+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Publirreportaje

Por qué es importante gozar de buena salud bucodental

 

Por qué es importante gozar de buena salud bucodental -

18/05/2020

A nadie se le pasa por la cabeza descuidar su salud dental, las piezas han de durarnos toda la vida y pasar por alto una revisión o una simple limpieza puede terminar pasando factura. Los dentistas zaragoza son profesionales de reconocido prestigio que no solo aplican todo tipo de tratamientos dentales en zaragoza sino que dan valiosísimos consejos destinados a hacer que nuestra boca no solo luzca bonita, sino que permanezca sana. La sabiduría popular es muy clara en este aspecto, "por la boca entra la salud y la enfermedad", así que vamos a conocer por qué es importante gozar de una buena salud bucodental.

El valor de una boca bien cuidada

Corren buenos tiempos para la salud bucodental. Si hasta hace unos años, ir al dentista era solo una necesidad cuando algo nos dolía, y tenía mala solución porque era demasiado tarde, ahora se ve como una tarea rutinaria con carácter preventivo. Las diferentes dolencias que pueden afectar a la salud de la boca pueden verse minimizadas si acudimos con frecuencia nuestra clínica dental. Hacerlo demasiado tarde puede suponer, en el peor de los casos, la pérdida de la pieza y un padecimiento innecesario.

Los diferentes tratamientos destinados a cuidar de nuestra cavidad bucal son muy amplios, desde la rutinaria limpieza a los más complejos tratamientos, como el uso de férulas de ortodoncia en Zaragoza o cirugías. Las técnicas ha avanzado de forma espectacular en los últimos años, de tal forma que ya es posible recibir tratamientos que anteriormente eran agresivos y ya se han suavizado bastante. Todas estas nuevas técnicas son aprendidas por los profesionales de la salud bucodental, que aplican estas novedades en cuanto están disponibles. Todos recordamos esos antiguos tornos de aire comprimido, que hacían girar las piezas de fresado a una velocidad muy baja y provocaban bastantes molestias.

Gozar de una boca bien cuidada es asimismo una gran carta de presentación, algo que se valora muy bien en una sociedad donde la imagen cuenta mucho, ya sea para trabajar de cara al público o simplemente tener una presencia correcta. La medicina estética Zaragoza es una de las ramas de la odontología que está alcanzando mayores cotas de desarrollo. Ahora es posible realizar implantes seguros, a un precio sensiblemente menor que hace unos años y con las máximas garantías para nuestra salud. Invertir en tener una boca bonita es también una manera de desarrollar la autoestima y de poner fin a algunos complejos.

Es importante inculcar unos buenos hábitos de higiene desde bien pequeños, de hecho en las escuelas de todo el país son muy frecuentes los programas destinados a enseñar una correcta higiene, fomentar un buen cepillado, incidir en la importancia de una correcta alimentación o la necesidad de tomar suplementos fluorados para fortalecer el esmalte dental. Si desde edades tempranas se manifiesta la importancia de cuidar la dentadura, solo tenemos 32 piezas definitivas para toda una vida, la posibilidad de desarrollar estos buenos hábitos será mucho mayor. Y ya se sabe, lo que se aprende de pequeño jamás se olvida.

Todavía hay personas que no dan todo el valor de un correcto cuidado de la boca y solo acuden al dentista en caso de extrema necesidad. Como hemos referido anteriormente, es entonces demasiado tarde para ello y la solución es más agresiva y generalmente, más costosa. Cuesta muy poco seguir los hábitos habituales de higiene, cepillado tras cada comida, uso del hilo dental, visita al dentista mínimo una vez al año y elegir buenos productos, dentífricos y colutorios, que nos ayudarán a disfrutar de una buena salud.

Como todo, la adquisición de estos hábitos ha de verse como una costumbre destinada a evitar enfermedades, como la gingivitis, piorrea, halitosis, abcesos o pulpitis. En caso de necesitar un tratamiento, tu dentista de confianza siempre elegirá el que se considere más adecuado, menos costoso y más efectivo para volver a disfrutar de una buena salud bucal. 

Ante cualquier problema relacionado con el bienestar bucodental, hemos de tomar una cita y ser conscientes de que nos vamos a poner en buenas manos. Las técnicas que se emplean están a años-luz de las de hace solo unas décadas. Escuchar con atención las recomendaciones de los profesionales es siempre una inversión a largo plazo. Nunca dejes para más tarde lo que ahora puede suponer un sencillo tratamiento.

Recuerda, utiliza productos de calidad contrastada y que te recomiende tu dentista, cambia el cepillo cada 90 días y dedica al menos 3 minutos a cada cepillado. Los cepillos eléctricos te recuerdan con una vibración cuando has de cambiar de zona o cuando debes darlo por finalizado. Prevenir es siempre la mejor de las maneras de disfrutar de una sonrisa perfecta. Y en caso de problemas, tu profesional de la boca te dirá cómo debes actuar para poner remedio. ¡No te olvides de ellos!