta gran ola. Así, por ejemplo, nacen las nuevas empresas enmarcadas bajo el concepto de Fintech, que aglutina aquellas empresas financieras tecnológicas que tratan de aportar nuevas ideas y que reformulan gracias a las nuevas tecnologías de la información, las aplicaciones móviles o el big data, la forma de entender y prestar los servicios financieros.

Un ejemplo de sector cada vez más digitalizado es la banca. La banca tradicional ha ido perdiendo peso en el ecosistema de servicios financieros, algo que, según los expertos, se acentuará en este 2021. Los bancos se han encontrado con la necesidad de acelerar su transformación digital, ofrecer un servicio regulado a las circunstancias, no perder clientes debido a la experiencia de usuario y reconocer la entrada de nuevos y poderosos actores dentro de este ecosistema financiero. A su vez, la aceleración del Open Banking está fomentando las alianzas entre bancos tradicionales y Fintech, con lo que se consiguen sinergias positivas para ambos. Pues poder disponer de todos estos datos, permite a los bancos ofrecer productos ajustados a las necesidades de sus clientes. En definitiva, mejora la personalización y el conocimiento del usuario.

Pero la digitalización no es algo que afecte solo a la banca o a las grandes empresas. Todos los sectores desde la restauración, al turismo o al pequeño comercio van a tener que afrontar retos en este sentido, pero puede ser una oportunidad para replantearse cosas y hacer cambios que permitan activar la inspiración y la ilusión en los negocios y darles el impulso que necesitan. Cómo indican los expertos: “Saber vender mejor te llevará algo de tiempo, pero al poco tiempo te dejará mucho tiempo para ti”.

Varias personas en una reunión de empresa comparten sus proyectos. Foto: Pixabay.

Varias personas en una reunión de empresa comparten sus proyectos. Foto: Pixabay.

Los seis pilares de la Empresa 2025

En definitiva, las empresas y organizaciones del futuro cercano, o como las conocen en Ibercaja, la futura Empresa 2025, tendrán una concepción distinta a la instaurada hoy en día. Serán, necesariamente, más empresas, y estarán basadas en los pilares de la innovación, la digitalización, la sostenibilidad, el emprendimiento, la transformación cultural y la diversidad

Al igual que ocurre con la todo en la vida, es necesario hacerse preguntas para averiguar la posición de una empresa. Existen herramientas de diagnóstico empresarial con las que se facilita, con preguntas concretas, la reflexión sobre el grado de conocimiento e implantación que una empresa tiene en relación con estos seis factores clave

  1. Innovación: El objetivo de toda empresa debe ser hacer avanzar la sociedad, los negocios y, en definitiva, el planeta. Para ello, es fundamental utilizar el conocimiento y el talento a través de la creación de ecosistemas de innovación donde se comparte ese conocimiento.
  2. Digitalización: Las empresas del futuro deberán estar digitalizadas o tendrán difícil competir en el mercado. Digitalizarse significa adoptar no solo la tecnología, sino también la mentalidad, las estructuras y procesos necesarios para hacerla algo útil en el ámbito empresarial. 
  3. Emprendimiento: El emprendimiento o el intraemprendimiento si hablamos de emprender desde dentro de una organización no es solo una cualidad. Es más una actitud. La actitud de mirar el mundo buscando oportunidades y no sorteando bloqueos. De encontrar soluciones, en definitiva, y ponerlas en marcha con los medios y recursos disponibles. 
  4. Sostenibilidad: Etimológicamente, la sostenibilidad no se refiere solo a la parte medioambiental, sino que define sistemas capaces de perdurar en el tiempo. Todo proyecto empresarial ha de tener la sostenibilidad en su ADN para garantizar su supervivencia. Por ello ha de trabajar su sostenibilidad económica, ética, social y, por supuesto, medioambiental.
  5. Diversidad: La diversidad es importante en las empresas porque es una demanda social. No es una moda, sino una tendencia, y no es un tema de estética, sino de ética. La diversidad en las empresas mejora resultados, aumenta la creatividad e innovación, mejora la orientación de los servicios, mejora la imagen hacia los clientes, aumenta la productividad y mejora la retención y atracción de talento.
  6. Transformación cultural: La cultura de empresa es cada vez más un ente vivo, cambiante, capaz de adaptarse a las circunstancias, empezando porque el mismo concepto de "empresa". El mayor reto de muchas empresas es ser capaces de desarrollar una cultura de empresa propia, atractiva, diferencial, alineada con su propósito, audiencia y perfil de trabajador, y ser a la vez capaces de abrazar nuevas formas y fórmulas de trabajo.

Solo las empresas que sean capaces de entender y desarrollarse sobre estos seis pilares llegarán a ser empresas 2025. ¿Quiere saber si su empresa está preparada o ha emprendido ya ese camino? Solo tiene que completar este cuestionario de diagnóstico empresarial. Una vez realizado este diagnóstico es posible descargar el informe y adicionalmente, si se autoriza, se puede recibir por correo electrónico una serie de recomendaciones para ayudarle a construir una Empresa 2025.