+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Es ahora o nunca

El Huesca apura sus opciones de salvación en su visita a Anoeta ante una Real Sociedad al alza

 

Es ahora o nunca -

SERGIO RUIZ ANTORÁN
27/01/2019

Nadie esconde la realidad. Al Huesca le quedan pocas constantes vitales en Primera. Es así. La falta de victorias que arrastra desde esas dos primeras jornadas fugaces de puntos arrebatan una rutina de optimismo para un debutante en la categoría. La sirena de las urgencias es el aullido que acompaña a un vestuario dolido que sigue estando a diez puntos del filo de la salvación. La imagen que esta semana desvelaron las cámaras indiscretas, con Álex Gallar castigado de emoción tras la última derrota ante el Atlético, sintetizan el sentir de un equipo que vuelve a secarse las lágrimas de la desesperación y encara desde hoy su última y verdadera oportunidad de engancharse a la ilusión. Vencer esta tarde (18.30 horas, BeIn LaLiga) a la Real Sociedad en el estadio de Anoeta podría abrir una nueva grieta hacia la esperanza de la permanencia.

Y después de tantas desilusiones, ¿por qué va a ser diferente?. Y por qué no. Santamaría, portero titular del Huesca en las últimas cuatro semanas, da una respuesta gallarda. Ese que tampoco ha logrado mantener su puerta a cero, asignatura que sigue pendiente en esta jornada 21, pero ese que también ha hecho paradones inéditos hasta esta campaña, no quiere dejar de creer.

Y detrás de él se alinean todos sus compañeros. Esa llama que cada semana tiene que avivar Francisco es la que ha alimentado del calor de la ilusión en las frías jornadas que dan comienzo a la primera vuelta. El preparador ha lanzado para esta ocasión una arenga de valentía, rememorando la reacción de hace nada ante el Betis, rival de talla competitiva similar a la de la Real.

CON HERRERA Y GALLEGO

Los desplazamientos a San Sebastián, Girona y Cornellá (Espanyol) y la visita del Valladolid y del Athletic sitúan en el mes de febrero el pasillo hacia la salvación o la confirmación de que el Huesca volverá a Segunda la próxima temporada. Eso sí, con un nuevo estadio y una estructura consolidada. La renovación esta semana del defensa Jorge Pulido supone una piedra más que consolida un proyecto que, seguro, pase lo que pase, se prolongará en un futuro como una sólida apuesta de élite dentro del panorama español.

La llegada de las nieves al Pirineo oscense no se han visto acompañadas de la inclusión de nuevas fichas en la plantilla del Huesca, huérfano todavía de un lateral izquierdo y de algún refuerzo más que dé cuajo a la defensa y al ataque. La próxima salida del delantero Samuele Longo, que no ha entrado en la convocatoria ante su inminente marcha a un club de la Segunda italiana, supondría eliminar un lastre de un grupo donde Enric Gallego y Yángel Herrera, los dos fichajes del mercado de invierno, apuntan a la titularidad en Anoeta con más horas de entrenamientos y compatibilidad con el grupo. Los desahuciados Semedo, Brezancic y Werner, más el lesionado Gonzalo Melero, que sigue arrastrando los problemas de pubalgia, no viajaron hasta tierras vascas, donde, recuerden, el Huesca ganó al Eibar y empató en San Mamés en las dos primeras jornadas de LaLiga.

Las dudas físicas de Damián Musto y Moi Gómez, con molestias en un gemelo durante los entrenamientos, añaden la única incógnita en la posible alineación que depositará sobre el césped la estrategia planteada por Francisco, un técnico al que se le da bien Donosti (dos victorias en su etapa con el Almería), aunque están ambos listos para jugar.

La Real Sociedad demostró en El Alcoraz no ser un rival a temer. Su victoria en Huesca (0-1) se produjo tras una acción aislada en un partido dominado por los hombres que entonces dirigía Leo Franco. Entre Copa y Liga el cuadro vasco encadena cinco partidos sin perder, racha que comenzó con una sorpresa en el Santiago Bernabéu (0-2). Sin embargo, en casa, el octavo clasificado con 26 puntos, a seis del descenso, solo ha logrado dos alegrías (Celta y Espanyol), cediendo puntos ante equipos de la zona baja como el Rayo Vallecano (2-2) o el Valladolid (1-2).

El entrenador txuri urdin no podrá contar con las bajas por lesión de Martín Merquelanz, Andoni Gorosabel, Jon Bautista, Héctor Moreno, Kevin Rodríguez y Miguel Ángel Moyá, aunque recupera a Mikel Merino, autor del gol de la victoria en el Alcoraz, y David Zurutuza. El brasileño Willian José (7 tantos) y el canterano Oyarzabal (5) siguen siendo la referencia en ataque.