+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OPINIÓN DE SERGIO PÉREZ

El rendimiento de Papu y los millones en el aire

 

Papu se dirige a la sala de vídeo antes de un entrenamiento. - JAVIER BELVER

SERGIO PÉREZ
14/11/2019

Este pasado verano, con otra temporada en Segunda División en ciernes, el Real Zaragoza necesitaba volver a vender para equilibrar sus cuentas. Al final, el puzzle encajó con los traspasos de dos de sus piezas: Pep Biel al Copenhague y Alberto Soro al Real Madrid. Pudieron haber sido perfectamente otros con tiempos diferentes de mercado y en otras circunstancias, pero definitivamente fueron ellos. Se quedó James, el otro futbolista con más novias sin boda culminada, y se quedó Papunashvili, en torno a cuya suerte ya existían entonces discrepancias en el seno de la Sociedad Anónima.

El georgiano es un producto genuino de la factoría de Lalo Arantegui. El director deportivo apostó sin fisuras por su continuidad en la plantilla. Siempre lo consideró pieza clave para la temporada 2019-2020, hombre indiscutible para que la empresa tuviera éxito y un precioso activo para una futura venta. Su mala campaña anterior, salpicada por constantes lesiones y episodios que minaron su credibilidad interna y externa, había provocado que su valor se hundiera. El objetivo de la cúpula deportiva era que el futbolista recuperara el nivel de su primer año (ocho tantos en todas las competiciones, verticalidad, desequilibrio y mucho gol para un hombre de la segunda línea), que aportara un rendimiento continuo y elevado y que su precio volviera a inflarse hasta unos buenos millones de euros. Ya por entonces había quienes en el club discrepaban con ese razonamiento, habían perdido la fe y consideraban prescindible al jugador, cuyo mercado en el este de Europa siempre ha sido interesante.

Papunashvili se quedó. Después de 15 jornadas de Liga, su rendimiento está siendo muy bajo, aparcado en el banquillo con un rol de revulsivo, habitualmente para la última media hora. Giorgi no ha sabido hacerse con un hueco en el once titular ni con los numerosos problemas de lesiones que han afectado a los hombres de ataque en el inicio de Liga. Suma 296 minutos en nueve partidos, solo dos como titular. Todavía no ha marcado. Ahora mismo, está por detrás de Pombo, al que el Real Zaragoza puso en venta el pasado verano, y de Soro, un jugador traspasado al Real Madrid, cedido y propiedad de otro club. La progresión de Papunashvili se ha frenado. Aún es joven (24 años) y tiene tiempo de sobra para reencontrarse. Sus condiciones técnicas son buenas, aunque no consigue darles practicidad ni provecho material. A la vuelta de su selección tendrá nuevas oportunidades. Hasta ahora su expectativa está muy lejos de su realidad. De momento, ni rendimiento ni revalorización.

   
11 Comentarios
11

Por Sleif 21:07 - 14.11.2019

Este tipo de jugadores que su trabajo es hacer 6 u 8 jugadas geniales en toda la temporada no me interesan. Sin compromiso por la camiseta, sin esfuerzo por mejorar cada día. No me gustan.

10

Por benasque aragon 20:05 - 14.11.2019

Minervo , completamente de acuerdo contigo , los propietarios son los culpables , no quien va a comprar sin dinero

09

Por Don Minervo 18:24 - 14.11.2019

Señor Chepet, el director deportivo (este y los anteriores) con todos sus errores y algún acierto, en este club siempre tienen las manos muy atadas, es muy difícil conseguir duros a dos pesetas y media, con pasta es mucho más fácil elegir y fichar y aún así te puedes equivocar o puede salir mal el fichaje por lo que sea. Pues sin pasta viene lo que viene, saldos, experimentos, alquileres, préstamos etc. El mal radica en la propiedad que es lo único que no ha cambiado en estos siete años.

08

Por Don Minervo 18:15 - 14.11.2019

Llevamos siete años con el mismo miserere a la hora de fichar, "está muy complicado, no llegamos a esas cantidades, se nos va de precio" y así nos vamos a tirar siete años mas como poco. Da igual que sea mercado de verano de otoño o de invierno, cuando hay futbolistas en el mercado no se llega y cuando no los hay tampoco se llega. Mañana nos vamos todos a comprar un yate de 30 metros y cuando nos digan el precio, diremos ¡Vaya, se me va de precio!, pero la intención cuenta, nos hemos querido comprar un yate.

07

Por MAÑO-MAÑO 17:58 - 14.11.2019

Se ha perdido mi critica

06

Por chepet 17:42 - 14.11.2019

La preocupación para la afición,en estos momentos y en otros muchos, no es Papu. Como bien dice D.Minervo, es saber cómo se resolverá el problema de los delanteros, y añadiría yo dos problemas más, que son un medio, Guti a mitad de temporada se va a fundir, es imposible que continúe a este ritmo, y la última preocupación es que alguien se responsabilice de las temeridades llevadas a cabo en cuanto a la confección de la plantilla. Fichar a un delantero con un grave problema físico, no fichar a otro delantero, no fichar a otro medio, etc. Alguien en la parcela deportiva tiene que dimitir o que lo echen. No se puede continuar con esos fallos.

05

Por Artimaño 17:01 - 14.11.2019

Totalmente prescindible. En diciembre, Buyla al primer equipo.

04

Por Don Minervo 16:53 - 14.11.2019

Hace no mucho el señor Pérez titulaba un artículo algo así como "acierto pleno en los fichajes" más o menos. De los siete fichajes han funcionado tres y a intervalos, cierto es que de esos tres dos han estado lesionados. Un 40% es acierto pleno.

03

Por Alejandro 16:43 - 14.11.2019

Creo que Este chico es el típico jugador que no puedes pedirle que trabaje y presione porque no lo hará nunca. Ni lo lleva en la sangre.nEntiende el fútbol de forma diferente. Creo sinceramente que como podría recuperar su nivel sería jugando muchos minutos pero con gente que curre por el. De diez. Así se cubrirían sus limitaciones defensivas y él detrás de los delanteros haciendo de vez en cuando de las suyas..

02

Por Don Minervo 16:27 - 14.11.2019

Pues a mni Papu me preocupa más bien poco, es un error más de quien planifica la plantilla. Me preocupa mucho más ese delantero que iba a sustituir a Dwamena que ni ha llegado ni va a llegar. Nos vamos a tirar tres meses con un delantero y medio en la plantilla y cuando volvamos a no ascender volveremos a oir autocrítica de que. Que lástima este R. Zaragoza que no tiene unos propietarios millonarios que puedan sacar al club de esta pertinaz ruina, pobrecicos, demasiado han hecho gastándose el pastizal que se han gastado, lo deben estar pasando mal en sus casas. Sr. Pérez a los abonados, a la afición en general, Papu se la trae al pairo, le preocupa mucho más tener un delantero solvente y que meta goles.