+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La cláusula de Bikoro iguala a las más altas de la plantilla

Su rescisión es de 10 millones de euros en Segunda y 20 en Primera, como James o Papu

 

Bikoro, a la izquierda, durante un partido disputado con el Teruel esta temporada. - DIARIO DE TERUEL

J. OTO
01/03/2019

El contrato de Fréderic Bikoro, el primer fichaje del Real Zaragoza para la próxima temporada, incluye una cláusula de rescisión de diez millones de euros, una cantidad que se duplicará automáticamente en caso de que el equipo aragonés consiga el ascenso a Primera División. La cuantía supone que el club ha situado al mismo nivel económico la cláusula de Bikoro que las dos más altas de la plantilla, las correspondientes a los contratos de James Igbekeme y de Papu, cuya rescisión también duplica su importe en caso de ascenso, si bien la del nigeriano podría ser ligeramente superior.

El mediocentro del Teruel, que a partir del 30 de junio será jugador del Real Zaragoza para las próximas cuatro temporadas, percibirá, sin embargo, un salario notablemente inferior al de los dos integrantes de la plantilla zaragocista actual. Porque la ficha de Bikoro sería algo superior al mínimo establecido por la Liga –unos 77.000 euros anuales–, que se incrementará progresivamente cada año y que también crecerá en caso de ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

El internacional guineano, que el próximo domingo volverá a ser titular en la medular de la escuadra turolense en el partido ante el Ejea, se comprometió el pasado mes de enero con el Real Zaragoza, al que ya se enfrentó la pasada temporada cuando militaba en el Lorca. En aquel partido, Bikoro vio dos cartulinas amarillas en apenas diez minutos que supusieron su expulsión. El encuentro, celebrado hace casi un año, concluyó con 3-1 favorable a la escuadra entonces dirigida por Natxo González.

DESDE LA CALLE

Bikoro, que también puede jugar en la mediapunta o como interior izquierdo, además de alguna inclusión puntual como central, pasó de la calle a la academia Cano Sport Academy en Guinea Ecuatorial. Probó en el San Roque de Lepe de Tercera División, pero acabó recalando en la RSD Alcalá de Alcalá de Henares, de la misma categoría del grupo madrileño. Sus buenas actuaciones le abrieron las puertas del San Sebastián de los Reyes de Segunda B, donde estuvo media temporada antes de acabar cedido en el Lorca en la Segunda División del fútbol español.

El centrocampista, que cuando llegue a la capital aragonesa tendrá 23 años, ya mostró el pasado miércoles a EL PERIÓDICO su deseo de aprovechar la ocasión que le brinda el Zaragoza, que ve en el jugador una pieza importante de cara al futuro. «El Zaragoza es una oportunidad para mí porque soy joven y quiero jugar allí. Pero tengo que estar tranquilo y demostrar lo que puedo aportar», dijo.

Pero tendrá que ser a partir del próximo verano. Hasta entonces, Bikoro continuará defendiendo los colores del Teruel.