+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Práctica nociva en auge

Autolesionarse, la última moda viral

Aumentan los adolescentes que se lastiman y después lo difunden en la red

 

Autolesionarse, la última moda viral - FERRÁN NADEU

À. GALLARDO / J. OTO
04/06/2017

El malestar de los adolescentes ha encontrado una vía de escape extrema, las autolesiones físicas, de una gravedad que, advierten los especialistas, puede llegar a ser incontrolable. Psiquiatras y psicólogos han decidido dar a conocer el fenómeno en toda su extensión, ya que, aseguran, se trata de una realidad que transcurre en paralelo, pero oculta, a la mayoría de foros sociales.

Estudios europeos de reciente publicación, cuyos datos incluyen a España, relatan el progresivo aumento de la población joven o adolescente que se está haciendo daño de forma intencionada y casi siempre oculta a la mirada de familiares y profesores. La mayoría se corta en trazos paralelos poco profundos, que les cubren antebrazos, muslos o el vientre.

En ocasiones se trata de quemaduras, dolorosas. O buscan reabrir heridas recientes, que rascan y rascan para impedir que cicatricen, o propician que se infecten. No se trata de jóvenes alterados por alguna patología mental o con intenciones suicidas, sino de personas definidas como «normales» por los médicos que analizan y atienden el fenómeno en los hospitales catalanes. Uno de esos estudios lo ha publicado la revista británica Journal of Child Psycology and Psychiatry.

Los expertos aseguran que los primeros datos de autolesiones en adolescentes se remontan a 1960, aunque no se publicaron estudios sobre este fenómeno hasta los 90. En el 2001, un amplio informe elaborado en Estados Unidos advertía de que el 6,5% de chicas y el 5% de chicos se autolesionaba y solo entre el 1% y el 2,5% de los padres lo había detectado. Se estima que entre el 20% y el 30% de los adolescentes se ha autolesionado alguna vez. «La prevalencia es cada vez mayor. Los casos de autolesiones que nos llegan derivados de pediatras empiezan a ser mucho más frecuentes que otras patologías», asegura Sandra Gallego, psiquiatra infanto-juvenil del centro de salud Actur oeste Amparo Poch, de Zaragoza y trabajadora del centro de día de Movera especializada en trastornos mentales graves en adolescentes.

La experta subraya que este fenómeno no está ligado al suicidio. «Para profundizar en las autolesiones hay que saber identificarlas y conocer ciertos mitos para prevenirlas. Uno de ellos es que lo hacen para llamar la atención. No es así. Cuando un chico se autolesiona es porque está sufriendo y pasándolo mal. Los diagnósticos más habituales son depresión, trastorno de conducta. ansiedad o abuso de sustancias, pero en numerosos casos no hay una patología asociada. Se autolesionan en busca de alivio, no de notoriedad», expone Gallego.


PERFIL

La débil capacidad de la estructura social para incorporar a las generaciones jóvenes, la inexistencia de referentes a los que seguir, el avance de la pobreza y la ausencia de expectativas coexisten en el tiempo con la irrupción de las autolesiones, «Lo hacen porque sufren. Las señales de alarma hablan de chicos con baja capacidad de solución de problemas, alta impulsividad, ira u hostilidad.

Esos comportamientos nos deben poner en guardia ante un posible caso de autolesión. Además, es más probable en familias con un solo progenitor, o con problemas de convivencia», expone la psiquiatra.

La buena noticia es que las terapias suelen funcionar. «Es fácil trabajar con ellos y, con la terapia adecuada, las autolesiones pueden desaparecer del todo», indica Gallego, que añade que el patrón no ha cambiado en los últimos años. «Es en la adolescencia donde se produce ese pico hormonal y se empieza a preocupar por el sentido de la vida. Eso no ha variado», dice.

