+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

los datos en conjunto del país

91.000 parados menos en España

 

GABRIEL UBIETO
07/05/2019

La Semana Santa tardía de este 2019 ha desplegado sus efectos sobre el mercado de trabajo español y abril cerró con un buen balance en términos de empleo. La Seguridad Social sumó un total de 186.786 afiliados más respecto a marzo, hasta alcanzar los 19.230.362 trabajadores en activo; la mayor cifra desde el julio precrisis del 2008. El paro, por su parte, remó en la misma dirección que la afiliación y se redujo en 91.518 desempleados, acumulando dos meses de descensos y cerrando en los 3.163.566, según los datos divulgados ayer por el Ministerio de Trabajo.

El aguante de los datos del mes de marzo, teniendo en cuenta que para el impulso propio de la campaña de Semana Santa todavía faltaba un mes, ya dejó una pista que abril podía ser un buen mes. En términos interanuales, es decir, comparando abril del 2019 con el del 2018, tanto el paro como la creación de empleo mantienen ritmos elevados y se resisten a verse empañados por los cantos de desaceleración mundial. Ello les permite alcanzar, por acumulación, registros propios del periodo previo a la crisis.

A las puertas de la campaña de verano, la afiliación a la Seguridad Social creció durante el mes de abril en 551.901 personas, a un ritmo del 3% respecto al año pasado y parece que la cota de los 19 millones de empleados puede estar asegurada durante los próximos meses. Menor vigor, pese a mantenerse en la senda del crecimiento, registró el colectivo de autónomos, que en abril aumentó en 19.887 personas, el 0,6% más que en el mismo periodo del año anterior; hasta los 3,2 millones. «Hemos superado ya la crisis en términos estadísticos», afirmó ayer el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, en la rueda de prensa posterior a la presentación de los datos.

No obstante y en paralelo al vigor en el crecimiento del empleo, la calidad del mismo sigue proyectando sombras de duda. La estacionalidad y los sectores a través de los cuales creció el empleo en la Semana Santa se hicieron notar en el tipo de contratos. Nueve de cada 10 contratos firmados fueron temporales, con un leve aumento en la proporción respecto a otros meses. Las jornadas a tiempo parcial también registraron crecimientos, representando el 41,2% de los nuevos contratos indefinidos y el 35,1% de los temporales.

El desempleo bajó en 172.302 personas en el último año, revelando un ritmo de reducción interanual del 5,2% y bajando hasta los 3.163.566 desocupados, la menor cifra en términos absolutos en un mes de abril desde el 2008.