+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FUERA DE CONTROL

El incendio en Gran Canaria comienza a remitir

Las llamas no han entrado en la reserva natural de Inagua, de alto valor ecológico

 

Imagen de archivo del incendio en Gran Canaria. - @CARLOBRUSINI (TWITTER)

EFE / EUROPA PRESS
20/08/2019

El incendio forestal de Gran Canaria ha comenzado a remitir esta madrugada después de tres jornadas completas ardiendo sin posibilidad de control y ha perdido potencia. La zona sur del gran incendio forestal que afecta a la isla de Gran Canaria, originado el sábado 17 de agosto en el municipio de Valleseco, es la parte que actualmente "más preocupa", ya que es donde menos han bajado las temperaturas y donde la humedad es menor.

Así lo han puesto de manifiesto el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el jefe del servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Luis Fernando Arencibia, en la rueda de prensa sobre la evolución del incendio en la isla, en la han avanzado que se prevé que a lo largo del día algunos de los aproximadamente 10.000 vecinos desalojados, puedan ir regresando a sus viviendas.

Hasta esta mañana los datos del incendio se traducen en un perímetro afectado de 78,8 kilómetros, en los que se han quemado unas 12.000 hectáreas y en el que trabajan 16 medios aéreos, junto a dos de coordinación, así como 700 efectivos terrestres de diferentes unidades, de los que unos 350 lo hacen directamente en la extinción del fuego.

Torres admitió que las noticias hoy son "mucho más favorables", ya que el día amaneció con una realidad "muchísimo mejor" de la que se esperaba, si bien matizó que el fuego no está extinguido.

En cuanto a la evolución del fuego en las próximas horas, Arencibia explicó que si bien en la zona del parque de Tamadaba es "bastante complejo" atajarlo debido a tener un "flanco bastante alargado" y ser el área donde hay más puntos activos de "kilómetros" hay, también tiene zonas inaccesibles para entrar con medios terrestres, por lo que se trabaja con aéreos. Hay 21 carreteras cortadas.

PROGRESIÓN DEL SECTOR SUR

Por ello, se están centrando en el sector norte y, "sobre todo, en el sector sur", ya que es el que puede tener "más progresión" hacia la reserva protegida de Inagua, así como hacia los municipios de La Aldea de San Nicolás, Mogán y San Bartolomé de Tirajana.

Arencibia matizó que lo que ha favorecido esta noche ha sido la temperatura que ha bajado y la humedad que ha subido, ya que los vientos siguen siendo alisios. De este modo, explicó que desde la zona del Parador de Tejeda hacia Valsendero es la "parte fría"; desde Valsendero hasta el Valle de Agaete hay "puntos" pero se trabaja en ello; mientras que en la zona de Tamadaba tiene un flanco activo y "se prevé que siga ardiendo", y en el área de El Risco ha parado al encontrar una zona que carece de vegetación.

Hasta el momento los datos del incendio se traducen en un perímetro afectado de 78,8 kilómetros, en los que se han quemado unas 12.000 hectáreas y en el que trabajan 16 medios aéreos, junto a dos de coordinación, así como 700 efectivos terrestres de diferentes unidades, de los que unos 350 lo hacen directamente en la extinción del fuego.

AL MENOS UN FOCO PROVOCADO

Por otro lado, Torres avanzó que se prevé que a lo largo del día algunos de los aproximadamente 10.000 vecinos desalojados de diez municipios --706 en albergues--, puedan ir regresando a sus viviendas a partir de este mediodía.

Respecto a viviendas afectadas, el presidente de Canarias señaló que en el municipio de Gáldar sí ha habido inmuebles que han sufrido las llamas de este fuego. En cuanto al origen del fuego, Torres ha indicado que es una cuestión que se encuentra en proceso de investigación, después de que la isla haya sufrido tres incendios en una semana escasa, el primero en Artenara, el 10 de agosto, por una "imprudencia"; el segundo en la zona de Cazadores, en Telde, "parece provocado"; y el tercero, que se originó en Valleseco el 17 de agosto, también en un punto diferente y se investiga.

"Los tres incendios son distintos y no se originan provocado por el anterior(...). Los incendios normalmente tienen una causa fundamental: los provoca el ser humano por una imprudencia o porque hay desalmados que entienden que dañar el patrimonio es algo que se puede realizar", apostilló.

Finalmente, Torres manifestó que durante este martes visitará con la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, el punto de mando avanzado del incendio, para agregar que le ha solicitado al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, que ha estado en la isla hasta hoy, la necesidad de mantener medios en la isla hasta no extinguir el fuego.

RESERVA DE INAGUA

Los bomberos han logrado que el fuego no haya entrado en la Reserva Natural de Inagua, un valioso espacio natural que ya se quemó en el gran incendio del 2007 y que es donde el pinzón azul de Gran Canaria (especie exclusiva de la isla y en peligro de extinción) tiene uno de sus últimos reductos. 

El perímetro del fuego se ha ampliado ya a 75 kilómetros, lo que ha llevado a tener que desalojar La Aldea, el noveno municipio grancanario afectado por las evacuaciones. Los desalojados, según informa el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes), han sido llevados al polideportivo Los Cascajos.

Respecto a los más de 10.000 evacuaciones que se han realizado desde que el sábado comenzó el fuego, el presidente canario ha señalado que de confirmarse la estabilización del frente norte del fuego, mañana sería posible que parte de los desalojados pudieran volver a sus viviendas.

EL INCENDIO MÁS IMPORTANTE DESDE EL 2012

Este gran incendio forestal es el más importante ocurrido en España desde el 2012 y desde el año 2007 en el caso del archipiélago canario, y sus 12.000 hectáreas afectadas suponen el 20% de toda la superficie quemada a nivel nacional en lo que va de año.

El siniestro de Gran Canaria solo ha sido superado en la última década por los registrados en Cortes de Pallás (Valencia) con 28.879 hectáreas afectadas, y el de Andilla, también en Valencia, con 20.065 hectáreas calcinadas. Una imprudencia fue el origen de los dos siniestros forestales.

En el caso de Canarias, el año 2007 fue fatídico para las islas en lo que respecta a superficie afectada por incendios ya que al fuego de Gran Canaria -casi 19.000 hectáreas-, provocado por un trabajador forestal que fue condenado a ocho años y medio de cárcel, se le sumó otro en Tenerife que arrasó 16.820 hectáreas. Ambos incendios obligaron a evacuar a unas 14.000 personas