+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La primera, en la frente

El Zaragoza suma siete victorias, un empate y ninguna derrota en los ocho encuentros en los que se ha adelantado en el marcador, mientras que el Dépor de Luis César nunca ha marcado antes que su oponente

 

Los jugadores zaragocistas celebran con Ros su tanto en Vallecas. - CARLOS GIL-ROIG

J. OTO
05/12/2019

La capacidad de reacción exhibida por el Real Zaragoza el pasado fin de semana ante el Girona dejó patente el grado de madurez y personalidad de un equipo que estuvo a apenas unos minutos de completar la primera remontada de la temporada. De hecho, levantó los dos goles en contra anotados por el cuadro catalán pero un error en los últimos instantes del choque privó a los de Víctor de una victoria merecida. Se resiste, pues, esa remontada total de un Zaragoza que ha empezado perdiendo nueve partidos, de los que cinco acabaron con derrota –en Fuenlabrada (2-1) y Gijón (4-0) y en casa ante Cádiz (0-2), Mirandés (1-2) y Albacete (0-1)– y en los cuatro restantes, el cuadro aragonés logró al menos un punto –en La Romareda frente a Málaga (2-2) y Girona (3-3) y en los campos de Fuenlabrada (1-1) y Oviedo (2-2)–.

Pero si algo evidencia el carácter del Zaragoza es su capacidad para defender un marcador favorable. Porque si la escuadra de Víctor Fernández es capaz de marcar primero, el partido es suyo. O casi, ya que solo en uno de los ocho encuentros en los que el Zaragoza ha tomado ventaja no ha logrado la victoria. Fue en Ponferrada, donde un postrero gol de Valcarce neutralizó la renta adquirida por el Zaragoza merced a un tanto anterior de Kagawa. El empuje de los leoneses les acabó otorgando un punto, pero aquello fue una excepción. Ni se había dado antes ni sucedería de nuevo después.

Porque en casa frente a Tenerife (2-0), Elche (1-0), Extremadura (3-1) y Las Palmas (3-0) y en las visitas a Alcorcón (0-3), Soria (0-1) y Vallecas (0-1), el Zaragoza tradujo en triunfo la ventaja adquirida en el luminoso. De hecho, solo el Extremadura fue capaz de marcar después de haberlo hecho su oponente, aunque aquel tanto –que entonces empataba la contienda– no le sirvió mucho al cuadro azulgrana, que acabó perdiendo merced a las dianas de Kagawa y Luis Suárez.

La fortaleza del Zaragoza cuando da primero adquiere una relevancia importante ante la visita, el domingo, a Riazor, donde espera un Deportivo muy tocado. El equipo gallego, colista, no gana desde la primera jornada y deambula sumido en una profunda crisis que castiga aún más un estado anímico que ha empeorado con Luis César, con el que el Dépor ni siquiera ha sido capaz de marcar antes que su oponente.