+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el recurso

Los acusados mantienen su rutina normal en Sevilla

Acudieron a firmar al juzgado como cada lunes, miércoles y jueves

 

Ángel Boza, ayer. -

EL PERIÓDICO
06/12/2018

Con gesto serio y cabizbajos, los cinco integrantes de La manada volvieron ayer al juzgado de Sevilla a firmar y dar muestra de que siguen en la ciudad, conforme el auto que les concedió la libertad provisional y que les obliga a comparecer lunes, miércoles y jueves. Ninguno quiso valorar una sentencia que para ellos es un jarro de agua fría, puesto que siempre han mantenido su inocencia y que las relaciones con la denunciante fueron consentidas.

Su defensa ya anuncia recurso ante el Supremo, y confía en el fallo absolutorio cuando el caso salga de Pamplona. José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero fueron llegando ayer al juzgado a primera hora de la mañana. Ninguno quiso pronunciarse sobre el fallo que ratifica la pena de nueve años de cárcel por abuso sexual con prevalimiento. «No puedo valorarla», atinó a decir Prenda, quien sabe que queda un largo recorrido judicial por delante.

De momento, nadie ha pedido la ejecución de la sentencia, por lo que todos continuarán en libertad y pasarán las Navidades en casa. Agustín Martínez, abogado de cuatro de ellos, anunció ayer que agotará la vía judicial «hasta conseguir una sentencia justa en que quede acreditada su inocencia». El primer paso será ante el Supremo, donde alegará varios motivos. Para empezar, que las relaciones sexuales fueron «consentidas entre seis adultos».