+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Agresión ultra en Valencia a manifestantes nacionalistas

Juan Manuel Serrat: «Uno no se acuesta español y se levanta catalán cien por cien». La CUP y Arran se sumaron a la marcha con un lema por la independencia

 

Miembros de ultraderecha y de la CUP se enfrentan durante la manifestación de ayer. - MIGUEL LORENZO

NACHO HERREROSClB
10/10/2017

Las calles de Valencia vivieron ayer por la tarde casi tres horas de alta tensión. Varias decenas de ultraderechistas agredieron a algunos de los asistentes a la tradicional manifestación de la izquierda nacionalista valenciana de la festividad del 9 de Octubre, Día de la Comunidad Valenciana. Además, cientos de personas con banderas de España y de la Comunidad Valenciana retrasaron la salida de una parte de la marcha y les escoltaron durante todo el recorrido insultándoles. Los organizadores tuvieron además que alterar el final de la concentración, pues la plaza del Parterre, donde debía acabar, estaba tomada por cientos de personas contrarias a la manifestación. De hecho, al tener montada la megafonía en ese punto, el manifiesto final lo tuvieron que leer con un altavoz de la policía en un punto diferente. Podem y Compromís pidieron la dimisión de Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, por los fallos en el dispositivo de seguridad.

El lema oficial de la manifestación era Sí al valenciá, aunque otros colectivos como la CUP y Arran se habían unido a la marcha con el lema propio La Independencia es el único camino. Cuarenta minutos antes de la hora prevista para el inicio, cerca de 200 contramanifestantes estaban ya en la plaza de San Agustín, de donde debía partir la marcha y donde aún no había apenas policía. Una decena de ellos cargaron contra varios jóvenes que iban a unirse a la manifestación oficial y se produjeron las primeras agresiones graves. Con el dispositivo de antidisturbios ya montado, los ultraderechistas cortaron la calle por la que debía discurrir la marcha y se reprodujeron las agresiones de los contramanifestantes, incluida una a un fotoperiodista al que derribaron y trataron de arrebatar la cámara.

Varios de los agresores se autodenominaron Valencia Fans Hooligans y junto al resto realizaron cánticos como Som valencians, mai catalans, Yo soy español o A la policía, ahora sí queréis.

La organización instó en varias ocasiones a las fuerzas de seguridad a que despejara la calle para que pudieran salir y unirse a la cabecera de la manifestación, pero pasó más de media hora hasta que pudieron hacerlo. Lo hicieron escoltados por la policía pero también por varios cientos de personas contrarias a la marcha lo que produjo algún conato más de pelea.

SERRAT, CONDECORADO / El cantautor Joan Manuel Serrat acudió ayer a Valencia para recibir la Alta Distinción del Gobierno valenciano «por su obra y su ética». El intérprete volvió a pedir que no haya hoy una declaración unilateral de independencia (DUI) en Cataluña. «Sería insensato, uno no se puede acostar español y levantarse catalán al cien por cien», señaló a la entrada del Palau de la Generalitat. El cantante catalán destacó que hay aún «un espacio grande para el diálogo». También remarcó que si los actuales dirigentes no saben negociar deben apartarse para que otros con más capacidad y voluntad lo hagan.

El acto institucional lo cerró el presidente Ximo Puig, quien recordó la manifestación de un 9 de octubre de hace 40 años en la que medio millón de valencianos reclamaron su Estatuto de Autonomía en un «día de unidad y reivindicación, de diferentes banderas y un objetivo compartido frente a quienes querían limitar la pluralidad de España».

   
1 Comentario
01

Por Coocun 8:28 - 10.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Sigue vigente la expresión "una de las dos Españas ha de helarte el corazón". Los españoles, todos, estamos hasta las narices de salvapatrias de uno y otro lado, de tenebrosos ultras inútiles, de trapos y banderitas, de españolazos y de independentistas. Que nos dejen en paz y se vayan a la mierda. La fosa de las Marianas, puede ser el sitio ideal.