+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OPINIÓN DE SERGIO PÉREZ

El Real Zaragoza deja de ser el Real Zaragoza

 

Jorge Pombo, en un momento del partido de lunes. - Ángel de castro

Sergio Pérez Sergio Pérez
09/10/2018

Hace solo un mes, el Real Zaragoza jugó en Oviedo el partido más excitante de cuantos ha disputado en este interminable ciclo por los pedregosos caminos de Segunda. Su fútbol vertical y ofensivo enamoró aquel día y alcanzó un nivel estupendo que ya había enseñado una semana antes en una vibrante primera parte contra Las Palmas. Aquel equipo, del que el actual parece una mala copia, jugó muy buenos ratos con jerarquía, control, dinamismo y un juego esperanzador, eléctrico por momentos. Un mes después, el Real Zaragoza ha perdido todo aquello, especialmente la identidad. No ha ganado en las últimas cuatro jornadas (dos puntos de doce) y hasta ese bagaje negativo se ha llegado en partidos distantes: perdió en Almería y contra el Lugo por no saber desenredar la tela de araña del rival y el lunes no pudo con el Osasuna porque perdió el balón en la segunda parte, el control del juego y el rango. Estuvo a merced.

Las paradas milagrosas de Cristian Álvarez, primero al penalti lanzado por Brandon, y después con su cuerpeo decisivo en la acción de Rubén García al final del encuentro, en la que amortigua el balón para que Lasure tenga el tiempo necesario para evitar el gol, sortearon un destino peor. Tener un guardameta así es una suerte que regala puntos. Suyo y de la bota de Lasure es el punto sumado ayer, un punto que elevó otro punto más la preocupación porque el equipo está haciendo mal lo que tan bien hacía: dominar a los contrarios con el balón y el pase. El Real Zaragoza ha dejado de ser el Real Zaragoza en el último mes. Se busca y sigue sin encontrarse.

   
2 Comentarios
02

Por Carlos V 13:17 - 09.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Yo tengo un reloj roto en casa y dos veces al día me da la hora exacta. Si la única victoria digna, la de Oviedo, es leída por el entrenador como algo negativo que nos ha provocado las derrotas subsiguientes, quizás todos estos malos resultados hagan del Zaragoza el próximo Campeón de Europa. Hay que j......

01

Por Artimaño 9:53 - 09.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Deberíamos tomar otras referencias para el juego del Zaragoza que no fuesen las del 0-4 de Oviedo porque en está Primera B de los empates es imposible sorprender ya a ningún equipo. Ni siquiera el Málaga lo puede hacer. Cada uno juega con lo que tiene como si fuesen finales. Lo que hay que hacer es ganar en solidez como equipo y, como decía Natxo, en fiabilidad. Que los rivales suden tinta para pasar una línea, que no nos desborden por fuera y si perdemos la posición no nos cueste un mundo recuperarla. Eso es lo que tiene que hacer Idiakez, un equipo al que no se le pueda ganar.