El objetivo final, pues, de una autolesión no es el suicidio o «llamar la atención» de los mayores, insisten los especialistas, sino vincularse con sus iguales de una forma exitosa y veloz. «Colgando en WhatsApp la foto impactante de unos cortes que sangran, esos chicos reciben el aplauso admirativo de miles de colegas a los que nunca conocerán personalmente», explican. «Sin la difusión por internet, entre sus grupos de iguales, no existiría el factor de imitación, que es algo imprescindible. El daño físico les atenúa su conflicto y, encima, reciben la identificación del grupo».

   
10 Comentarios
10

Por Donald Le Pen 16:18 - 04.06.2017

Como analista en profudidad del tema adolescente, tengo que decir que cada vez ms, sobretodo las chicas, son muy propensas a desarrollar un masoquismo bastante peligroso. Se sienten atraidas por el dolor , la humillacion, el sufrimiento y de hecho cada vez es mas frecuenet ver como buscan rodearse de los chicos mas peligrosos, mas maoltes por asi decirlo, mas violentos. Les encanta ser tratadas un poco, o bastante mal. Resulta paradojico que en una sociedad cada dia mas feminsita, las chicas jovenes, las niñas y las adolescentes sean ellas las que buscan ese perfil de "novio" o "amigo" dominante, peligroso y abuson. Es para estudiar este fenomeno.

09

Por hightower 14:53 - 04.06.2017

vamos, lo que viene a ser un attentionwhore de toda la vida pero ahora mezclado con Darwin, a veces uno se pregunta si la humanidad realmente ha llegado a bajar de los árboles

08

Por enrike 14:36 - 04.06.2017

Mikelos: Es que no nos gusta la sociedad del todo vale. Por ejemplo, que unos alumnos se sientan vampiros y quieran estudiar boca abajo y que todo el buenismo social reaccione contratando profesores que enseñan boca abajo. Nuestro desánimo, con lo que se ve por ahí, es entendible, la reacción, consecuencia.

07

Por José Z. 13:53 - 04.06.2017

Dios debía querer mucho a los tontos porque hizo muchos.

06

Por mikelos 13:03 - 04.06.2017

Sois unos seres de luz, foreros de pro. Claro que sí, el problema es que son unos vagos y unos inútiles. Fin del problema. Con lo que os lo habéis currado vosotros, eh? Y que la gente no sea igual de decente, sufrida y abnegada!

05

Por Coocun 12:28 - 04.06.2017

¿Personas normales? Creo que autolesionarse no puede ser de gente normal, si no más bien, de inadaptados "modernos" que quieren pertenecer a una "tribu" que les aumente la autoestima; sin dar un palo al agua o desarrollar la inteligencia. Pirsin, orejas y otras partes llenas de pendientes, agujeros en los lóbulos de diámetro imposible..... La naturaleza es tan sabia, que ya nos ha dotado de serie de todos los agujeros y endiduras necesarios. Aún con todo, la cantidad de tontos inadaptados por metro cuadrado; va en aumento.

04

Por enrike 11:52 - 04.06.2017

Alejandro: Según las últimas estadísticas, hay más tontos que personas. Todo viene del seguidismo, esa tara de sentirse desvalido, ejerciendo la falta de autoestima, en busca del grupo-tara, del líder para pasmados, en un proceso deriva, que sea facilito; oye, de hacer la carrera de ingeniería industrial, como medicación, nada de nada.

03

Por AlejandroLambea 10:03 - 04.06.2017

Cada día hay mas tontos en este mundo

02

Por dark 10:00 - 04.06.2017

me parece que hay que ir mas al psiquiatra

01

Por MayTheForceBeWithYou 9:06 - 04.06.2017

Si cuando uno se autolesiona recibe desde la red admiración, atención y apoyo esto es un caldo de cultivo a que otros se animen y hagan lo mismo. Sin embargo si desde la red se obtuviese una respuesta en donde se hiciese burla, desdeño, menosprecio, indiferencia y vilipendio ya no habría tantos "followers". Atáquese a los que lo hacen de forma cruel y evitarán que unos lo repitan y que otros lo intenten.