+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Eguaras: «La oferta para renovar está pospuesta hasta estar salvados»

 

Íñigo Eguaras posa en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva antes de la entrevista con este diario. - JAIME GALINDO

S. VALERO
07/03/2019

—Ha tenido tiempo de analizar su expulsión en Pamplona que le hizo ser baja ante el Almería. ¿Cómo la ve ahora?

—Estuve bastante dolido conmigo mismo, porque asumo que el error es mío. La segunda tarjeta es una jugada que el balón está dividido y voy fuerte y mi fallo es ir con los tacos por delante. La primera amarilla fue una jugada en que pongo el pie al rival tras meterse entre Alberto Benito y yo y en la segunda toco balón pero la acción es bastante dura.

—¿Tiene la sensación de que al Zaragoza se le mide con distinto rasero arbitral?

— No, de verdad que no, ellos intentan hacer su trabajo. Es verdad que la expulsión de Soro del otro día se la puede ahorrar el árbitro. Queda muy poco tiempo, no es una acción que sea una agresión y el partido estaba ya casi terminado, no iba a ningún lado sacando esa roja.

—Su baja ante el Almería frenó una progresión física que llevaba tras su lesión de pubis.

—Es verdad, trabajé duro antes y, desde que empezó el 2019, me he ido sintiendo cada vez mejor, volviendo poco a poco a lo que es mi nivel. La lesión está ya olvidada.

—¿Ya no tiene molestias?

—Gracias a Dios el dolor ya se me ha ido. De vez en cuando tengo una pequeña molestia, pero no me impide entrenar, no tengo que parar. Y si caliento se me pasa. Estoy bastante contento.

—Su lesión en el pubis empieza en mayo, vuelve en la séptima jornada y después tiene que parar antes de Navidad tres partidos para hacer un plan específico. ¿Qué pasó?

—En una parte importante fue mi culpa. Volví contra el Albacete y me encontré bastante bien, después de tanto tiempo. Me vi con buenas sensaciones, pero tras el partido contra el Nástic empecé a notar las molestias.

—¿Se le forzó a volver antes?

—No, de verdad que no. Hablaba con Imanol Idiakez y después con Lucas Alcaraz y me decían que necesitaban más jugadores para fortalecer la plantilla pero que volviese cuando tuviera buenas sensaciones. Pero me precipité. Sabía que no estaba al 100% , me equivoqué y fue todo al revés.

—¿Pasó por momentos duros?

—Sí. Tras el partido contra el Numancia, el de la eliminación, pasé una noche durísima. Aparte del disgusto del partido, recuerdo estar tumbado en la cama y tener un dolor brutal al moverme. Me levantaba llorando de dolor, pensé en ir a urgencias y durante el verano lo pasé bastante mal, porque hacer vida con ese dolor se hacía complicado.

—La temporada pasada se le vio a un gran nivel y la lesión de pubis frenó todo.

—En el principio de la segunda vuelta de la temporada pasada fueron los mejores partidos en mi carrera junto con algunos de mi segunda temporada en el filial del Athletic. Aún así, ese no es mi tope. Siempre hay más.

—Es una lesión sin plazos. Guti no se operó, usted sí y a los dos les ha costado.

—Fuimos los dos a Burdeos pero solo a él le dijeron de operar. Es que es una lesión muy latosa. Cuando crees que estás bien, sabes que el dolor puede aparecer en cualquier momento. Físicamente es muy duro pero mentalmente lo es aún más.

—¿De esta lesión sale un Eguaras reforzado?

—Sin duda. Los problemas te ayudan a crecer. Valoro mucho más las cosas, cuando estás tanto tiempo lesionado ves todo de otra manera. Sabes que tienes que ser más profesional que nunca, ves lo importante que es la gente que te rodea, tu entorno, los que están ahí para apoyarte. Esa ayuda la valoras muchísimo. Lo vivido me sirvió de experiencia, soy un futbolista más completo.

—¿Se siente imprescindible en este Zaragoza?

—No, imprescindible no. Cuando ha entrado otro en mi puesto lo ha hecho bien, pero sí que en la idea que tiene Víctor me siento importante, porque soy un jugador que le gusta tener la pelota.

—Acaba contrato en el 2020 y el club le quiere renovar. ¿Cómo está la negociación?

—Yo aquí estoy contento, muy bien, es un equipo que desde el primer día me hizo sentirme a gusto. Hay ya una oferta que de primeras agradezco porque siempre es halagador que te quiera renovar un club como este. Cuando me la presentaron hace algunas semanas les dije que hasta que no pasase un tiempo y me viese bien no quería saber nada más.

—¿Ese tiempo ha pasado?

—Estamos en marzo y lo primero es el equipo. Está pospuesta hasta matemáticamente estar salvados. Yo lo pospongo todo hasta acabar la temporada en cuanto a objetivos, entonces nos sentamos a hablar y a ver cuál es la mejor opción para todos.

—¿Se ve en el Zaragoza el próximo curso?

—Sí porque tengo contrato. De momento voy a seguir aquí.

—También es posible que el club vea bien un traspaso porque necesita dinero.

—Eso es cosa de ellos. Vine aquí en circunstancias favorables, con la carta de libertad y, si el club ve necesidad de traspasarme para poco a ir saneando la deuda, no puedo decir nada. Aceptarlo y ya está.

