+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Añor y Diéguez, decididos a ayudar para que el equipo mantenga la categoría

Las últimas incorporaciones se han mostrado muy ilusionados en su presentación

 

Añor y Diéguez, decididos a ayudar para que el equipo mantenga la categoría - SD HUESCA

EFE
05/02/2019

Juanpi Añor y Adrián Diéguez, los dos nuevos fichajes de la S.D. Huesca, se han mostrado este martes, en su presentación en El Alcoraz, dispuesto a colaborar para que su nuevo equipo mantenga la categoría puesto que ambos consideran que la salvación no es imposible.

Los dos jugadores, últimas incorporaciones que hizo el Huesca en el mercado invernal, se han mostrado muy ilusionados en su presentación y con muchas ganas de acometer el reto que tienen por delante, tanto personal como del equipo, para que el Huesca pueda mantener la categoría en Primera División.

El venezolano Juanpi Añor, que llega cedido por el Málaga C.F. hasta el final de temporada, ha indicado que quiere aprovechar la oportunidad que le brinda el Huesca de jugar en Primera División. "Es una nueva oportunidad de volver a jugar en Primera División. Es un desafío bonito personal y del equipo que espero aprovechar. Necesitaba hacer un cambio ya que llevaba diez años en el Málaga y me puede venir bien ahora estar en el Huesca", ha señalado el media punta, que espera jugar ya el sábado ante el Girona.

Ha añadido que en el último partido de los oscenses, se vio a un "equipo nuevo" al que "nadie puede dar por muerto". "Se puede creer", ha enfatizado.

Por su parte, Adrian Diéguez, defensa central zurdo de 22 años que ha sido cedido por del Deportivo Alavés al conjunto oscense, también se ha mostrado muy ilusionado y ha dicho que espera aportar su granito de arena para intentar lograr la salvación del equipo.

"Vengo con muchas ganas de trabajar y darlo todo. Tengo muchas ganas de ayudar y aprender de todos", ha remarcado el joven jugador madrileño, quien cree que su nuevo equipo se salvará porque "nada es imposible", ha puntualizado.

El central, que presenció en El Alcoraz el 4-0 del pasado viernes al Real Valladolid, ha afirmado que el equipo "tiene menos puntos de los que merece" y se ha mostrado "preparado" para debutar el próximo sábado contra el Girona si el entrenador decide utilizarlo en sustitución del sancionado Jorge Pulido. "Creo que llego a un gran vestuario, muy unido y eso es muy importante. La salvación no es imposible", ha añadido.

Por otro lado, la S. D. Huesca sigue rastreando el mercado de futbolistas para incorporar un portero que tendrá que ser un jugador que esté en el paro, ya que no pudo hacerlo en el plazo señalado para el mercado invernal al haber dado de baja al guardameta argentino Axel Werner el mismo día 31 de enero. El nuevo portero, cuando llegue, se unirá a Roberto Santamaría y a Aleksandar Jovanovic.