+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

radiografía del sector

La Navidad sin nieve afecta a dos tercios de las estaciones de España

Las precipitaciones brillan por su ausencia durante diciembre en el conjunto del país. Los centros trabajan a destajo para abrir el mayor número de pistas y remontes

 

Las montañas del Pirineo presentan un paisaje más propio de octubre que de diciembre. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
26/12/2018

Practicar esquí esta Navidad está siendo una misión complicada en toda España, donde la mayor parte de los centros invernales permanecen cerrados o están parcialmente abiertos con un número de kilómetros esquiables escaso a estas alturas de la temporada. Hasta ayer, tan solo estaban en servicio 11 de los 35 complejos de esquí alpinio que hay repartidos por el Pirineo aragonés y catalán, la cordillera catábrica, los sistemas Central, Ibérico y el Penibético. En total, la oferta ronda los 363 kilómetros de pistas, unos cien más que hace una semana.

Estas cifras se irán engrosando, previsiblemente, los próximos días con la apertura de nuevas instalaciones, como es el caso de Formigal, Astún y Valdelinares en la comunidad aragonesa. Las estaciones trabajan estos días a destajo para abrir el mayor número de pistas y remontes, pero no resulta fácil porque las precipitaciones han brillado por su ausencia en el mes de diciembre.

En concreto, en los últimos días han estado abiertas las estaciones de Baqueira Beret, Boi Taüll Resort, Espot, La Molina, Masella, Port Ainé, Vall de Núria y Vallter 2000 en el Pirineo catalán; Cerler en Aragón; Madrid SnowZone en el sistema Central; Sierra Nevada en el sistema Penibético,

Esta última es la que presenta una mejor situación al tener disponibles 67,6 kilómetros en 82 pistas y 17 remontes, con un espesor de hasta metro y medio de nieve en polvo-dura.

LLANOS DEL HOSPITAL 

La estación oscense de Cerler se sitúa en la segunda posición, con 14 remontes y 39 pistas que suman 42 kilómetros esquiables. El espesor de nieve llega hasta el metro en estado polvo. En el valle de Benasque cuenta además para la práctica del esquí nórdico con Llanos del Hospital, donde se puede esquiar a lo largo de 7,5 kilómetros en una de sus pistas, con nieve en estado polvo.

El Pirineo catalán tiene abiertas todas sus pistas menos Tavascán. Masella alcanza los 42 kilómetros esquiables en 36 pistas y 14 remontes, con hasta 65 centímetros de nieve en polvo y, además, están trabajando para abrir más pistas. Baqueira Beret cuenta con 65 pistas y 29 remontes que suman 96 kilómetros esquiables de nieve polvo, mientras que el Boi Taüll se pueden recorrer 32 kilómetros de nieve polvo en 32 pistas y once remontes. Espot, con 13 pistas abiertas, presentará un grosor de entre 20 y 50 centímetros de polvo-dura en 15,7 kilómetros y en La Molina las pistas abiertas serán doce, que suman en total 15 kilómetros de nieve polvo, mientras que en Port Ainé hay 17 pistas, 17,1 kilómetros y un espesor de 50 centímetros en estado de polvo. Valter 2000 tiene abiertas siete de sus pistas con 10,5 kilómetros esquiables y Masella tendrá disponibles 42 kilómetros esquiables en 36 pistas.

En Madrid SnowZone se puede esquiar por los 2,2 kilómetros que conforman sus dos pistas y los cuatro remontes, con un espesor de 30 centímetros de nieve en polvo.

La primera parte de las fiestas navideñas está siendo atípica, sin nada de nieve y con temperaturas muy suaves y agradables, que favorecen máximas entre los 18 y 19 grados en numerosos puntos del país, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El fenómeno meteorológico más adverso en los próximos días será la formación de extensos bancos de niebla, probablemente acompañados de cencellada.