+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA OPINIÓN DE SERGIO PÉREZ

El sueño de la Copa y el sueño que realmente quita el sueño

 

Atienza y Linares saltan al césped alentados por cientos de aficionados, que llenaron el estadio. - ÁNGEL DE CASTRO

SERGIO PÉREZ
29/01/2020

La afición del Real Zaragoza es maravillosa, admirable. El recibimiento al equipo antes del partido contra el Real Madrid fue otra vez digno de otra categoría, realmente emocionante. La Romareda es un escenario con una mística especial, con un halo mágico que la recorre de esquina a esquina y que, en noches de partido grande, provoca un escalofrío gigante, en cada aficionado individualmente y en la genética colectiva. Todo lo que rodea a este club es de Primera División. Solo falta que el equipo, ahora en manos de Víctor Fernández, el mejor capitán posible, complete con éxito la empresa en la que está embarcado en Segunda y retorne al lugar que le corresponde en la historia.

Por unos días esa historia ha regresado con toda su viveza e intensidad a la ciudad. Un Real Madrid con muchos titulares fue demasiado para un Real Zaragoza con mayoría de suplentes. Víctor Fernández tenía muy claro el orden de las prioridades. Dos errores propios en la primera parte, el primero a la salida de un córner concediendo un 2x1 en el lateral del área que culminó Varane solo en el segundo palo y otra pérdida en la salida del balón en el borde del área, que acabó con el 0-2 de Lucas Vázquez, diluyeron las esperanzas blanquillas, que durante al menos un cuarto de hora estuvieron vivas. Kagawa pudo reactivar la eliminatoria en un gran disparo pero Areola lo evitó. La segunda mitad ya sobró.

En lo terrenal, el partido supuso sobre todo un extraordinario premio económico para el Real Zaragoza. La taquilla fue como aquellas de otros tiempos. También un reencuentro con ese ambiente único e inigualable en el estadio, hechizante, pleno de fascinación y que se repetirá, seguro, esta temporada en busca de objetivos más reales. El resto quedó en la lejanía de la realeza de Primera División. La afición estuvo de ensueño y la victoria fue finalmente una pretensión inalcanzable. Ahora, vuelta a la realidad, para que este sueño momentáneo de unos días sea una realidad cada semana. Empieza el principio del fin del paso del Real Zaragoza por la Segunda División. El desafío mayor: el ascenso. Desde el domingo en Cádiz. El reto, el verdadero, está servido.

 
 
1 Comentario
01

Por Sensatez 9:23 - 30.01.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Lo de ayer tiene que suponer otro estímulo mas para conseguir el verdadero objetivo. Este año si que se ven verdaderas posibilidades de ascenso. No la dejemos escapar!

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla