+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CONEXIÓN CON EL MUNDO VIRTUAL

DjMaRiiO: "Si el Real Zaragoza sube a Primera, me grabaré cantando su himno"

Entrevista con uno de los youtubers del FIFA más influyentes en habla hispana, con más de 6 millones de suscriptores, y que hace unos meses empezó con el Real Zaragoza en modo carrera y logró el ascenso

 

DjMaRiiO, junto a Luis Suárez en una visita a la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza. - INSTAGRAM

LUIS FANDO
27/01/2020

Mario Alonso Gallardo es conocido como DjMaRiiO. Se trata de uno de los youtubers del FIFA más relevantes e influyentes en habla hispana con casi 6 millones de suscriptores. Hace unos meses comenzó con el Real Zaragoza el modo carrera en este videojuego, donde encarna la figura del entrenador y dirige el destino virtual del club zaragocista. Gracias a este modo de juego ha impulsado la imagen del club por muchos rincones de internet, llegando a millones de personas.

–No hace mucho usted era simplemente un chico que subía vídeos para divertirse.
–Y lo sigo siendo, solo que ahora llego a millones de personas. En España fui uno de los pioneros grabando vídeos del FIFA. Comencé por hobby, lo compartía solo para mis amigos, no esperaba nada. Era solo porque me divertía. Pasé de grabar los goles con mi móvil a jugar partidos con Neymar o Cristiano.

–¿Cómo puede canalizar esa explosión de éxito tan repentina?
–Ha pasado todo muy rápido, en apenas tres años. No lo llegas a asimilar. Hace no mucho apenas podía hacer esto. No tenía fibra óptica en casa. Tenía que dejar los vídeos subiéndose toda la noche. Luego la edición era un desastre… Era todo rudimentario. Decidí dejarlo todo para apostar por Youtube cuando empezaba a crecer y me ha ido bien. Ahora este mundo es distinto. Los chicos se hacen youtubers porque saben lo que hay. Se hacen para llegar a un reconocimiento, dinero o a la fama. Los pioneros lo hicimos sin saber qué podía ocurrir.

–¿Usted estaba preparado para tener tanta repercusión?
–Nunca estás preparado. De la noche a la mañana estás en una discoteca con tus amigos y notas que te miran como si fueras un animal de un zoo o que vienen a hablarte sin conocerte... Has de hacer un esfuerzo mental porque es inevitable. Hay otros compañeros míos que no lo aguantan tanto. Yo siempre hago caso cuando me piden algo, estoy donde estoy por la gente.

–¿Ha vivido alguna situación incómoda?
–Alguna. Me ha pasado estar de fiesta y que te venga alguien a hablarte del FIFA. Eso es lo último que quiero, ponerme a hablar del FIFA mientras estoy con mis amigos. Pero siempre soy simpático, ellos lo merecen. Aunque hay situaciones que se pueden evitar.

–¿Como cuál?
–Sigo viviendo en Móstoles, donde me crié, y a mi casa me han venido a buscar. Han llamado a mi portal, han subido a mi piso… Y eso es mal plan. Que vayan a tu casa, a tu sitio de tranquilidad y que aparezca gente desconocida a verte da un poco de mal rollo. Es lo que hay. Intento no vivirlo con tensión, aunque últimamente están respetando mi espacio.

–Pero no siempre es así la gente.
–Para nada. Intento ser cercano y la verdad es que no me puedo quejar porque la gente se porta conmigo genial. Por cierto, una de las experiencias más guapas la viví en Zaragoza. Fui hace un año a un Carrefour para firmar autógrafos y hacerme fotos con la gente y fue una de las ciudades que más me han impactado. Estuve unas dos horas y media recibiendo gente. Una locura.

–¿Cómo comenzó ese vínculo con el Real Zaragoza?
–Hago en mi canal el modo carrera con el FIFA y quería un equipo de Segunda División para grabar como lo gestiono, los partidos y su progresión. Hice entre la gente una encuesta con qué club tenía que pillar entre todos los equipos de la categoría y el más votado fue el Real Zaragoza.

