+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REACCIONES DEL EPISCOPADO.

La Iglesia pide combatir hasta el final la materia de Ciudadanía

Los obispos elevan el tono y alertan de que "no es momento de posturas pasivas".

 

La Iglesia pide combatir hasta el final la materia de Ciudadanía - Foto:EL PERIÓDICO

JUAN RUIZ SIERRAJUAN RUIZ SIERRA 22/06/2007

La Conferencia Episcopal Española (CEE) entonó ayer su particular todos católicos o no contra el Gobierno por la asignatura Educación para la Ciudadanía. El mensaje no es nuevo, pues los obispos llevan meses proclamando su aversión a una materia que se propone aleccionar al alumnado en la igualdad entre hombres y mujeres, el rechazo de la violencia y el conocimiento del sistema democrático, pero en la declaración de ayer la CEE elevó su tono. "La gravedad de la situación no permite posturas pasivas ni acomodaticias", dice el texto. "Se puede recurrir a todos los medios legítimos para defender la libertad de conciencia y de enseñanza, que es lo que está en juego", añade.

En qué consisten "todos los medios legítimos", más allá de la conocida objeción de conciencia, es algo que la nota no explica --"son diversos", se limita a decir-- pero poco después de que los prelados aprobaran por unanimidad su redactado, el portavoz de la CEE, el padre Juan Antonio Martínez Camino, explicó por qué el organismo eclesiástico no había querido entrar en tales detalles sobre la resistencia a la asignatura. Se debe, al parecer, a una cuestión de rango: "Los obispos no descienden a niveles técnicos".

El portavoz de la Conferencia Episcopal también sostuvo que Educación para la Ciudadanía está basada en "la peor de las morales" y, para justificar su veredicto sin fisuras, ofreció varios motivos: la materia no recoge la "visión trascendente del ser humano" ni "el concepto de verdad en el hombre" y sí, en cambio, tanto "la ideología de género" como "la moral del relativismo".

RESISTENCIA UNIDA "Cuando están en cuestión la libertad de conciencia y de enseñanza --concluye la declaración--, todos, y los católicos en particular, debemos mostrarnos unidos en su defensa". Antes de este mensaje de unión contra una asignatura que consideran antidemocrática --o, al menos, "impropia de un Estado democrático", según el texto--, los obispos explican, como ya hicieron el pasado 28 de febrero en una declaración anterior, qué es lo que tiene Educación para la Ciudadanía que les resulta tan molesto. El motivo de fondo, aseguran, es que mediante esta asignatura --que se impartirá a partir de septiembre y se ofertará en tres de los 10 cursos de la enseñanza obligatoria, uno al final de la primaria y dos en la ESO--, el Estado "se arroga un papel de educador moral" que no le corresponde.

Pero los prelados también parecen mostrar una faceta más conciliadora. En el texto explican que no verían con malos ojos el que esta materia, aunque con el mismo nombre, tuviera contenidos mucho más limitados. "Otra diferente --señalan--, que no hubiera invadido el campo de la formación de conciencia y se hubiera atenido, por ejemplo, a la explicación del ordenamiento constitucional y de las declaraciones universales de los derechos humanos, hubiera sido aceptable".

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

Apúntate a nuestra Newsletter

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla