+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALANCE DEL PASADO EJERCICIO

Figueruelas fue la planta que más creció en el 2018

Cerró el año como la segunda con mayor producción, solo por detrás de Seat. La factoría produjo 43.000 unidades más respecto al 2007 y realizó 800 contratos

 

Figueruelas fue la planta que más creció en el 2018 - EL PERIÓDICO

R. B. L.
27/01/2019

Faltan solo unos días para que se cumpla un año de la firma del nuevo convenio que paralizó por unos días a Opel España y al resto de Aragón. El 30 de enero del 2018 la mayoría de la plantilla dio el visto bueno a un pacto con la empresa en el que se prometía más producción a cambio de ajustes laborales. Casi 365 días después parece que las promesas se han cumplido.

Figueruelas cerró el 2018 como la segunda factoría con mayor volumen de producción (447.517 unidades), lo que supone un 17% más respecto a los 404.000 del 2017 (ver gráfico). Solo Seat en Martorell (Barcelona) superó esa cifra, con 473.000 unidades (ver gráfico). La fábrica aragonesa fue la que más creció en el 2018, por delante del resto de grandes fabricantes, que comienzan a acusar los efectos del brexit, los sobresaltos del diésel y la desaceleración de la economía europea.

Opel España, obviamente, no está ajena a esta coyuntura, pero sus expectativas son, a priori, halagüeñas. En el 2019 confía en alcanzar la máxima capacidad de producción, unas 475.000 unidades, gracias a la llegada del Corsa de tres puertas procedente de Eisenach (Alemania) y al nuevo Corsa eléctrico, que saldrá al mercado a finales de este año.

Por lo pronto, el compromiso del grupo PSA con la factoría aragonesa se ha traducido en la contratación de unas 800 personas en el 2018 (2.000 desde el 2015) y hasta este mes de enero, apunta desde Opel España. Este hecho lo atribuyen a la «confianza de PSA», a los mecanismos de «flexibilidad» de que dispone la factoría y a la buena marcha de los modelos asignados a Figueruelas. No se trata de empleo neto, ya que también se han producido salidas de trabajadores y ha estado funcionando el contrato de relevo, pero el saldo es positivo en unas 200 o 250 personas, según apuntan fuentes sindicales.

Sea como fuere, lo cierto es que la planta aragonesa afronta el año con confianza, una situación que contrasta, por ejemplo, con la de Ford en Valencia, que ha anunciado entre 12.000 y 16.000 despidos en toda Europa. «Existe incertidumbre por los planes de Ford sobre los modelos SUV», apunta el responsable del sector del automóvil de CCOO a nivel federal, Jaime Ferreiro.

Otra de las factorías que están atravesando apuros es Nissan en Barcelona, donde se prevé un recorte de la producción. En estos momentos está al 40% de su capacidad productiva. Los ERE y otras medidas de ajuste se han sucedido durante los últimos meses también en otras factorías localizadas en España como la de PSA en Vigo, Mercedes o Renault e Iveco, entre otras.

Opel España afrontó en el 2018 algún paro productivo por la falta de piezaas procedente de uno de sus proveedores. Pero fue algo puntual. «Es una factoría que está muy bien colocada, ya que cuenta con buen producto y lanzará próximamente el Corsa eléctrico», sostiene Ferreiro.