+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La DGA gasta 1,2 millones de € en la externalización de pruebas PCR

Se han derivado ya 20.000 muestras al producirse averías «sobrevenidas» // El Ejecutivo ha firmado un contrato de emergencia con dos empresas para los próximos cinco meses

 

Una sanitaria en el departamento de Microbiología del Servet. - JAIME GALINDO

ANA LAHOZ
25/09/2020

El Gobierno de Aragón ya ha gastado 1,2 millones de euros en externalizar el análisis de un total de 20.000 pruebas PCR que, ante la avería de algunos equipamientos en los hospitales Miguel Servet y Clínico, obligó al Ejecutivo autonómico a buscar alternativas en el sector privado este verano.

En concreto, hasta mediados de agosto se realizaron unas 18.000 pruebas en la empresa aragonesa World Pathol, con sede en el polígono Empresarium de Zaragoza, a razón de 60 euros por cada PCR. Esto supone algo más de un millón de euros de desembolso para la DGA. Mientras tanto, a Eurofins Megalab, cuya clínica está en el Paseo Sagasta de la capital, llegaron unas 2.000 muestras por un coste unitario de 65 euros. Es decir, un gasto de 130.000 euros para el Salud.

La cantidad podría ascender todavía más porque la DGA ha suscrito un contrato de emergencia con ambas compañías para los próximos cinco meses con el fin de anticiparse a la situación por si se produjeran «averías sobrevenidas y otras circunstancias y en aras de una rápida disponibilidad de resultados».

En detalle, el convenio conlleva la externalizado de un máximo de 100.000 pruebas PCR_(50.000 en cada una de las empresas) por los precios citados con anterioridad. Así se desprende de una respuesta parlamentaria de la consejera de Sanidad, Sira Repollés, a una pregunta del diputado de IU Álvaro Sanz sobre la capacidad para la realización de PCR en el sistema público.

La derivación hasta ahora ha sido «puntual», pero Repollés reconoce que cuando se produce una avería de un equipo de estas características «se genera un importante problema al tener que elegir entre demorar la respuesta hasta el momento en que el equipo vuelva a estar operativo, redirigir los flujos hacia otros equipos de menor capacidad, retrasando el proceso, o, llegado el caso, optar por la derivación a centros externos en aras de conseguir disponer de resultados de las PCR en el menor tiempo posible», añade.

Servet y Clínico / Los fallos ocurridos se han producido en los laboratorio del Servet y del Clínico y en ambos centros «se están incorporando nuevos equipos» que permitirán aumentar la capacidad de respuesta con medios propios. Uno de ellos es el Cobas 6800, que llegó en abril al Servet. «Se trata de un aparato de alta tecnología y gran capacidad capaz de realizar en óptimas condiciones unas 1.200 determinaciones diarias», según Repollés.

Por otro lado, la opción de contar con laboratorios de centros de investigación que disponen de equipamiento para la realización de PCR existe, pero su utilización requiere de autorizaciones que no son inmediatas. «Estos no tienen la condición de centros sanitarios y, por ello, no están incorporados a la base de datos del registro», añade la consejera. La autorización de cualquier centro de Aragón pasa por la solicitud de su acreditación al Departamento de Sanidad, siendo competencia de la Dirección General de Asistencia Sanitaria.

Posibilidad de más personal / Actualmente, todos los sectores sanitarios de Aragón están realizando pruebas PCR a través de los laboratorios de Microbiología de los diferentes hospitales: Servet, Clínico, Royo Villanova, Ernest Lluch (Calatayud), San Jorge (Huesca), Barbastro, Obipos Polanco (Teruel) y Alcañiz. Su capacidad actual está en el entorno de las 4000 pruebas diarias.

En cuanto al personal que trabaja en el análisis de estas pruebas, su actividad y el número de efectivos se ha ido modificando «en función de las necesidades de cada sector», según la respuesta de Repollés, de manera que de forma generalizada «con los turnos establecidos actualmente se puede ofrecer una respuesta adecuada», según esgrimió la consejera. Aunque añade: «Esta estructura de personal es susceptible de modificarse al alza en caso de ser preciso".