+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SENTENCIA JUDICIAL

Cadena perpetua para un enfermero alemán

Mató a 85 personas con inyecciones que les causaron infartos

 

CARLES PLANAS BOU
07/06/2019

Un tribunal de Alemania condenó a cadena perpetua a un enfermero por haber matado a 85 pacientes, una cifra que lo convierte en el peor asesino en serie de la historia del país desde la segunda guerra mundial. Niels Högel ya cumplía cadena perpetua desde el 2015 por el asesinato de dos pacientes. La justicia ha considerado probado que Högel, de 42 años, administraba inyecciones letales a sus pacientes para provocarles fallos cardiacos. Después trataba de reanimarlos para ser reverenciado por sus compañeros. Sin embargo, muchas veces no lo lograba y esos pacientes morían.

Högel perpetró esta macabra práctica durante el 2000 y el 2005, con más de 100 pacientes en los hospitales de Oldemburgo y Delmenhorst, en el estado de Baja Sajonia. La investigación apunta que se cobró su primera muerte el 7 de febrero del 2000, solo cinco meses después de ser contratado. Aunque hubo sospechas, sus compañeros y superiores no lo denunciaron hasta el 2005.

En el juicio, Högel confesó todos sus crímenes y explicó que se trataba de «una pose para infundir respeto», y que disfrutaba de elogios y reconocimiento cuando lograba devolver a la vida a los pacientes. Aunque en principio se le condenó en el 2015 por dos asesinatos, en el 2018 la fiscalía aportó docenas de nuevos casos de los que se le acusó y que ahora le han supuesto otra cadena perpetua.