—¿Quiere jugar en Primera?

—Sí, tengo ese deseo. Es lo máximo a lo que aspiro, lo que llevo persiguiendo toda mi vida y con lo que más contento estaría. Si es con el Zaragoza, mejor. Eso querría decir que lo lograríamos pronto.

—¿Y el Athletic? Allí se formó y no pudo debutar.

—Esa espinita la tengo clavada. Ellos me formaron como jugador y como persona, pasé la mitad de mi vida allí y llegué hasta Segunda B.

—Si fuera el Athletic el que viniera a por usted...

—Habría que valorar todo, porque siempre he dicho que prefiero un equipo en el que tenga más opciones de jugar que irme por ahí solo a ganar dinero. Mi deseo es jugar en Primera pero siempre que pueda aportar con minutos.

—¿Eguaras se ha revalorizado en el Zaragoza?

—Una de las mejores decisiones en mi vida fue venir aquí. Tenía otras ofertas, pero venir a este club tan grande e histórico me ha revalorizado y estoy muy agradecido por eso.

—No solo está la opción de su traspaso. Soro, James, Pombo.... El club puede necesitar esas ventas si no sube.

—El proyecto era a largo plazo, a dos o tres años, y creo que siempre habrá jugadores que pueden aportar mucho. Soro, por ejemplo, vino sin hacer ruido y dio un alto nivel. Si llegan ofertas por él o por otros eso ya es cosa del club, es el que debe valorar todo.

—¿Qué consejo le da a Soro?

—Que esté centrado de cabeza, porque cualidades tiene. Es muy joven todavía, este año ha dado el salto y le queda camino por recorrer. Tiene que ir poco a poco sin que nadie le presione y se irá marcando sus metas y ofreciendo su nivel.

—Pombo también está en medio de una renovación, como usted. ¿Cómo lo ve?

—Lo noto tranquilo, pero desde lo que ha salido de su renovación le veo que ha bajado un poco su nivel, porque en la primera vuelta fue de los mejores del equipo. Tiene que echar a un lado la renovación y centrarse solo en el equipo y en él. Tiene fútbol y nivel para ser de los mejores aquí.

—¿Qué diagnóstico hace de los problemas del equipo?

—Nos cuesta mucho ponernos delante en el marcador, siempre vamos a remolque, y el tener que ir remontando es muy difícil. Está claro que no está faltando gol, es indudable. No lo achaco ni a los delanteros ni a nadie, hablo siempre en equipo. Para meter un gol necesitamos hacer una jugada de Primera y después en detalles, en acciones a balón parado, siempre somos muy débiles y eso nos está lastrando mucho.

—El curso está siendo duro...

—Todo ha salido mal desde el principio. El trabajo de Imanol fue muy bueno, pero el fútbol son resultados. Confiábamos en él y estábamos convencidos de que con su trabajo y su idea, que es la que le gusta al futbolista, íbamos a sacar esto adelante. Es un entrenador que en el grupo cayó muy bien y como persona es magnífico. Lucas supone una idea diferente. En su apuesta no pillábamos las ideas que él nos intentaba transmitir, en el sistema táctico y en la forma de jugar, y al final eso se reflejaba. Fueron ocho partidos que solo ganamos uno y esos puntos que dejamos pasar en esa etapa nos lastraron.

—Y llegó Victor Fernández.

—Trajo un plus de confianza para todos, nos transmitió seguridad, hacernos ver que somos buenos jugadores, que si estamos aquí es por algo. Y ahí están los resultados de los primeros partidos, aunque ahora hemos entrado en una dinámica negativa pequeña, aunque también el calendario ha sido complicado.

—Un punto de nueve. ¿El equipo vive un bache?

—Contra el Albacete el punto fue irreal, porque merecimos más. Ante Osasuna el resultado fue por consecuencia de muchas cosas, sobre todo de estar la segunda parte con uno menos, y ante el Almería fue un partido que, sin ellos hacer mucho, se nos fue por mínimos detalles, lo que ha sido una tónica en esta temporada.

—Siete puntos con el descenso y a 16 de la promoción y restan 13 partidos y la victoria del Reus. ¿La temporada ya está hecha?

—No, de verdad que no. Antes de jugar ante el Almería dije en el vestuario que tenemos que llegar a los 50 puntos cuanto antes aunque creo que la salvación va a estar en menos. La temporada pasada al Córdoba se le daba por descendido y se salvó; no te puedes fiar de nadie. Estamos cerca de abajo y hay que salir de ahí.

—¿Hay unión en ese vestuario? Parece que no hay el mismo grupo que la temporada pasada.

—Es igual que la temporada pasada, ha llegado gente nueva que ha aportado mucho y somos una piña. Nos llevamos bien, otra cosa es lo que se transmita hacia fuera, eso no lo sé, pero no hay malos gestos ni malos rollos.

—Si en pocas jornadas están en tierra de nadie, ¿cuál será el mensaje cuando no haya objetivos?

—El mismo. El Zaragoza tiene que salir a ganar siempre, a dar ejemplo de que somos jugadores de un gran club. Y para un futbolista dejarse llevar no es bueno. Hay gente que acaba contrato, otros que quieran demostrar que puedan aportar aquí, los que vean la oportunidad de dar el salto a otra categoría más alta...

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla