+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La final de la Copa de Campeones

Orgullo de juveniles

El Zaragoza logra en los penaltis contra el Villarreal la primera Copa de Campeones de su historia

 

Los jugadores y el cuerpo técnico del Real Zaragoza reciben la Copa de Campeones sobre el césped de Balaídos y celebran con alegría el título. - EFE / SALVADOR SAS

A. BOBED
12/05/2019

Espectacular. Tremendo y digno de la más sincera ovación. Este grupo de jugadores ha hecho historia en uno de los momentos más complicados de la larga vida del Real Zaragoza. Es un enorme motivo de orgullo por un grupo de jóvenes que pueden decir bien alto y con la cabeza bien arriba que son el mejor equipo juvenil de España. Y al margen del título, este equipo ha conseguido unir al zaragocismo, necesitado de motivos a los que aferrarse e ilusionarse. En esta etapa tan oscura, ellos son un faro que seguir.

Han dado una exhibición tras otra. A veces con un juego más bonito y alegre. Otras, como ayer en la gran final ante el Villarreal, siendo un ejemplo de compañerismo, solidaridad, sacrificio, entrega y competitividad. Y aquí cabe una mención especial para Iván Martínez. Es un conjunto que no destaca por grandes individualidades, pero precisamente es un equipo con mayúsculas.

No contento con ganar el grupo 3 ante transatlánticos como el Barcelona o el Espanyol, ahora ha vencido la Copa de Campeones por primera vez en su historia sin recibir ningún gol y cargándose a un Atlético invicto, al mejor Celta juvenil celeste de siempre en cuanto a puntos logrados y a un Villarreal plagado de talento. Y lo mejor está por llegar. Queda la Copa del Rey y el Real Zaragoza jugará al año que viene la UEFA Youth League, la Champions juvenil por primera vez.

PENALTIS DE INFARTO

Azón fue el gran héroe. Tras un inicio con un Zaragoza replegado, ordenado y con algo de nervios, al cuarto de hora el guardameta cometió penalti en un balón filtrado que detuvo con solvencia. En la tanda de lanzamientos desde los once metros se hizo enorme para detenerle el último tiro a John y darle el título de campeón de campeones.

Tras el susto inicial, el Zaragoza fue ganándole la posesión al Villarreal, frenando el ritmo y comenzando a elaborar. Alastuey probó con un tiro flojo, Álvaro Martín casi clava una falta y de nuevo Alastuey, de tijera, volvió a avisar. El Villarreal también tuvo las suyas en los primeros 45 minutos y, de hecho, fueron mejores. Niño dispuso de un mano a mano que tiró fuera por los pelos y Azón se estiró para enviar a córner un tiro desde la frontal envenenado.

En la segunda mitad se notó todo lo que había en juego. El rigor táctico impidió que se abrieran las costuras, el ritmo fue flojo, más defensivo, con dominio de la pelota del cuadro castellonense y con un Zaragoza que esperó el bajón físico del Villarreal y el desparpajo de Puche y Jaime Sancho, que salieron de refresco, para atacar con peligro a la contra.

En los últimos diez minutos llegó el momento del conjunto de Iván Martínez. Castillo en un córner tuvo el triunfo, Puche lo mismo en un error de Filip en un balón aéreo y entre Jaime Sancho y Puche no atinaron a marcar en el descuento. Por lo tanto, a la prórroga.

Ahí la intensidad siguió decayendo por el cansancio de ambos equipos, completamente exhaustos, pero Puche dispuso de un mano a mano que salvó con el pie el portero del Villarreal con una parada magistral. Los penaltis comenzaron torcidos, con un fallo de Javi Hernández que igualó Galdón en el siguiente lanzamiento. Después llegó una serie de 13 tantos seguidos hasta que Azón se puso la capa de héroe y detuvo el lanzamiento de John. Ya son eternos y, lo mejor, que el Zaragoza tiene un brillante futuro en estos chicos.

Real Zaragoza: Azón, Francés, Álvaro Martín, Javi Hernández, Borge, Francho, Iván Castillo, Mario Benedet (Vera, m.101), Rodrigo Val (Jaime Sancho, m.79), Alastuey (Andreu Torres, m.58) y Jesús Jiménez (Puche, m.69).

Villarreal: Filip Jörgensen, Izán (Blanco, m.90), Tasende, Vadim, Pereiro, Morante (John, m.84), Carlo, Niño (Gonzaga, m.108), Baena, Galdón y Enric (Arana, m.73).

Tanda de penaltis: Javi Hernández (fallo), Galdón (fallo), Álvaro Martín (gol), Tasende (gol), Vera (gol), Arana (gol), Francho (gol), Gonzaga (gol), Puche (gol), Baena (gol), Jaime Sancho (gol), Pereiro (gol), Borge (gol), Carlo (gol), Castillo (gol) y John (fallo).

Árbitro: Muñiz Ruiz (Comité Gallego). Amonestó a los zaragocistas Javi Hernández y Francho y a Baena y Vadim del Villarreal.

Incidencias: Partido disputado en el estadio Abanca Balaídos de Vigo.

REAL ZARAGOZA 0 (7)

VILLARREAL 0 (6)

   
1 Comentario
01

Por Artimaño 10:46 - 12.05.2019

Los mejores juveniles de España. Ahora el club debe saber gestionar el futuro_presente de estos jugadores para tener una excelente generación de ganadores. Y de paso espantar a los buitres. Orgullo zaragocista.