+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL CRECIMIENTO DEL FILIAL ZARAGOCISTA

Auge desde la línea de cinco

El Deportivo Aragón ha mejorado sus prestaciones desde que juega con tres centrales y dos carrileros H Pep Biel y Zalaya son los dos nuevos valores

 

Pep Biel durante un partido. -

LUIS FANDO
30/12/2017

El primer tramo de Liga fue fatal para el Deportivo Aragón. Los pupilos del filial han competido en la mayoría de contextos, pero normalmente terminaban sucumbiendo por la falta de experiencia y el poderío de la mayoría de integrantes del grupo III de Segunda B.

Después de tres meses sin conocer la victoria, y siempre con los argumentos en contra para no alcanzarla, César Láinez optó por modificar el sistema bajo el esquema de tres centrales y dos carrileros. Desde este momento, el Aragón ha encontrado su mejor versión, aumentando sus aptitudes para ser más competitivos.

Se trata de un esquema defensivo, pero que permite ser incisivo por bandas aprovechando la rapidez de los jóvenes jugadores. La habitual línea de cinco se asienta en los tres pilares que custodian la zaga: Jorge Adán, un tallo de 1.92 cm de altura, Maxi Rosales, que alterna el puesto con Jesús, y Álex Zalaya, el mariscal del filial. Por los costados destaca la presencia de los carrileros: Leto, por la derecha, y Abel, por la izquierda. Ambos están mejorando sus prestaciones, protagonizando jugadas veloces que activan el ataque.

Pep Biel y Álex Zalaya

Las dos piezas del Aragón que más brillo producen son Álex Zalaya y Pep Biel. El defensor zaragozano bajó de nuevo al filial tras no lograr asentarse en la primera plantilla. Su llegada ha incrementado el nivel del equipo, haciéndole crecer desde la defensa. Está configurando una buena asociación con Jorge Adán, siendo esencial en las labores de anticipación y de fijación a los atacantes. Su mejor actuación fue en Mallorca, donde el Aragón rindió de forma coral, pero fue Zalaya uno de los artífices para cortocircuitar un ataque bermellón repleto de dinamita.

Pep Biel es el otro nombre que comienza a asomar la cabeza. El bealear es una pieza totalmente diferencial, posee una afilada técnica la cual emplea con habilidad en la conducción del balón. El clásico jugador al que hay que hacerle una falta para pararlo cuando tiene metros por delante. La capacidad del joven mediapunta de 21 años ha llamado la atención de Natxo González. El preparador vasco ya lo incluyó en la citación para Mestalla y, ayer, se volvió a entrenar con los jugadores del primer equipo.

El Deportivo Aragón ya no es colista y suma cinco de los últimos nueve puntos. Un crecimiento desde los cinco defensas y donde destacan dos nuevos valores a los que sacar brillo.