+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL TRABAJO DE LA PLANTILLA ZARAGOCISTA

Cabellud da buena nota

El preparador físico muestra su satisfacción por el trabajo en casa de los futbolistas y explica que hacen dobles sesiones diarias de fuerza y resistencia. "Hay jugadores que nos dicen que acaban fatigados", asegura

 

Roberto Cabellud, junto a Víctor en una sesión. - ÁNGEL DE CASTRO

Imagen de uno de los grupos de trabajo a través de la 'app' y en contacto con los preparadores físicos. - REAL ZARAGOZA

S. V.
24/03/2020

No es ni mucho menos el escenario ideal de entrenamientos, pero el preparador físico del Real Zaragoza, Roberto Cabellud, ha hecho un balance positivo de estos primeros días de trabajo en casa de los futbolistas. “Estamos satisfechos en la respuesta y en el comportamiento porque están cumpliendo bien y también estamos buscando fórmulas para tener un mayor control con ellos a base de cuestionarios diarios. Cada uno tiene sus propias circunstancias, con niños, viviendo solos o en pareja, pero la predisposición está siendo muy buena”, asegura el preparador físico zaragocista, miembro de un cuerpo técnico junto a Víctor Fernández y José Luis Rodríguez Loreto que trata de mantener el máximo contacto posible con sus futbolistas en estos días de confinamiento, al igual que lo hace el otro preparador físico de la primera plantilla, Javier Chocarro. “El míster va llamando por teléfono para interesarse por cómo están y también por su estado anímico, que es importante”

Esa comunicación es vía telefónica y sobre todo con diferentes grupos de 'WhatsApp', entre los miembros del cuerpo técnico, también con la estructura del club, con la dirección deportiva, y además diferentes grupos con jugadores. “Hay algunos más activos a la hora de darnos información y otros más reservados, pero eso también sucede en el día a día”, reseña Cabellud.

Para la organización de ese trabajo en casa de toda la plantilla lo primero fue dividir a los jugadores entre los que acabaron bien y sin molestias el último partido ante el Málaga el 8 de marzo y los que están tocados, como André Pereira, o arrastran lesiones de larga duración, como Javi Ros o Zapater, aunque el ejeano ya había empezado a entrenarse con el grupo. “Los lesionados continúan trabajando bajo la supervisión de los servicios médicos y del readaptador y se sigue un protocolo muy estricto e individual con un solo fisio y respetando las medidas de seguridad impuestas para un tratamiento que requiere más contacto directo con otro profesional”.

Tras decretarse la suspensión definitiva de los entrenamientos el 16 de marzo con fecha hasta el 30, aunque vista la situación actual será prorrogada con absoluta seguridad, lo primero fue saber el espacio y la disponibilidad de cada futbolista en su domicilio. “Hemos conseguido que cada jugador tenga un material mínimo, un kit básico para entrenamiento funcional con gomas, lastres y alguna cuerda para trabajar la cuestión de la fuerza. Y en el tema cardiovascular, que es la condición física más difícil de trabajar en un espacio reducido, les hemos facilitado una bicicleta a cada uno”, explica Cabellud

Fuerza y resistencia en sesiones de spinning

“Ahora llevamos cinco días que los jugadores están trabajando en una organización de doble sesión, una de fuerza, donde Javi Chocarro la diseña y la pasa al grupo, y se les ofrece la posibilidad de conectarse a través de una 'app' para hacerla in situ, y otra de resistencia, que la hacemos en sesiones de spinning o ciclo indoor y se les envían los enlaces para ver gráficas y ritmos para ese primer objetivo de mantenimiento de la forma”, añade el preparador físico zaragocista.

La vuelta a la competición es una incógnita total y las previsiones optimistas que hablaban de finales de abril o primeros de mayo ya se han quedado casi en quimera. Además, antes de esa vuelta todos los clubs consideran vital que haya un espacio para una minipretemporada si el parón es muy largo, como apunta a ser. “Tenemos un plan B para en el caso de que se reinicie la competición más o menos en una fecha aproximada para hacer ese proceso y esa nueva introducción, si en toda esta situación que vivimos se empieza a ver la luz. A día de hoy como eso no lo vemos próximo estamos pensando en seguir perfeccionando el sistema que hemos empezado para mejorar en los objetivos”, afirma Cabellud.

En todo caso, esas sesiones dobles que llevan muchos días en casa no son livianas, aunque nada puede sustituir al contacto con el césped ni al ritmo de competición. “Hay jugadores que nos dicen que acaban fatigados, porque son trabajos a los que no están tan acostumbrados, ya que ellos se encuentran habituados más a entrenamientos de campo, en espacios más grandes. Ahora, son sesiones intensas porque no están acostumbrados”, concluye.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla