+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Etinof se opera de su problema cardiaco y podrá volver a jugar

El futbolista, cuyo fichaje desestimó el Zaragoza por esa dolencia, apunta a seguir su carrera en el Stade Laval

 

Etinof, con Lalo Arantegui en Zaragoza. - Real Zaragoza

S. VALERO
20/08/2019

Gabriel Etinof dio el pasado miércoles 14 de agosto el primer paso para poder volver a jugar al fútbol, ya que el extremo francés fue operado en un hospital de Marsella del problema de corazón que imposibilitó su fichaje por el Real Zaragoza. Según fuentes cercanas al jugador, este se recupera bien de la intervención y esta servirá para poder solventar el problema médico que imposibilitó su fichaje por el club aragonés en junio pasado, después de que no pasara el reconocimiento médico una vez que se había anunciado su contratación por cuatro temporadas y con el jugador ya en Zaragoza para rubricar su contrato.

A Etinof se le ha asegurado que podrá volver a jugar al fútbol de élite tras esta intervención y ahora mismo su idea es comenzar la rehabilitación para intentar volver a jugar a partir de enero. De hecho, el Stade Laval, con el que no renovó su contrato, se plantea como su destino, ya que al estar sin equipo el club francés puede ficharle en cualquier momento. La idea del futbolista pasa por recuperarse plenamente y comenzar a entrenar con su anterior equipo hasta que le hagan ficha, una vez superado ese problema cardiaco que imposibilitó su incorporación al club aragonés después de ser una apuesta muy personal de Lalo Arantegui, director deportivo, que ya llevaba siguiendo al extremo desde octubre pasado y lo había visto en directo, él o el secretario técnico, José María Barba, en al menos cinco ocasiones.

El fichaje se cerró a mediados de mayo y el jugador llegó a Zaragoza el 12 de junio para rubricar su contrato. Tras dos días de exámenes médicos, en los que el jugador requirió una segunda opinión que confirmara o no lo detectado por los servicios médicos oficiales de la entidad zaragocista, se comunicó que la contratación quedaba desestimada por un problema médico de consideración, aunque en ningún caso se hizo oficial el motivo para no dañar en ese momento la imagen del jugador, que se puso manos a la obra con diferentes médicos franceses para intentar encontrar una solución que fue efectiva el pasado miércoles.

Tras descartar su incorporación, el club no se vio obligado a afrontar indemnización alguna al futbolista, ya que cualquier fichaje queda supeditado a que el deportista supere el reconocimiento médico. Si no lo hace, la entidad deportiva que pretendía su incorporación no debe asumir coste alguno y está habilitada para desestimar su contratación.

El Real Zaragoza había pensado en Etinof para reforzar el juego de banda de un equipo carente de especialistas de este tipo. Extremo diestro, rápido, con desborde y profundidad, el francés, procedente del Stade Laval, se comprometía con la escuadra aragonesa antes de que esta alcanzara un acuerdo con Víctor Fernández para que el técnico zaragozano continuara en el banquillo. No era un jugador que había pedido el técnico zaragozano, que no lo conocía, pero sí aceptó esa incorporación, aunque finalmente no se produjo.

Etinof, de 23 años, no había renovado en el Stade Laval y tenía decidido cambiar de aires, preferentemente fuera de Francia, y era un futbolista cotizado, porque la pasada temporada en la National 1, el equivalente a la Segunda B española, el tercer rango competitivo en Francia, acumuló 4 goles y 13 asistencias, siendo nombrado el mejor pasador de la categoría en este curso, además de que un gol suyo, ante el Cholet, fue elegido el mejor del campeonato. También estuvo en el once ideal al término de la Liga.

El Angers, de la Primera francesa, y en la Ligue 2, Le Havre y el Clermont Foot estaban tras sus pasos. También equipos de la Segunda alemana y de la MLS lo tenían en la agenda. A todos se adelantó el Zaragoza, que tuvo que desestimar su fichaje.