+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A Leganés con otra cara

El Huesca tendrá una buena oportunidad en Butarque para recortar puntos con la salvación

 

Akapo, presionado por Sanabria, durante el partido celebrado el sábado ante el Betis. - EFE / JAVIER BLASCO

M. D. S.
09/01/2019

El triunfo del Huesca frente al Betis en El Alcoraz fue una victoria más que necesaria. Lo fue para comenzar el año con buen pie y para hacer justicia, por fin, con un equipo que la merecía desde hace tiempo. Un bálsamo para un enfermo al que se le infectaba la herida cada semana, a pesar de las buenas señales que transmitía. Sin embargo, los resultados ajenos en la parte baja no acompañaron lo suficiente para que el recorte fuera considerable. El Rayo, su inmediato por encima en la cola de la Liga, se impuso en Valladolid, el Villarreal empató con el Eibar y el Athletic de Bilbao ganó al Celta, de manera que los altoraragoneses solo pudieron limar los tres puntos, precisamente, a su siguiente rival, el Leganés, que cayó frente al Espanyol.

Así las cosas y después del alivio, el sábado tocará ajustarse los escarpines en Butarque (13.00). Llega el turno de la escalada para el Huesca, con una jornada que ofrece cruces favorables para tal misión. El Rayo, cinco puntos por encima, recibirá al Celta, a diez y decimocuarto clasificado. El Athletic se enfrentará en casa a un Sevilla en Champions y el Villarreal tendrá delante a otro hueso, el Getafe, séptimo a estas alturas. Con todo, la necesidad de restar distancias no quita un ápice de valor a la victoria ante el Betis. Prueba de ello es cómo juzgó ayer Akapo el triunfo: «Ya tocaba conseguir esa victoria y todos nos fuimos contentos a casa. Estamos haciendo unos partidos lo bastante buenos como para tener bastantes más puntos en esta Liga», afirmó el lateral.

«Se ha retrasado esa victoria en casa, pero sí que nos liberamos un poco del lastre por no ganar y vamos ahora con mucha más confianza», añadió el jugador azulgrana sobre las sensaciones que deja en el vestuario el resultado del pasado sábado.

Sobre lo que les aguarda en esta jornada, Akapo se mostró prudente, sin dejar de lado la ambición por los tres puntos: «Tenemos que pensar en que tenemos que ir partido a partido y conseguir los tres puntos en Leganés», juzgó, a la vez que añadió que han de mirar «dónde está salir del pozo», una situación que, evaluó, con la mentalidad cholista de fijarse en cada encuentro y logrando puntos, les resultará «un poco más fácil».

Sobre los pepineros apuntó que es una escuadra que se encuentra cerca de la posición que ocupan –actualmente, a ocho puntos– y «que va a pelear por esa salvación». Por ello, subrayó que deberán lograr la victoria fuera de El Alcoraz. Todo ello, a pesar de las fortalezas de su rival, un equipo que en su estadio «recibe muy pocos goles y que resulta «muy difícil de ganar». Sobre cómo afrontarán ese reto, concretó: «El Huesca que se vio en casa es el mismo que va a ir a Butarque».

«En Mestalla tuvimos una ocasión muy buena de conseguir tres puntos que acabamos perdiendo y las últimas jornadas que hemos jugado fuera de casa no lo hemos hecho nada mal», reflexionó sobre el las buenas señales que transmite la escuadra. Sin embargo, concluyó: «Al final sí que es verdad que no hemos tenido la fortuna que a lo mejor deberíamos haber tenido».

Etxeita cumplirá ciclo de tarjetas, mientras que Aguilera se unió ayer a unos entrenamientos en los que también estuvo Musto.