+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CERCO A LAS DROGAS

Interior extiende el plan especial del Estrecho a Málaga y Huelva para frenar a los narcos

En el último año se han se han producido 1.806 detenciones y se ha incautado más de 268 toneladas de droga

 

Imagen de una narcolancha intervenida hace unos días por la Guardia Civil a orillas del río Guadalquivir. -

JULIA CAMACHO
02/07/2020

Los continuos ajustes de cuentas entre bandas organizadas en la Costa del Sol preocupan a las fuerzas de seguridad, que tras haber recuperado el principio de autoridad en el Campo de Gibraltar amplían ahora el ámbito de actuación del plan especial contra el narcotráfico a Huelva y Málaga. Interior busca así frenar las nuevas vías de introducción de droga en España de unos clanes asfixiados en la zona del Estrecho, que además se han visto obligados a recurrir a embarcaciones de recreo para hacer el trasvase de los alijos en alta mar ante las numerosas incautaciones de narcolanchas.

En Interior hacen un balance triunfalista del plan especial de seguridad puesto en marcha hace ahora dos años para poner fin a la impunidad que mostraban los narcos en la zona, y que quedó clara en el asalto a palos a un hospital de La Línea para liberar a un delincuente arrestado poco antes. O en el constante hostigamiento que sufrían los agentes incluso de paisano. El problema, coincidían sindicatos policiales, políticos y asociaciones civiles, era la pérdida del principio de autoridad en una zona muy empobrecida donde la droga daba de comer a muchos.

Desde entonces, el mando especial de Policía y Guardia Civil no ha dado tregua a los clanes de narcos, y ha descabezado a las principales bandas de la zona, desmontando también buena parte de la estructura financiera que les permitía blanquear esas ganancias. En total, los detenidos por narcotrafico y contrabando ascienden a 1.806 personas, aunque si se incluyen delitos aledaños se elevan a más de 8.000. Se han intervenido 268,2 toneladas de droga y 8,3 millones de euros en metálico, y se han recuperado 1.092 vehículos y 311 embarcaciones. La tasa de criminalidad, defiende Marlaska, ha bajado de los 45,1 delitos por cada mil habitantes en 2018 a 40,1 en mayo de 2020, por debajo incluso de la media nacional (43,3).

Esa efectividad, sin embargo, no ha ido acompañada de una bajada de actividad, porque la demanda de droga no decayó siquiera durante la crisis sanitaria, y los narcos se han expandido a provincias limítrofes en pos de nuevas vías menos vigiladas. Así, las actuaciones policiales se han disparado en Huelva y Málaga o incluso Sevilla. Y han aparecido nuevas fórmulas de entrada de droga. Atrás quedan las gomas o lanchas de gran potencia que cruzaban el Estrecho y volvían en una sola noche. Ahora, los narcos prefieren fondear los alijos en puntos concretos donde luego barcos de recreo o de pesca recuperan la droga, o se hacen trasvases en alta mar a este tipo de embarcaciones. En otras ocasiones, las narcolanchas que aun sigue bajo su propiedad o que ellos construyen-- esperan en alta mar durante días a que les den el aviso del momento propicio para recoger o desembarcar la carga.

Por este motivo, Interior ha decidido prorrogar el plan especial hasta finales de 2021, y ampliar además su ámbito de actuación y dotándolo de 48,2 millones de euros para ampliación de medios técnicos y humanos. Se busca, dijo Marlaska, evitar la explotación de nuevas vías y nuevos modos de la introducción de drogas y otros efectos del crimen organizado, además de combatir la aparición de nuevas formas delictivas con las que buscan subsistir y eludir la presión policial, precisó.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

Apúntate a nuestra Newsletter