+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REINTRODUCCIÓN DE UNA ESPECIE

Primer nacimiento de osos en el Pirineo occidental en 15 años

Las cámaras captan también a dos ejemplares jóvenes jugando en la nieve en la zona catalana Los expertos calculan que este año podrían haber nacido entre 10 y 15 nuevas crías

 

Dos ejemplares jóvenes de oso pardo juegan en la nieve tras la hibernación en el Pirineo. - PROJECTE PIROS LIFE

EL PERIÓDICO
01/05/2019

Las cámaras del programa Piros Life, el plan que tutela la Generalitat para la reintroducción y el afianzamiento de la población de osos pardos en el Pirineo, han captado recientemente las primeras imágenes tras la hibernación. Se trata de dos ejemplares jóvenes, de entre dos y tres años, que juegan en la nieve en un bosque que no ha sido identificado, tras salir de la guarida donde han pasado los meses de frío.

También estos días, agentes de la Oficina Nacional de Caza y Fauna Salvaje (ONCFS) francesa han avistado a dos oseznos acompañando a la osa 'Sorita', que fue liberada en la zona del Bearn en el 2018 procedente de Eslovenia. A mediados de abril, los técnicos forestales galos confirmaron con sus prismáticos cómo la osa caminaba por la nieve con las dos crías. De confirmarse que son efectivamente suyas, este sería el primer nacimiento de osos en 15 años en este sector de los Pirineos, según ha informado la Fundación Oso Pardo.

Además, en el mismo sector donde se encuentra 'Sorita', en el municipio francés de Sazos, se han localizad rastros , concretamente huellas en la nieve, de otro oso entre los días 17 y 20 de abril. Podría tratarse del oso 'Rodri' que suele realizar incursiones en aquella zona.

DE 10 A 15 NUEVAS CRÍAS

Los técnicos del programa de reintroducción de la especie en el Pirineo estiman, a partir de la información registrada el pasado otoño (antes de que comenzara la hibernación), que este 2019 podrían haber nacido en la cordillera entre 10 y 15 nuevos ejemplares, una cifra que se podrá ir confirmando en las próximas semanas a medida que vaya abandonando la hibernación.

El año pasado, el censo elaborado por la organización Pays de l'Ours hablaba de la presencia de unos 40 ejemplares: cuatro machos afincados en el Pirineo occidental (en la zona de Navarra y el Bearn francés) y otros 36 en el área del Pirineo central (entre Lleida y el limítrofe departamento francés del Ariège). De estos últimos, según las mismas informaciones, 15 eran hembras; siete, machos; otros 13, ejemplares jóvenes aún no adultos, y los cinco restantes, oseznos nacidos en el 2018.

ATAQUE A UNA OVEJA

Coincidiendo con la salida de los osos de sus puntos de hibernación, el Conselh Generau d'Aran, el organismo de gobierno comarcal aranés, ha informado del que posiblemente sería el primer ataque de estos animales a ganado en el valle este 2019. Se trataría, según el Conselh, de una actuación del polémico oso 'Goiat', que liberado en la zona en el 2016 y que habría matado en Bausèn a una oveja y a su cría, de apenas un mes, para alimentarse tras el periodo de invierno.

El Conselh ha reclamado en reiteradas ocasiones que 'Goiat', un oso al que considera extremadamente voraz y peligrosos, sea capturado y reenviado a Eslovenia, de donde es oriundo.