–A raíz de los vídeos que ha ido publicando se ha generado muy buen ambiente entre usted y los jugadores.
–Sí. Se ha creado una conexión muy chula. Es un videojuego, pero es gracioso como lo virtual se extrapola a la vida real. Por ejemplo, en el juego Jorge Pombo se marchaba del club y nos escribíamos mensajes comentando los movimientos virtuales. Yo le pedía que no se fuera y se acabó marchando en el modo carrera y en la vida real (ríe).

–También era muy conocido entre los futbolistas del Zaragoza.
–Sí, muchos seguían mi canal. Fui a la Ciudad Deportiva a grabar y los jugadores estuvieron muy cercanos. El pobre Pombo no pudo salir en mis vídeos por ser de Nike, ya que lo organicé junto a Adidas, pero luego nos conocimos y nos hicimos una foto. También estuvieron los chavales de la Youth League mirando cómo montábamos todo.

–¿Cómo ha visto la masa social que despierta el Real Zaragoza?
–Me ha sorprendido mucho. Recibo muchas interacciones con gente que sigue al equipo o de muchísimas personas de otros lugares que también le tienen simpatía. A raíz del juego el equipo me cae muy bien. Encima voy a ir a La Romareda y seguro que hacemos algo chulo con el club. Veo los partidos y me fijo en cómo está la afición. Tremendo. Este año tiene muy buena pinta. La verdad es que el fútbol español necesita al Real Zaragoza.

–Usted ya ha ascendido al Real Zaragoza a Primera en el FIFA.
–Quiero ser el gafe a favor. En el modo carrera ascendí a Primera, aunque en playoff, a ver si es una premonición para lo que pueda pasar este año en la vida real.

–¿Cuánto dedica a Youtube?
–Muchísimo. El otro día, por ejemplo, me hice un directo jugando al FIFA de nueve horas ininterrumpidas. Es un poco locura. Es más tiempo que la jornada laboral de muchas personas. Por mucho que sea un trabajo es algo que nos nos apasiona y no podemos quejarnos.

–Todavía hay mucha gente que no lo considera un trabajo.
–Sí, sobre todo la gente más mayor. Estamos en 2020 y todavía ningunean esta profesión, incluso te dicen que no pagamos a Hacienda. Yo pago una pasta en impuestos. Aquí tampoco nadie regala nada. Nosotros generamos visitas con nuestro producto. Y para conseguirlo dedicamos muchísimas horas. No sé cuándo hay fiesta en España. Muchas veces mis amigos me dicen de ir de vacaciones un finde porque hay puente y yo les digo ‘¿qué puente?’. Trabajo todos los findes.

–¿Qué es lo más bonito?
–Algunos de los mensajes que recibo. Algunos son emocionantes. Muchos son de chavales que tienen depresión o que están pasando un mal momento en su vida y me dan las gracias porque mis vídeos les ayudan a tener paz interna y a estar mejor. Eso es de lo más bonito que me llega a través de este trabajo.

–Pero también llega mucho veneno, sobre todo por Twitter.
–Sí. Luego está Twitter. Es la jungla. Hay mucho odio, demasiado tóxico. Yo rara vez intento contestar a toda la gente mala que aparece. Tenemos que saber llevarlo, sobre todo con esa gente joven que pone comentarios llenos de odio para tener un momento de gloria. Luego esas mismas personas que te pueden insultar con un tweet te ven por la calle para saludarte. Es gente que quiere llamar la atención y hay que saber llevarlo.

–¿Esto le ha llevado a autocensurarse?
–Creo que soy bastante yo, aunque hay muchas veces que voy a publicar algo y lo borro porque tengo miedo a que pueda liarse o producirse algo negativo. En ese sentido creo que yo y todo el mundo antes éramos más naturales y espontáneos.

–Espero que si el Real Zaragoza asciende lo celebre sin censura.
–Si asciende quiero ir ahí y liar alguna gorda. No sé. Me gustaría hacer alguna quedada con la gente en el estadio o en algún sitio donde se pudiera. Mínimo me grabaré un vídeo cantando el himno del Real Zaragoza.