+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Casado acusa a Pedro Sánchez de negociar la sedición

Mantiene que si el PSOE gobierna el país estará en manos de Torra y Puigdemont. El líder popular reclama el voto para evitar la ruptura de España

 

EFE
26/04/2019

El líder del PP, Pablo Casado, instó ayer a votar a su partido para acabar con Pedro Sánchez y «sus secuaces», un Gobierno que, según dijo, «está negociando la sedición, la independencia y la autodeterminación» de una parte del territorio «a espaldas de la soberanía nacional». En un mitin en el Jardín del Malecón de Murcia, ante unas 4.000 personas, según la organización, dijo que no estamos en la época del Cantón de Cartagena y no se puede permitir que los independentistas catalanes puedan promover la separación con la «complicidad» de Sánchez.

Al presidente del Gobierno y candidato a la reelección le advirtió que le quedan «dos días» para estar en la Moncloa, así que puede «hacer las maletas y empaquetar el colchón» porque el PP está convencido de que va a ganar las elecciones y volverá «la dignidad y el aplomo» frente a quienes «quieren romper España».

En el día en el que el PP recurrió ante la Junta Electoral la candidatura de JxCat a las elecciones europeas, encabezada por Carles Puigdemont, por tratarse de un prófugo, también le lanzó una advertencia al expresidente catalán, a quien le dijo que no puede ser candidato porque no es residente en España.

«Que se quede en Waterloo o venga ya a comparecer ante el juez», le reclamó, además de asegurar que el PP, si llega al Gobierno, va a «poner orden» en Cataluña y, aparte de no dejar que Puigdemont se presente a las elecciones, tampoco permitirá que los políticos presos den ruedas de prensa desde la cárcel.

También se refirió al fichaje de Leopoldo López, padre del «héroe» opositor venezolano «encarcelado por Maduro», quien representa «el legado de unos héroes que han estado muriendo en las calles de Caracas», aseguró.

Definió a López como un «gran hombre» que va a ayudar al PP para ganar la lucha por una España y una Venezuela en libertad y para decir ante la UE que Maduro «tiene que caer» y Sánchez no puede «ir a visitar dictadores a Cuba y no renegar del reconocimiento de Guaidó».

El líder de los populares insistió en pedir el voto unido en torno a su partido y advirtió que si se divide para otros partidos, como Ciudadanos y Vox, pensando que después van a pactar se le puede acabar dando el Gobierno «en bandeja» a Sánchez y a Torra y Puigdemont.

Casado siguió en su línea de estos días de no entrar al enfrentamiento directo con Ciudadanos, sus posibles socios de Gobierno, tras el fichaje que este partido hizo del expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido.

Fue el secretario general del PP y candidato por Murcia, Teodoro García Egea, quien se encargó de cargar contra el partido de Albert Rivera por este y otros fichajes, al recomendar echar «el plástico al contenedor amarillo y el político sin principios al contenedor naranja».

García Egea criticó las listas elaboradas por Ciudadanos y aseguró que nunca le compraría un coche de segunda mano al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, porque «en el catálogo aparecería con 200 caballos, nuevo, de cero kilómetros y cuando llega estaría abollado con 200.000 kilómetros y sin la ITV pasada».

Antes de este acto, Casado realizó un recorrido por las casetas de las peñas de la Feria de la Primavera. Un paseo en el que se hizo muchos selfis con simpatizantes, asistió a representaciones de folklore popular e incluso probó los paparajotes, un postre típico murciano hecho con una hoja de limonero dentro.