+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

José Luis Rodríguez Zapatero PROXIMO PRESIDENTE DEL GOBIERNO : "Quiero avanzar con el PP en la estructuración del Estado"

 

El reflejo Zapatero en su despacho. - Foto:AGUSTIN CATALAN

ANTONIO FRANCO CARLOS PASTOR ENRIC HERNANDEZ MADRIDANTONIO FRANCO CARLOS PASTOR ENRIC HERNANDEZ MADRID 04/04/2004

NACIDO EN 88 VALLADOLID, 1960

FAMILIA 88 CASADO CON SONSOLES ESPINOSA, CON LA QUE TIENE DOS HIJAS

FORMACION 88 LICENCIADO EN DERECHO

CARGO 88 SECRETARIO GENERAL DEL PSOE DESDE EL 2000. EN DOS SEMANAS SE CONVERTIRA EN EL NUEVO PRESIDENTE DEL GOBIERNO

--El PP vincula el triunfo del PSOE a la matanza del 11-M, y hasta se habla de claudicación ante el terrorismo. ¿Hay un intento de deslegitimar el resultado electoral?

--En democracia los votos se cuentan, no se interpretan. Eso lo debe saber todo buen demócrata, y aún más los responsables políticos. Es un error decir que el voto de un ciudadano libre puede estar mediatizado o manipulado. Quien ha cometido ese error deberá rectificar, porque sólo le conduce a la melancolía y a retrasar la reflexión autocrítica. En democracia, quien gana debe gobernar para todos y saber que el éxito no es suyo, sino del conjunto de los ciudadanos. Y quien pierde debe hacer una reflexión autocrítica y serena, analizar por qué ha sido derrotado.

--¿Teme que el PP intente resucitar las etapas de la crispación?

--El PP ha pasado de 183 a 148 diputados, ha salido del poder después de ocho años, y para encajar esta situación necesitará un tiempo. La sociedad no quiere crispación, sino tranquilidad, buenas formas democráticas, diálogo y convivencia. Ese es un mandato electoral que tengo muy claro, que está en cada voto que recibió el PSOE.

--¿Está satisfecho de cómo se está desarrollando el traspaso de poderes con el Gobierno del PP?

--En 25 años de democracia ha habido dos traspasos de poderes, y éste es el tercero. Al repasar estos días lo que fue su llegada a la Moncloa, Felipe González me cuenta que para explicarle los temas allí había cuatro o cinco asesores, esos a los que llaman fontaneros. Ahora hay gabinetes de 200 o 300 personas. Creo que el proceso de traspaso de poderes es demasiado largo y que el próximo tendría que ser mejor. Habrá que acortar por ley el periodo que media entre las elecciones y la toma de posesión, y tampoco creo que el Parlamento deba cerrar tantos meses por vacaciones.

--¿La transparencia sobre la composición de su Gobierno y el pacto global sobre las mesas de Congreso y Senado son sólo gestos o la esencia de su modo de gobernar?

--Para mí el nuevo talante es la esencia del proyecto, lo que quiero hacer al frente del Gobierno. No es un adjetivo, un acento ni un matiz. Estas elecciones han expresado sobre todo la demanda ciudadana de recuperar la cercanía a la vida pública. Se reclaman mejores formas democráticas, un talante permanente de diálogo, un Gobierno que escuche y coopere mucho con los partidos, las autonomías y el tejido social.

--¿El Gobierno del PSOE buscará alianzas estables o las alternará?

--Vamos a tener una actitud abierta. No puedo ocultar que con IU, dada su actitud, tendremos una relación muy fluida, pero queremos tenerla con todos en general. Cuando el PP y el PSOE debaten no encarnan sólo ideologías o siglas distintas, representan a mucha gente, y a veces eso se olvida. Llevaremos a cabo nuestra tarea de Gobierno con capacidad de diálogo continua y permanente en todos los temas. Tengo la convicción de que nuestro programa de Gobierno puede contar con un amplio respaldo en el Parlamento.

--¿Cuál será su primera preocupación como jefe del Ejecutivo?

--Como tarea de Gobierno, la primera será la lucha antiterrorista, garantizar más seguridad en nuestro país. Y la segunda, la estrategia internacional contra el terrorismo.

--¿Y la estructuración del Estado?

--La primera obligación de un presidente es cohesionar el país. Vamos a vivir una etapa de más estabilidad territorial y más cohesión. Veo a España como un proyecto común, pero no pretendo imponer esa visión, sino dialogar y compartir tareas colectivas. La Constitución permite el diálogo entre el centro y los poderes territoriales, y hay que gobernar contando con las autonomías. Quiero unir España integrando, no imponiendo. Respetando la diversidad, no poniéndole fronteras. Vamos a recuperar el clima de tranquilidad, de debate democrático, sano y sereno sobre la reforma de los estatutos. Buscaremos el máximo consenso y una mayor estabilidad.

--¿Qué plazo se da para impulsar la reforma constitucional del Senado?

Pasa a la página siguiente

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla