+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Emprender para avanzar: ¿Viaja su empresa en la dirección correcta?

 

El emprendimiento ya no se entiende como una cualidad, sino como una actitud. - Foto: Pixabay.

Monográficos El Periódico de Aragón
01/03/2021

Emprendimiento es un término que abarca gran cantidad de ideas. Por empezar a definirlo, la concepción actual se decanta porque es más una actitud que una cualidad. La actitud de mirar el mundo buscando oportunidades y no barreras. De definir rutas donde otros ven bloqueos. De encontrar soluciones, en definitiva, y ponerlas en marcha con los medios y recursos disponibles. Y para conocer si uno posee esa actitud emprendedora, lo más sencillo es hacerse unas sencillas preguntas.

Palabras como impulso, innovación, creatividad o diversidad son solo algunos de los aceleradores de esta actitud emprendedora tan necesaria a la hora de crear una empresa. Y dado que las empresas no son sino el reflejo de las personas que las forman, es fundamental desarrollar en cada persona ese espíritu de búsqueda, esa pasión por la ejecución, esa actitud, esa manera de enfrentarse al mercado persiguiendo oportunidades.

Emprendimiento sostenible

Sin embargo, la figura del emprendedor ha cambiado conforme al paso del tiempo. Atrás ha quedado el prototipo de inversor que tomaba riesgos, ahora son cada vez más los emprendedores que materializan sus ideas con el fin de trabajar por un entorno más sostenible, alineado con la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. El emprendimiento sostenible busca generar impactos positivos en términos de desarrollo social, económico y ambiental. Como en otros ámbitos, la crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha supuesto un aumento del interés por perseguir estas políticas sostenibles, que mejoren el modelo productivo y de consumo en nuestra sociedad.

Para conseguirlo, los emprendedores coinciden en poner en valor los beneficios de las tecnologías, que permiten impulsar los negocios gracias a la conexión que les acerca a los clientes de todo el mundo. Las TICs también les ayudan a estar en constante formación, algo que valoran como primordial a la hora de emprender y evolucionar proyectos. Esta fue, entre muchas otras, una de las conclusiones a las que se llegó en el foro ‘Negocios con base sostenible para construir un futuro mejor’, organizado por Ibercaja.

Además, otra de las ideas comunes en las que se insistió en el foro fue la necesidad de promover más el emprendimiento y la innovación en España, y en cuidar y apoyar a quien persigue esa meta: “Es más fácil emprender en otros países, porque en España la educación todavía está enfocada a ser un mero trabajador con un sueldo a final de mes. No se anima a descubrir, a innovar… La tendencia está empezando a cambiar, pero hay que ver si se consigue retener el talento emprendedor

Los emprendedores buscan ahora la forma de conectar sus negocios con entornos sostenibles. Foto: Pixabay.

Los emprendedores buscan ahora la forma de conectar sus negocios con entornos sostenibles. Foto: Pixabay.

Los seis pilares de la empresa 2025

En definitiva, los emprendedores del siglo XXI deben enfocar sus planes de futuro hacia un nuevo modelo. En Ibercaja las conocen como Empresas 2025, organizaciones que tendrán una concepción distinta a la instaurada hoy en día. Serán, necesariamente, más empresas, y estarán basadas en los seis pilares de la innovación, la digitalización, la sostenibilidad, el emprendimiento, la transformación cultural y la diversidad

Por destacar uno de ellos, las empresas de hoy en día deben trabajar la sostenibilidad. Pero esto no se refiere tan solo a la parte medioambiental, sino también a algo que define sistemas capaces de perdurar en el tiempo. Todo proyecto empresarial ha de tener la sostenibilidad en su ADN para garantizar su supervivencia. Por ello ha de trabajar su sostenibilidad económica, ética, social y, por supuesto, medioambiental.

Además, existen otras demandas sociales para las empresas igual de importantes. Una de ellas es la diversidad, que no es una moda sino una tendencia. Y no es un tema de estética, sino de ética. La diversidad en las empresas mejora resultados, aumenta la creatividad e innovación, mejora la orientación de los servicios, beneficia la imagen hacia los clientes, aumenta la productividad y mejora la retención y atracción de talento.

Solo los emprendedores que sean capaces de entender y desarrollarse sobre estos seis pilares conseguirán que sus proyectos se acerquen a ser Empresas 2025. ¿Quiere saber si su empresa está preparada o ha emprendido ya ese camino? Solo tiene que completar este cuestionario de diagnóstico empresarial

   
1 Comentario
01

Por Antonio L.N. 16:56 - 06.03.2021

Los sindicatos no están para esto sino para ocuparse de LOS PARADOS ,DE LOS ERTES Y DE LOS INGRESOS MINIMOS VITALES QUE NO SE ESTAN PAGANDO....