+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El ‘galáctico’ de Segunda

El aterrizaje, el pasado verano, del jeque árabe Turki Al-Sheikh ha triplicado el límite salarial de un Almería ya sin el exzaragocista Corona en el club. Guti, el nuevo técnico, cobrará un millon de euros

 

Guti, junto al director general Mohamed El Assy, en la presentación del técnico. - EFE / CARLOS BARBA

J. OTO
09/11/2019

Su nombre es Turki Al-Sheikh y ha revolucionado el Almería. El aterrizaje, el pasado verano, del jeque árabe ha convertido al club andaluz en el galáctico de la categoría merced a una inyección económica que comenzó con un desembolso de alrededor de 25 millones de euros para hacerse con la entidad y cuyo último episodio es el millón de euros que percibirá Guti, el flamante nuevo entrenador del equipo almeriense.


El magnate se gastó 17 millones en fichajes. Por Appiah desembolsó nueve al Nottingham Forest y cuatro dio al Peñarol para hacerse con Darwin Núñez, pero ninguno fue fijo para el anterior técnico, Pedro Emanuel, que ya es historia. Como Óscar Fernández, al que Emmanuel, el elegido por el jeque, relevó apenas unos días antes de que empezara la temporada. Nada extraño, eso sí, a tenor de los tres cambios de entrenador en siete meses de gestión de Turki Al-Sheikh en su anterior club, el Pyramids FC egipcio.


Promete el magnate una academia de fútbol de 38.000 metros cuadrados, a la que compara con La Masía, y da un plazo no superior a tres años para subir a Primera «aunque creo que lo haremos antes» dijo en su primera comparecencia como dueño del club, en la que lució la camiseta del equipo.
Impulsivo y de fuerte personalidad, el jeque ha triplicado el límite salarial del Almería, que ahora supera los 18 millones de euros. Su enorme fortuna y el respaldo del Gobierno de Arabia Saudí –es amigo del príncipe Mohamed Bin Salm– asegura un fuerte músculo financiero para una entidad que ha cambiado de arriba a abajo. Entre los damnificados por su llegada está el exfutbolista del Real Zaragoza Miguel Ángel Corona, director deportivo del Almería durante las dos últimas campañas tras haber jugado diez años en el equipo andaluz. Darío Drudi, uno de los hombres de confianza de Turki Al-Sheikh, ocupa ahora ese cargo.

El magnate, que la pasada temporada se empeñó y logró introducir nueve jugadores de su país en equipos de Primera y Segunda, es el ejemplo perfecto de la irrupción del petrodólar en el fútbol, con la consiguiente transformación radical del club objeto de la inversión. El jeque, que eligió al Almería entre una lista de equipos en los que habría sido bienvenido, asegura que se gastará lo que haga falta y que por dinero no será. Cuentan los que lo conocen que, mientras las cosas vayan bien, el Almería será lo más parecido a una tierra de jauja, pero advierten de que, si se tuercen, nadie sabe cómo reaccionará Turki Al-Sheikh. El dedo, eso sí, señalará a Guti. El técnico, en su primera experiencia en un banquillo de Segunda, sabe dónde se ha metido. Como lo sabía Emmanuel, al que, con el equipo en puestos de ascenso, el jeque mandó a la calle, eso sí, pagándole su largo contrato.