+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Un Zaragoza de leyenda

La Romareda acoge (17.00 horas) el estreno del División de Honor juvenil en la Champions League ante el Kielce

 

Iván Martínez, Puche, Francés y Francho, junto a las banderas europea y aragonesa en el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza. - CHUS MARCHADOR

J. OTO
08/10/2019

El primer equipo del Real Zaragoza ha jugado 111 partidos en Europa repartidos entre apariciones en Copa de Ferias, Copa de la UEFA, Recopa de Europa y Supercopa. Ha levantado dos títulos, el último de ellos en 1995 en París con aquel legendario gol de Nayim. Pero nunca ha participado en la máxima competición continental –la Copa de Europa de siempre o la Liga de Campeones o Champions League de ahora–. El mágico himno nunca ha sonado en La Romareda, que sueña con tiempos mejores. El futuro es la gran esperanza para un zaragocismo que sabe esperar y que se abraza ahora a un grupo de chavales empeñados en hacer historia. Porque en apenas unas horas, el Real Zaragoza de División de Honor juvenil, un equipo de leyenda que la pasada temporada se proclamó campeón de España por primera vez desde que existe la entidad, volverá a envolverle en grandeza. Aquel logro otorgaba la clasificación para la disputa de la Youth League –la Champions de la categoría– que reúne a lo mejor del fútbol juvenil de todo el continente. El Zaragoza es, al fin, de Champions. La cita es ineludible. A las 17.00 horas del miércoles en La Romareda y ante el Korona Kielce polaco. Iván Martínez, el único entrenador juvenil campeón en su primer año en la categoría, y los capitanes Francho Serrrano, Alejandro Francés y Miguel Puche representan el triunfo del fútbol formativo aragonés y de la Ciudad Deportiva. Ellos son el presente y el futuro. Leones en cuerpo y alma. Zaragocistas de cuna. Héroes de leyenda. Sus palabras desbordan ilusión y entusiasmo en vísperas del partido de sus vidas. El día en que llevaron a su Real Zaragoza a lo más alto, aunque convendría no acotar el límite de una escuadra infinita. El sueño es Real. Bienvenidos a la historia.

Iván Martínez: Si hemos llegado hasta aquí es porque estos chicos se lo han ganado. Hay que competir como lo hicisteis la pasada temporada y demostrar lo que es ser un equipo. Nosotros no tenemos tantas individualidades como otros y era imposible que un solo jugador nos ganara un partido. Nuestro arma era y es el trabajo durante 90 minutos de todo el equipo. Sin eso, no podíamos ganar. (A sus jugadores) Debéis tener claro que sois unos privilegiados por poder saltar a La Romareda, a vuestra casa, y de poder ser todavía juveniles porque hay gente que, a pesar de que se lo ganó el año pasado, no va a poder jugar este partido por una cuestión de edad. Y eso ha de ser una motivación extra para vosotros.

Francho Serrano: Sin duda. Fueron partícipes de todo esto y toca dejarse la piel también por ellos, por nosotros y por todo el zaragocismo en general.

Alejandro Francés: Todos nos ganamos este premio, pero nosotros vamos a ser los privilegiados. Hay mucha gente que trabaja duro y que no consigue esto, pero nosotros sí hemos tenido esa suerte, así que vamos a por todas y a controlar los nervios para estar al cien por cien. Si no lo estás, se te comen.

Miguel Puche: A mí me gustaría ser como Otu (central del equipo), que parece que ni siente ni padece. Es un tío muy tranquilo.

Iván Martínez: Está acostumbrado a grandes citas y ha jugado un Mundial sub-17. La experiencia es una ventaja. Yo me pondré nervioso en el partido. Hasta entonces me lo tomo como uno más, analizando al rival de la mejor forma posible y con plena confianza en mis jugadores porque creo que somos mejores. De hecho, he estado más nervioso en los partidos que he estado sancionado (fue expulsado ante el Villarreal) y he tenido que estar en la grada. El fútbol se ve mejor, pero se pasa mucho peor.

Miguel Puche: No nos ha ido mal. El equipo está muy bien, líder y lo ha ganado todo.

Iván Martínez: El rendimiento a estas alturas es superior al que esperábamos. Del mismo modo que el nivel en pretemporada fue inferior al que creíamos. Pero los nuevos han entendido los valores de un equipo en mayúsculas y cómo se debe entrenar para competir en División de Honor. Tratamos de transmitirles el valor de la humildad y el respeto por el rival y a veces es necesario dar un toque de atención a alguno que parece que vaya a jugar la final de la Champions y no es así.

