+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Europa se ahoga bajo la ola de calor

La ola de calor se intensificará durante el miércoles, jueves y viernes En Francia y Alemania está previsto que se superen los 40 grados

 

Una mujer se refresca en las fuentes de la explanada de Trocadero, en París. - AP

France Press / EFE
26/06/2019

La ola de calor que se ha abatido sobre una gran parte de Europa se intensificará este miércoles, con temperaturas que se espera que superen los 40 grados en Francia y España, antes de un pico durante el jueves y el viernes.

En España, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado este miércoles la alerta naranja, lo que significa un riesgo importante, en cinco provincias del norte: Bizkaia, Guipuzkoa, Navarra, la Rioja y Zaragoza. La mayoría del resto de províncias de levante se encuentran en alerta amarilla (riesgo). El jueves está previsto que la alerta naranja se extienda a un total de diez províncias, donde los termómetros pueden llegar a los 40 y 42C. Televisión Española ha bautizado este episodio de calor como "la semana del infierno".

Alerta roja

El portavoz de AEMET, Fernando García ha advertido que la situación empeorará durante los próximos días y en la cabecera del Ebro podía llegarse a activar el nivel de alerta rojo (riesgo extremo). En zonas de Castilla y León pueden registrarse temperaturas de 10 grados por encima de la media, mientras que en Aragón se podría llegar a los 15 grados adicionales.

Esta ola de calor, la décima que se produce en un mes de junio desde el año 1975, ya dejaba valores muy altos desde primeras horas del día. Así, la localidad abulense de Candeleda registraba 29,5 grados a las nueve y media de este miércoles y a las 11:00 horas el calor ya apretaba con fuerza en el municipio de Arenys de Mar (Barcelona) con 36,1 grados, en Os de Balaguer (Lérida) 33,4 grados y en Andratx (Baleares), Barbastro (Huesca) y en Lérida se llegaba a los 33,3 grados.

Las noches también serán muy calurosas: son las llamadas "noches tropicales" (temperaturas por encima de los 20 grados), sobre todo en Alicante (24 grados), Cuenca y Madrid (23 grados), seguidas de Almería, Barcelona, Burgos, Castellón, Guadalajara, Cuenca, Lérida, Logroño, Segovia, Toledo, Zaragoza y Vitoria con valores entre los 21 y 22 grados.

"Autopista de calor"

Para explicar el porqué de este fenómeno, que dejará temperaturas más altas en Zaragoza que en Sevilla, la meteoróloga del Tiempo.es, Mar Gómez, ha detallado que la culpable es una borrasca situada al noroeste peninsular encargada de arrastrar el aire procedente del interior de África con dirección a Francia. Esta "autopista de calor y polvo en suspensión" circulará sobre todo por el este del país, que se verá especialmente afectado, ha subrayado Gómez, para incidir que el valle del Ebro, a pesar de no estar en el sur de la península, es una de las zonas más calurosas de España durante el verano.

La Agencia de Meteorología advierte de que el riesgo de incendios forestales se agudizará mañana ante este episodio de calor avivado por una masa de aire "muy cálida y muy seca" y que elevará el riesgo a niveles extremos o muy alto en el País Vasco, Navarra, Cataluña, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y la Comunidad Valenciana.

El panorama europeo

En Francia este miércoles las máximas estaran entre los 25 y los 39C en dos tercios del país, particularmente en el sur y el este. El organismo publico Météo France prevé un "episodio sin precedentes desde 1947 por su intensidad y precocidad", con picos de 40 grados que "probablemente serán alcalzados puntualmente y que batiran los récords mensuales e incluso absolutos". También en Alemania sufrirán los efectos de la ola de calor, donde el termómetro puede llegar a los 39 grados en el sud-oeste del país y en en el estado federal de Brandeburgo, donde un incendio forestal ha debastado unas 100 hectáreas desde el lunes. Los especialistas advierten que puede superarse la mayor temperatura registrada un mes de junio, que data de 1947 y hasta la temperatura récord del país: 40,3 grados que se registraron en agosto de 2015 en una pequeña ciudad de Baviera.

En la capital alemana se han tomado algunas medidas para soportar mejor el calor como duchar a los animales de los dos zoológicos de la ciudad el miércoles y los policías de la capital han solicitado -en vano- poder llevar a cabo su trabajo en pantalones cortos y zapatos abiertos. En Brandeburgo un hombre conduciendo una moto completamente desnudo ha sido interpelado por la policia, quien ha difundido sus fotografias por las redes sociales. "Nos hemos quedado sin palabras: como titularía usted esta fotografía?", ironizaba la policia.

Weil wir #sprachlos sind : Wie würden Sie dieses Bild betiteln?Als kleine Inspirationshilfe - ein #Zitat des Herren: Et is halt warm, wa?Und jetzt Sie!#Hitze #safetyfirst #LebenAmLimit pic.twitter.com/BiM27ydDEy Polizei Brandenburg (@PolizeiBB) 26 de junio de 2019

Antes del presente pico, el record, de 36,7C se registró el pasado martes en Innsbruck, en la región austríaca del Tirol. Durante estos días, los famosos caballos de tiro que pasean los turistas en carruaje por la ciudad no han sido utilizados exepcionalmente.

En Ginebra (Suiza), donde se espera que se supere la barrera de los 35 grados, se ha cancelado el desfile de la 'Fête des Écoles' que tenía que celebrarse este miércoles y en Luxemburgo las escuelas se han mantenido cerradas. Los países de la Europa del Este también se verán afectados por la ola: se esperan tormentas y fuertes vientos en Lituania. En lo que llevamos de junio se han ahogado 27 personas en el Mar Báltico, con picos de calor que han llegado inusualmente a los 35,7 grados.

"Islas de calor"

"Las temperaturas mundiales aumentan a raíz del cambio climatico y con ellas la probabilidad de que se produzca una ola de calor extrema", destaca Len Shaffrey, profesor de ciéncias climáticas de la universidad de Reading, al oeste de Londres. Según el Instituto climatológico especializado de Potsdam, todos los veranos más calurosos en Europa después del año 1500 ha tenido lugar durante el trascurso del siglo XXI: 2018, 2010, 2003, 2016 y 2002.

Las grandes ciudades se han convertido en "islas de calor", donde más se está notando -y se notará- la ola de calor a causa de los suelos de hormigón, la falta de árboles y las actividades humanas.