+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL MERCADO DEL ZARAGOZA

Las primas del ascenso del Mallorca han sido el último obstáculo en la cesión de Alegría, que llega este martes

El acuerdo con el Zaragoza está cerrado desde el fin de semana, el club asumirá unos 200.000 euros de su ficha y el jugador este lunes ya no se ha entrenado con el equipo bermellón

 

Álex Alegría encara a Galarreta en una sesión del Mallorca. - REAL MALLORCA

S. V.
18/01/2021

El Real Zaragoza espera a Álex Alegría este martes, ya que el principio de acuerdo para su cesión sin opción de compra está cerrado desde el fin de semana, tal y como contó este diario. De hecho, lo único que ha dilatado su llegada es una cuestión contractual referida a las primas en caso de ascenso del Mallorca, unas cantidades que en buena lógica el delantero extremeño quiere tener garantizadas antes de salir. En todo caso, esa cuestión no va a obstaculizar una negociación ya cerrada entre clubs y por la que el Zaragoza pagará algo menos de la mitad de la ficha del ariete, ya que va a estar menos tiempo de temporada en cuanto a meses en La Romareda del que ha jugado en el Mallorca, donde tiene contrato hasta el 2024 tras llegar en el verano del 2019 con el equipo en Primera y su ficha este curso se ha reducido a la mitad al bajar a Segunda. Así, la SAD va a asumir en torno a 200.000 euros de su ficha en el Mallorca en una cesión sin opción de compra. El futbolista ya no ha participado en el entrenamiento de este lunes del conjunto balear.

Álex Alegría, que tenía hasta siete propuestas de Segunda para salir este enero, ya ha hablado en las últimas semanas con Miguel Torrecilla en muchas ocasiones y el director deportivo en el 2016 le dio plaza en el primer equipo del Betis y en el 2019 lo llevó cedido al Sporting, por lo que es una apuesta muy personal del encargado de la parcela deportiva zaragocista, pero también lo ha hecho ya con Juan Ignacio Martínez, porque para el entrenador el punta también es una prioridad. El anuncio oficial de su fichaje llegará mañana martes o, más probablemente, el miércoles una vez supere el reconocimiento médico y si todo va bien el futbolista tendrá sus primeros minutos ante el Albacete el viernes. Esa es la hoja de ruta trazada para el que será el segundo refuerzo invernal tras el central Peybernes.

El punta ha jugado en 13 partidos de Liga en esta temporada, aunque solo tres de titular, con 336 minutos, y en otros dos encuentros de Copa. El extremeño (Plasencia, 14-2-92) se formó en el equipo de su localidad para dar el salto al Cacereño, donde en Segunda B comenzó a mostrar sus dotes goleadoras para fichar por el filial del Betis en el 2012. Debutó en el primer equipo de la mano de Pepe Mel en Segunda en el curso 14-15 y se marchó cedido al Numancia, donde se destapó, siendo el mejor jugador aquella temporada 15-16 del equipo soriano, con 12 goles. Ese buen papel y la llegada de Torrecilla y Poyet al Betis le dieron sitio en el primer equipo verdiblanco, en el que jugó 25 partidos en Primera en la 16-17.

Después, fue cedido al Levante, aunque sufrió una grave lesión de rodilla, y al Rayo, ambos en Primera. Sin embargo, el club rayista rompió esa cesión en enero del 2019 y acabó en el Sporting, de nuevo de la mano de Torrecilla, entonces director deportivo rojiblanco. En el tramo final de ese curso fue fijo para José Alberto y jugó 16 partidos, con 13 de titular y tres goles. De regreso al Betis, priorizó jugar en Primera y el Mallorca apostó por él con un contrato de 5 años, hasta el 2024, tras desvincularse del equipo verdiblanco. Apenas jugó en la élite con el equipo balear y en enero del 2020 se fue cedido al Extremadura, donde anotó seis dianas en 17 duelos que no evitaron el descenso extremeño a Segunda B para regresar a Mallorca, lugar del que ahora va a volver a salir con destino a Zaragoza. Será su octavo club profesional desde que firmó contrato con el primer equipo bético en el 2015.