Francho Serrano: Cuando echas la vista atrás y ves lo que hemos logrado parece que es un sueño, un cuento de hadas. Ahora afrontamos un desafío increíble y trataremos de hacerlo lo mejor posible y superar todas las eliminatorias que podamos. Es difícil lograr lo que estamos consiguiendo. Lo de jugar en La Romareda me tiene loco, lo reconozco.

Alejandro Francés: Es algo con lo que todos hemos soñado. No veo el momento.

Francho Serrano: Cuando empiezas en esto siempre te imaginas jugando en La Romareda con el Zaragoza, el lugar al que te lleva tu padre. Es tu estadio. Tu casa. Tu gente. Es otra cosa. Aún no me lo creo. Voy a defender a mi equipo en Europa. Solo de pensar en el ambiente que habrá cuando salgamos a calentar, ojalá con la grada de animación en Gol de Pie apoyándonos, se me pone la piel de gallina.

Iván Martínez: Lo daría todo por vivir lo que van a vivir ellos. Nunca en la historia del Zaragoza se ha jugado esto y los once privilegiados que, injustamente, elegiré formarán parte de una alineación histórica. Creo que la gente aún no es consciente de lo que es esto. Barcelona, Real Madrid o Atlético están acostumbrados, pero nosotros no habíamos vivido jamás algo así.

Alejandro Francés: Toda esa presión por lo que hemos conquistado y lo que viene ahora te hace mejor futbolista. Te acostumbras a ella. Además, nos va a venir a ver mucha gente y es hora de demostrar lo que vales y de darlo todo desde el primer momento. Desde que suene el himno.

Iván Martínez: Por cierto, no es el himno de la Champions, sino el de la UEFA Youth League. Es diferente al de la Champions League, pero lo importante es que, por primera vez, sonará el himno de la Champions en La Romareda y todos disfrutaremos de ese momento.

Miguel Puche Creo que todo lo que nos imaginemos ahora está lejos de la realidad. Personalmente, me encanta ilusionarme con las cosas. Siempre piensas que puedes marcar un gol como el que tuve la suerte de hacer al Celta en la Copa de Campeones. Aunque admito que no me imaginé marcar el tanto al Reus que nos dio el título de Liga. Solo pensaba en ganar. Acababa de salir al campo centrado en darlo todo hasta el último minuto y aquel gol dio pie a todo lo que nos está pasando. La verdad es que tenemos mucha ilusión, pero que quede claro que nos va a costar muchísimo. El Korona Kielce es un buen equipo con grandes jugadores.

Iván Martínez: No puede haber mayor motivación que jugar un partido de Champions y en La Romareda. Por eso creo que la charla previa al partido saldrá sola. Trataré de plantear el encuentro de la mejor manera y de que tengan las ideas claras. Me equivocaré o no, pero tendrán que morir con lo que les digamos nosotros sobre cómo podemos hacerles daño y cómo nos lo pueden hacer ellos.

Francho Serrano: La forma en que Iván plantea los partidos nos ayuda muchísimo. Y es que siempre acierta. Ante el Celta nos dijo que íbamos a marcar al principio y así pasó. Frente al Barcelona aseguró que lo haríamos al final y sucedió. Contra el Atlético nos indicó que el gol llegaría o nada más salir del vestuario tras el descanso o al final y Francés marcó en la reanudación. Si el cuerpo técnico sabe lo que hace y el equipo está unido, fíjese lo que sale. El ambiente tiene mucho que ver con los logros. Lo principal es el equipo y el trabajo de forma distendida. Eso hace equipo.

Miguel Puche: Además, si no haces caso a lo que te dice, la bronca es importante. A muerte con ellos.

Iván Martínez: Pero ellos son los que juegan y entrenan diariamente. Ellos son los que se cuidan fuera de la Ciudad Deportiva. Todo suma. No tengo queja alguna de los 22 futbolistas de la plantilla del año pasado. Unos jugaron más y otros menos, pero todos aportaban. Ahora podemos disfrutar de este premio y trataremos de ganar y de seguir formando a los chicos de la mejor forma. Esto es un sueño para todos. Al igual que lo es para mí poder llegar a entrenar al Zaragoza en Primera División. Esto es el camino para tratar de cumplir ese sueño de ser entrenador profesional y ojalá que todas las horas que ahora le estoy metiendo se vean recompensadas algún día.

Alejandro Francés: Ha llegado el momento y vamos a por todas. El reto es impresionante, pero muy exigente física y mentalmente. Así que tenemos que estar a tope. Como siempre. Como nunca.