+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REORDENACIÓN ADMINISTRATIVA

La asistencia telefónica ya reduce las esperas en los servicios sociales

El departamento confía en trasladar a todos sus funcionarios al centro el próximo mes de octubre. El teléfono 976701705 centraliza las citas y las dudas de la sede en la plaza del Pilar de Zaragoza

 

El sistema de atención telefónica de los servicios sociales de Zaragoza ofrece trabajo a los miembros de la Fundación DFA. - ÁNGEL DE CASTRO

Los antiguos juzgados son ahora dependencias del IASS. - ÁNGEL DE CASTRO

D. CHIC
26/03/2019

Los servicios sociales del Gobierno de Aragón en la provincia de Zaragoza han puesto en marcha dos novedades en la última semana para facilitar la atención de los usuarios. Por un lado, el nuevo número de teléfono (976701705) que ya ha permitido reducir al máximo los traslados físicos a las oficinas y también la apertura de una nueva sede para la dirección provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), en el edificio de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar de Zaragoza, que abrió ayer sus puertas al público. A partir de este momento se llevarán a cabo allí todas las gestiones que sea necesario formalizar de forma presencial en horario de 9.00 a 14.00.

A pesar de la desorientación habitual de los estrenos, las novedades se han recibido con satisfacción. Lo más novedoso es el sistema de atención telefónica que, por una parte, resuelven posibles dudas o peticiones de información y, por otra, dará una cita previa si esta fuera necesaria. En los primeros días se han recibido unas 160 llamadas, pero la mayoría no necesitan un traslado al la plaza del Pilar, quedando derivadas solo siete llamadas. «La mayoría de las cosas que nos preguntas se resuelve en el momento», aseguró el director gerente del IASS, Joaquín Santos.

La atención de este nuevo servicio corre a cargo de de laFundación DFA, con el asesoramiento de los técnicos del servicio. Hasta ahora el departamento atendía unas 100.000 citas al año, una cifra que esperan reducir de forma drástica al menos en Zaragoza. En las direcciones provinciales de Huesca y Teruel todavía no se han puesto en marcha teléfonos de atención centralizada.

Las únicas gestiones que los usuarios pueden hacer sin cita previa en el edificio son entregar documentación, solicitar certificados, acudir a una revisión de la pensión no contributiva o las solicitudes de ayudas individuales.

«Hemos cambiado totalmente la forma de atender al usuario», destacó Santos en la presentación de las nuevas salas. Hasta ahora tradicionalmente se tenían que hacer una espera «relativamente larga» o se llamaba a un teléfono en el que no siempre se recibía una respuesta adecuada. «Ahora lo hacemos de una forma más ágil y cómoda para todo el mundo», destacó.

Tanto el registro como el circuito de información se ubican en la planta calle del edificio, con acceso por la plaza del Pilar. Allí se han trasladado los servicios que antes atendían en el paseo de Rosales y el de Dependencia que se ubicaba en el paseo de María Agustín, 16. Por el momento la propia gerencia del IASS permanecerá en el paseo de María Agustín hasta que se complete la segunda fase de obras. En total han sido 160 funcionarios los que ocupan el espacio actualizado, que mantiene su antigua distribución, pero en el que se ha mejorado la iluminación y la climatización. El conjunto de la inversión es de unos cuatro millones de euros.

El viejo edificio de los juzgados tiene en estos momentos dos plantas libres en las que en los próximos meses se instalará el servicios de atención a la infancia y la adolescencia. El resto de los edificios que ocupaban los juzgados acabarán acogiendo la propia gerencia del IASS y también del resto de departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales.

500 FUNCIONARIOS

La única institución que seguirá en su espacio actual es el Instituto Aragonés de la Juventud, pues se ha considerado que el edificio que ocupa actualmente es el más adecuado para el servicio. «La idea es que las obras terminen a finales de junio y que toda esta reestructuración administrativa esté terminada en el mes de octubre, durante las fiestas del Pilar de Zaragoza», indicó. Esto supondrá la reubicación de casi 500 funcionarios.

La DGA confirma que los edificios tendrán nuevos usos. Existe un proyecto para la sede de la calle Rosales, con servicios nuevos para la atención a la discapacidad. En el edificio de la avenida de María Agustín quedará más espacio para el departamento de Salud, que ahora se compartía.

Noticias relacionadas