+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VIOLENCIA DOMESTICA

14 hombres han muerto este año a manos de sus parejas

 

OLGA PEREDAOLGA PEREDA 28/10/2002

Los malos tratos a los hombres también existen. De enero a julio de este año, 14 hombres murieron a manos de sus parejas o exparejas, según el Ministerio del Interior. La estadística oficial corrobora que el 8% de las denuncias por delitos de violencia doméstica fueron de varones. Los expertos aseguran que el fenómeno está más extendido de lo que se cree.

A pesar de que las cifras masculinas están a años luz del infierno que sufren las mujeres (las asociaciones feministas calculan 60 víctimas mortales en lo que va de año), los hombres también sufren palizas y acoso psicológico por parte de sus compañeras. El año pasado, el número de hombres muertos ascendió a tres. Sin embargo, sólo se recogieron los fallecidos a manos de sus cónyuges o parejas de hecho. La cifra de los siete primeros meses de este año (14 muertos) es muy superior, pero incluye también más supuestos, como los asesinados por sus ex .

MIEDO AL RIDICULO "Las cifras se quedan muy cortas y no representan la realidad. Poquísimos hombres se atreven a denunciar. El que lo hace se tiene que tragar el miedo al ridículo", explica un portavoz del Equipo Mujer Menor (Emume) de la Guardia Civil.

La experiencia demuestra que un alto porcentaje de denuncias se refiere a violencia psicológica, pero también hay hombres que acuden a la policía tras haber recibido una paliza. "Hay varones fuertes, de dos metros de altura, que tienen delante a una mujer que no supera el metro y medio y se sienten incapaces de pegarla. El que pega es el que tiene el control", añade el agente.

FALTA DE RECURSOS Además del miedo al ridículo, existen otros dos problemas para los hombres maltratados: ¿dónde acudir? ¿quién creerá su historia? El psicólogo Eloy Rodríguez destaca la falta de recursos que tienen los maltratados: "No existen casas de acogida masculinas ni Instituto del Hombre".