+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAGICO SUCESO EN ZARAGOZA

Un joven de 18 años muere en un brutal accidente en el Camino de las Torres

  •  Tras cruzarse, el turismo volcó y arrancó cuatro árboles encima de la acera antes de detenerse


  •  L
  •  

    El vehículo derribó hasta cuatro árboles antes de detenerse. - Foto:JESUS CISNEROS

    G. M. A.G. M. A. 16/05/2005

    Un joven de sólo 18 años perdió la vida en la madrugada de ayer en un terrible accidente de tráfico ocurrido en el Camino de las Torres de Zaragoza. Además del fallecido, que conducía un Opel Astra GTI matrícula B-9135-OH y cuya identidad es Juan Quero Guillén, el copiloto del vehículo resultó herido grave.

    El trágico suceso se produjo a la una menos cuarto en dirección al centro de la ciudad, poco antes de llegar a la gasolinera ubicada a escasos metros del centro deportivo Alberto Maestro. Fuentes de la Policía Local explicaron a este periódico que, al parecer, el turismo se cruzó en un tramo con una ligera curva y salió despedido hacia la acera. Entonces derribó lateralmente hasta cuatro árboles y volcó en varias ocasiones antes de detenerse y quedarse suspendido sobre una valla.

    El lado del conductor sufrió todos los golpes y, fruto de las colisiones, Juan Quero Guillén, vecino del barrio zaragozano de La Almozara y que había obtenido el carnet de conducir el pasado 31 de enero, murió en el acto. A su vez, el ocupante del turismo, Oscar Mérida Franco, de 28 años, se fracturó varias costillas y sufrió traumatismos craneoencefálico y abdominal, entre otras heridas. Según los primeros indicios, la Policía Local estima que el vehículo podía circular en esos momentos a una velocidad de entre 130 y 150 kilómetros por hora, aunque el atestado aún no se ha concluido. Al menos un testigo aseguró que el coche iba demasiado rápido.

    El impacto fue tan brutal que los efectivos del Cuerpo de Bomberos que se desplazaron junto a los agentes de la Policía Local tuvieron que emplear cizallas para poder sacar el cadáver del joven y a su compañero, que se encontraba consciente en el momento en el que actuaron los sanitarios. A fin de evitar riesgos para Mérida Franco, los bomberos le inmovilizaron el cuello y la columna vertebral con una célula espinal y lo entubaron antes de llevarlo en una UVI móvil al hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde permanece ingresado. Por su parte, el cuerpo sin vida de Juan Quero Guillén fue trasladado por miembros de la Hermandad de la Sangre de Cristo al Instituto Anatómico Forense de la capital aragonesa.

    AMIGOS EN EL LUGAR Hasta el lugar del siniestro acudieron el tío de la víctima mortal y varios amigos que viajaban en distintos coches junto al turismo siniestrado. Durante algunos minutos se vivieron escenas de gran tensión y nervios, aunque no fue necesario prestar atención psicológica a ninguno de los presentes. Según algunos de los testimonios recogidos, el joven se dirigía a una cita con unos amigos y llegaba con retraso. El funeral se celebra hoy, a las 11.20 horas, en la capilla número 1 del complejo funerario de Torrero de Zaragoza.

    El de ayer fue el segundo fallecido del fin de semana, después de que una mujer de 65 años muriera el pasado sábado tras ser atropellada en por un autobús de TUZSA en la avenida Miguel Servet.