+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HISTORIAL DE CONFLICTOS

Gobiernos contra natura

PSOE y PAR optan preferentemente por un Ciudadanos con el que mantienen profundas diferencias programáticas e ideológicas, que por otro lado dificultarían muchas variantes de gobernabilidad

 

Arturo Aliaga y Daniel Pérez Calvo, en un tenso momento del debate electoral de EL PERIÓDICO. - ÁNGEL DE CASTRO

F. M. H. / D. CH. / A. I.
08/06/2019

«A veces en el debate parlamentario se trata de exacerbar las diferencias entre los grupos políticos, cuando las coincidencias son mayores de lo que transmitimos». Así se expresaba ayer el secretario general del PSOE, Javier Lambán, al valorar su pacto con el PAR y la posible entrada de nuevos socios, como Ciudadanos.

En el fondo el argumento no dista tanto del que sostenía Vox cuando el jueves animaba al PAR, y de paso al PP y Cs, a sentarse a negociar con ellos centrándose en lo que tienen en común, pues cuestiones como el autonomismo o la violencia machista se podían apañar «con cuestiones de gramática y redacción», señalaban en la formación ultraderechista.

La política, «el arte de llegar a acuerdos», que decía José Ángel Biel (quien ha tenido bastante que ver en este reencuentro entre el PSOE y el PAR), puede servir para soterrar profundos conflictos entre potenciales socios del siguiente Gobierno, que han aflorado con claridad en los últimos cuatro años. Comenzando con los propios impulsores de esta alianza PSOE-PAR, que se las tuvieron tiesas a comienzos de la anterior legislatura cuando los segundos acosaron a los de Lambán de haber colado la ley de lenguas camuflada en la ley de acompañamiento a los presupuestos.

El nuevo rumbo «aragonesista», que contempla incluso entre sus planes el propio presidente de CHA, sería el que impregnó Arturo Aliaga en su fotografía en la plaza de Colón con Santiago Abascal, Albert Rivera y Pablo Casado. Hoy, Aliaga, es el socio que ansía el PSOE de Lambán. Además de esa foto de Colón, el PAR y el PSOE han mantenido encontronazos por la concertada en la pasada legislatura, aunque bien es cierto que ambos fueron los que en la época de Marcelino Iglesias impulsaron ese apoyo a la escuela privada a través de fondos públicos.

Un encaje complejo tendría un Gobierno de PSOE y PAR con CHA, o así debería ser si se atiende a los antecedentes, en cuestiones en las que los dos primeros mantienen discrepancias severas como es en el caso de la ampliación de las pistas de esquí, o la política hidráulica de los grandes embalses.

Si los ahora flamantes íntimos socios PSOE-PAR han tenido sus desavenencias, no han faltado tampoco con quien pretenden que sea el tercero, Ciudadanos. Comenzando con el trasvasismo y el centralismo de la formación naranja que, sin pretender igualarles con Vox, es un obstáculo insalvable para negociar con estos pero no tanto con los de Albert Rivera.

El PAR ha mantenido agrios enfrentamientos dialécticos con Cs a cuenta de su aversión por las comarcas, que no dejan de considerar «chiringuitos» diseñados para colocar al personal «a dedo». El último rifirrafe por este motivo lo protagonizaron los propios líderes, Arturo Aliaga y Daniel Pérez Calvo, en el debate electoral organizado por EL PERIÓDICO. También es cierto que el propio PSOE tenía la declarada intención, a comienzo de la legislatura, de reformar, cuanto menos, la estructura de estas entidades. Pero en cualquier caso, es otro escollo que ya no parece insalvable. Incluso, cuando la moderadora insinuó que se daba por hecho un pacto entre PSOE y PAR, el silencio risueño de ambos ya permitía intuir entre los suspicaces que algo podría haber.

Tampoco lo parece el hecho de que socialistas y liberales puedan encontrar puntos en común en materia fiscal y en el modelo de servicios públicos. En esto el PSOE ya hizo un guiño, continuamente reprochado por Podemos e IU, al rebajar el impuesto de sucesiones, por más que la excusa fuese igualarlo al del resto de comunidades autónomas. Y también de CHA, que entonces era miembro del Gobierno y que votó en contra del pacto alcanzado entre el PSOE con los partidos de la derecha.

La solución a esta aparente diferencia insalvable puede pasar por rebajar los impuestos autonómicos y pedir más dinero al Gobierno central a cuenta de la reforma de la financiación autonómica, y que Moncloa cargue con el problema. También queda por desarrollar la financiación bilateral del Estatuto de Autonomía.

Aunque, al final, bajo la literatura que se le añada al acuerdo que finalmente se alcance subyace un simple reparto de poder, de consejerías y direcciones generales, de comarcas, de puestos en la Mesa, de hipotéticos senadores autonómicos y de nóminas de asesores.

   
5 Comentarios
05

Por joaquin til ain 19:05 - 08.06.2019

N.1 "por campero ", participar con comentarios como el suyo, es poco menos que escupir al Cielo. Vd., no tiene ni idea de lo que escribe. Por favor, infórmese bien antes de opinar. Políticamente es buena jugada la protagonizada por Psoe y Par. Retratan a otros partidos y, ponen en un brete a Cha.

04

Por Rioara 18:20 - 08.06.2019

Ánimo Aliaga,en esta tierra también tene Derecho a tener una fuerza política propia,que no dependa de Madrid,un Par fuerte como en los años 90, y ahora a influir y decidir desde el Parlamento.

03

Por cadiera 11:19 - 08.06.2019

Este señor, que comenta con el número uno, no sé si es nacido en Aragón aunque tiene toda la pinta de que no. Lo que es probable es que es de Vox o PP, o de ambos. Pero a los nacidos en Aragón se nos llama desde tiempo inmemorial aragoneses. Baturricos que utiliza él despectivamente se refiere a los nacidos en Huesca.

02

Por cadiera 11:15 - 08.06.2019

Antes de pactar con Ciudadanos, pregunten al señor Pérez (C's) que piensa sobre estos temas baladís tan importantes para Aragón: Trasvase del Ebro, fabla aragonesa, comunicaciones transfronterizas por Aragón (TCP) y Derechos históricos de Aragón que son, como poco, tan arraigados históricamente como puedan ser los vascos o catalanes. Si piensan como yo creo que piensan, lo mismo que el PP, pactar con ellos no es demasiado gratificante.

01

Por campero 8:46 - 08.06.2019

no sé yo qué partido es más ultra, porque el par, nacido de los curas es lo más reaccionario y boinarosca que uno pueda imaginar... sus viejas glorias, todos altos cargos franquistas, pero a eso no echa pestes el sr Lambán, con tal de tocar poder, se blanquea todo... Es la tumba del par si pacta con el ejeano... a ver si lo hacen, y estos baturricos desaparecen ya de por vida.