+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Publirreportaje

¿Son buenos tiempos para pedir un préstamo por internet?

 

¿Son buenos tiempos para pedir un préstamo por internet? -

22/05/2020

El año 2020 va a ser uno que quede marcado en la historia tanto española como global. El año del coronavirus, la pandemia que llevó al mundo entero a guardar cuarentena y que está poniendo en jaque la economía global por el cese de actividad económica derivado del aislamiento. Aquel que ha hecho a muchas generaciones vivir un estado de alarma.

Situación peliaguda la que se vive dentro y fuera de España, que además está empezando a pasar factura a muchas familias en lo económico. Al reducirse la actividad solo a los negocios considerados como esenciales, muchas empresas han tenido que cerrar sus puertas temporalmente. Algo que ha llevado al Gobierno a ofrecer unas prestaciones por desempleo para todas las firmas que se acojan al ERTE, pero que está empezando a traer más problemas que soluciones.

¿Por qué? Porque el dinero de los ERTE no llega a los trabajadores. El SEPE ya ha concedido 3,3 millones de casos, pero todavía no ha pagado más de 45.000 prestaciones pendientes. Algo que está complicando las cosas en muchos hogares, que está obligando a aprovechar al máximo los pocos ahorros que se tenían, o que incluso está llevando a solicitar préstamos a bancos y financieras para intentar conseguir algo de oxígeno en estos momentos tan difíciles.

Es esta situación la que ha disparado una pregunta bastante habitual dentro y fuera de las redes, además de cuándo se va a cobrar la prestación del ERTE: ¿es un buen momento para pedir un crédito en línea? Las financieras de internet están intentando ofrecer más productos que nunca, y con mejores condiciones, para dar ese salvavidas que tanta falta hace para evitar naufragios; pero ni es oro todo lo que reluce, ni es un remedio todo lo que estas entidades ofrecen.

Los préstamos por internet son una ayuda con doble filo

Actualmente no es el momento más recomendable para pedir un préstamo online, o al menos no para pedir cualquiera. Solicitar una inyección económica para dividir su pago es un remedio a muy corto plazo, y más teniendo en cuenta algunas condiciones que suelen poner determinadas financieras a sus clientes. Puede ser un buen momento si se sabe a qué puerta llamar o, más bien, si se sabe qué debe tener un buen préstamo en línea.

En ese sentido, internet acoge algunos portales comparadores que son un buen punto de partida. Páginas web como PrestamosPerfectos.es ofrecen información esencial para tomar una decisión acertada. Dan las características esenciales, presentan los mejores productos y las compañías más fiables, dejando fuera todas esas de dudosa legalidad o con propuestas que, en lugar de arreglar, complican las cosas.

Partiendo de ese punto, aunque no sea el momento más adecuado por la incertidumbre económica que hay en general, también hay motivos para pensar que sí lo es. Muchas compañías están relajando sus condiciones, rebajando sus intereses y dilatando los plazos para hacer las cosas más fáciles a los consumidores y atraer una mayor base de clientes. Y es que están siendo tiempos complicados para todos los negocios.

Así, quienes se vean en la situación de dar el paso o no, pueden aprovechar la coyuntura, apoyándose además en los portales comparadores antes mencionados. Así, centrándose sobre todo en el estudio de los intereses, las comisiones, los gastos adicionales y los plazos, pueden escoger una propuesta que realmente ayude. De hecho, hay financieras ofreciendo créditos con intereses al 0% que sí que funcionan realmente como salvavidas para capear esta complicada situación económica en la que muchos se están viendo envueltos actualmente.

Además de eso, también es importante tener muy presentes los números que no pueden tolerarse. Si bien hay entidades que ponen ofertas sobre la mesa, también las hay que camuflan características contraproducentes tras falsas ofertas. Se han dado, y se siguen dando, casos de financieras que cobran intereses hasta el punto de duplicar o triplicar el valor del importe solicitado. También, de otras que no permiten prórrogas de ningún tipo y elevan el valor de la deuda notablemente al darse un mínimo atisbo de impago.

Esto genera una serie de problemas que, actualmente, simplemente deben evitarse por todos los medios. Con tanto temor a no saber qué sucederá en los próximos meses, o es momento de verse envuelto en casos legales con firmas que exprimen demasiado a sus clientes con cláusulas abusivas. Hay remedio en caso de caer víctima de un caso así, pero ahora todo se mueve con mucha mayor lentitud, lo que puede provocar un grave y problemático endeudamiento mientras se llega a una solución.

En definitiva, sí puede ser un buen momento para pedir un crédito online, pero debe ser una alternativa que se contemple como opción secundaria. Hay otros recursos para capear esta complicada situación económica que se está viviendo por la COVID-19, y siempre deben explorarse antes de optar por esta vía.