+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Víctor Fernández: "No nos podemos plantear otro reto que salir de abajo"

Fernández ha desvelado que le ha sorprendido que el equipo no jugase bien antes de su llegada y también se ha planteado por qué no intentaba jugar más

 

Víctor Fernández en la rueda de prensa de esta mañana. - REAL ZARAGOZA

EFE
08/02/2019

El entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, ha declarado hoy que su equipo no se puede plantear otro reto que no sea "salir de abajo" de la clasificación, salvo que se ganen cuatro partidos seguidos.

"El principal objetivo es salir de abajo. Estamos cerca de la zona de máximo peligro y no nos podemos relajar", ha destacado en rueda de prensa el técnico zaragocista, que ha advertido que en el partido que este sábado jugará el conjunto maño contra el Lugo en terreno gallego van a tener un rival que lucha "por el mismo objetivo" y que venció en La Romareda en la primera vuelta "con mucha facilidad" .

"El grado de dificultad va a ser grande. No hemos ganado nunca en seis años allí y vienen de perder, circunstancias que le dan al partido un tono de imprevisibilidad absoluta, pero intentaremos ganar. Haremos muy bueno el punto de Las Palmas si ganamos e iremos dando pasos cada vez mas grandes para alejarnos de zona de peligro. Vamos a pensar en cada partido porque necesitaríamos cuatro o cinco victorias seguidas para pensar en otra cosa, algo que nunca se ha hecho este año", ha resaltado.

Para el preparador zaragocista el Lugo es un equipo "irregular, que ha alternado partidos muy buenos con otros sin esa regularidad" y que es más fuerte "claramente como local", algo que intentará hacer valer aunque piensa que el Real Zaragoza tiene sus armas "para jugar de tú a tú y tratar de ganar".

"Como visitante solo nos ha ganado a nosotros pero en casa se hace fuerte. Lo veo como un equipo muy bien organizado, asociativo, con gente que marca los tiempos de partidos, gente que conoce perfectamente la categoría como Pita y Seoane que mejoran siempre la jugada y hacen mejores a los demás", ha analizado.

Para el preparador maño una de las claves del partido para que su equipo pueda obtener algo positivo será "saber contrarrestar" las transiciones gallegas que son muy rápidas porque tiene jugadores "muy rápidos por fuera y muy profundos y que son directos en la búsqueda de la portería y el gol".

A este respecto ha destacado a Iriome, Valentín, Campadabal, Lazo o Muñiz, jugadores que ha calificado como "muy verticales" y a los que les favorece que les llegue rápido el balón para realizar transiciones muy verticales.

"Es una de las fuerzas del Lugo. Para que les llegue la pelota manejan el centro del campo con jugadores con mucho oficio como Pita o Seoane que marcan bien los tiempos, le dan continuidad al juego y aseguran la pelota", ha analizado.

Igualmente considera que el Lugo ha estado "muy activo" en el mercado de invierno y que se ha reforzado "de manera coherente y lógica".

Preguntado por la irregularidad del conjunto 'blanquillo' durante los encuentros, ha indicado que es muy difícil jugar un partido perfecto los 90 minutos y, a este respecto, ha apuntado que no hay "ningún equipo" que no tenga altibajos, "ni el mejor de la categoría".

"Ni los más fuertes tienen una actitud dominante los 90 minutos. Lo que hay que hacer cuando uno no está bien es no encajar goles, soportar el dominio del rival y cuando estás brillante liquidar el partido, aunque eso es difícil y más como visitante. El Las Palmas nos golpeó con un gol y supimos reaccionar pero me gustaría adelantarme en el marcador a ver qué ocurre", ha apostillado.

Víctor Fernández ha desvelado que le ha sorprendido que el equipo no jugase bien antes de su llegada y también se ha planteado por qué no intentaba jugar más, pero ha explicado que posiblemente el estado anímico de la plantilla influye cuando se viven situaciones como de club zaragozano, que lucha por evitar el descenso cuando a priori ese no era su objetivo inicial.

"No te atreves a hacer cosas por falta de confianza. Ahora nos hemos soltado más y hemos mejorado pero todavía tenemos que manejar los partidos mucho mejor e interpretar lo que necesitamos en cada momento. Por ejemplo, frente al Las Palmas no interpretamos bien el partido ni al principio ni al final", ha descifrado.

A este respecto ha sentenciado que su obligación como entrenador es estar "siempre insatisfecho" pero sin olvidar que el equipo hace "muchas cosas bien".